Si te gusta, compártelo

Por Luis Murillo Arias  y Daniel Riobóo Buezo 

Como tópicamente se dice, aunque en este caso tiene todo el sentido, el Mundial de Motociclismo calienta motores de cara a su estreno este fin de semana en Qatar y, como siempre, el foco de las miradas estará puesto en la categoría reina, Moto GP. En el recuerdo, la última temporada con un nuevo título, el tercero, de Marc Márquez demostrando su madurez y paciencia para llevarse el campeonato con “sólo” cinco victorias bien complementadas con 12 podios y 7 poles. Así, este año hay más expectación que nunca ya que un nuevo favorito se une a la terna, o incluso al cuarteto dominador en los últimos años. Por eso, queremos hablar de cinco favoritos.

El mundial 2016, cinco pilotos para un trono

La máxima categoría, MotoGP, es la que menos bien se les había dado históricamente a los españoles pues tenemos “sólo” tres campeones: Jorge Lorenzo en 2010, 2012 y 2015,  Marc Márquez en 2013, 2014 y 2016 y Alex Crivillé en 1999, lo que indica el dominio de los pilotos españoles en los últimos años con seis títulos en siete cursos. Quién nos iba a decir hace sólo unos años que dentro de los cuatro o cinco máximos favoritos para ganar el Mundial de esta cilindrada iba a haber tres o cuatro españoles durante tantas temporadas consecutivas. Es decir, salvo sorpresa mayúscula, hay un 80% de posibilidades de que el próximo campeón del mundo vuelva a ser español en 2017. Y sí, lo habéis adivinado, los nombres son los del chico de oro Marc MárquezJorge Lorenzo, Dani Pedrosa, el advenedizo Maverick Viñales y el incombustible Valentino Rossi.

Este año el mundial de moto GP suma a Viñales a sus favoritos.

Entre los cinco suman 23 títulos mundiales a sus espaldas. El más prolífico es, obviamente, el italiano (también es el más veterano con 38 años), que posee nueve: siete conseguidos entre Moto GP y 500 c.c., uno de 250 c.c. y otro de 125 c.c. Le siguen en el palmarés Jorge Lorenzo y Marc Márquez. Mientras el balear acumula tres títulos en Moto GP y dos en 250 c.c. el joven talento catalán suma tres títulos de la máxima categoría, uno de Moto 2 y el de 125 c.c. de su debut en el circuito mundial. Tras ellos, el catalán Dani Pedrosa, triunfador dos veces en 250 c.c. y una en 125 c.c. aunque ya hace doce años de su último mundial. Y, por último, el más joven, Maverick Viñales, con su título de Moto 3 en 2013.

El pilotaje total de Marc Márquez

A sus 24 años su mejor arma ya no sólo es su juventud y valentía ya que Márquez, aún siendo todavía muy joven, ya posee la veteranía suficiente para no precipitarse y sabe controlar mejor cuando debe arriesgar un poco menos pensando no sólo en una carrera concreta sino en el propio campeonato, algo que demostró sobradamente en 2016 sabiendo dosificar su ventaja en la clasificación en los últimos grandes premios. El de Cervera tiene cinco mundiales en su haber, pero podrían haber sido seis (en nueve cursos mundialistas) si en su primera temporada en Moto 2 no se hubiera encontrado frente a frente con la oscuridad. Estuvo a punto de quedarse ciego y no poder volver a competir. Era el máximo favorito a ganar aquel título de 2011, pero la gloria tuvo que esperar a 2012 si bien esa experiencia personal fue un gran aprendizaje para el futuro. Habiendo agotado ya todos los registros de precocidad y de victorias consecutivas, Márquez quiere repetir su sufrido título de 2016 para demostrar que es el más fuerte de la categoría y que podrá algún día igualar o superar los 7 títulos de Valentino Rossi y los 8 de Giacomo Agostini. Para ello confía en que su Honda pueda volver a ser tan competitiva como en 2016 si bien los entrenamientos previos al mundial dan cierta ventaja a la Yamaha de Viñales.

La incombustibilidad de Valentino Rossi

Como dirían los rumberos, no estaba muerto, estaba de parranda. Tras abandonar Ducati Il Dotore regresó en 2013 a unas de las escuderías que más alegrías le dio, Yamaha, y con este cambio parece haber resucitado. Tras una primera temporada irregular, en 2014 Rossi volvió a vencer en dos grandes premios y a sumar hasta 13 podios para finalmente conseguir el subcampeonato. En 2015 fue todavía más lejos para conseguir vencer en cuatro grandes premios, sumar 15 podios y quedarse a tan sólo cinco puntos de conseguir el mundial, en gran medida por la sanción tras la patada a Marc Márquez que le hizo perder tres puntos y salir el último en el gran premio de Valencia donde su gran remontada hasta el cuarto puesto no le permitió lograr el título. En 2016 Rossi volvió a ser muy regular para obtener de nuevo el subcampeonato tras lograr dos grandes premios y otros ocho podios. El de Urbino tiene 38 años, lleva 20 en la élite y sigue sonriendo y bromeando como siempre. Y, por supuesto, nadie debería darlo por acabado. Pese a sus discretos entrenamientos en pretemporada, sus nueve títulos y su enorme experiencia son su gran aval y aunque ya no volverá a dominar la categoría como en sus mejores años, a buen seguro va a intentar disputar de nuevo el título hasta el final.

Valentino es una leyenda que todavía sueña con volver a ser campeón de nuevo.
Valentino es una leyenda que todavía sueña con volver a ser campeón de nuevo.

La madurez de Jorge Lorenzo

El triple campeón del Mundo de Moto GP aspira a competir de nuevo por el título para despejar las dudas sobre si su fichaje por Ducati le permitirá tener serias opciones al título. Si cuando llegó a Moto GP, hace ya nueve años, su gran arma era su desparpajo, arrojo y valentía, lo que en ocasiones se le volvía en contra en forma de caídas, desde hace tiempo podemos hablar de un piloto hecho y derecho. Lorenzo es consciente de cómo utilizar la estrategia en todo momento y cuando la carrera pide un pilotaje inteligente no se lanza a lo loco a conseguir la victoria a toda costa si eso supone el riesgo de perder el todo por la parte. Por otro lado, como hombre parece haber madurado. Lejos quedan ya las salidas de tono, las declaraciones prepotentes y las ridículas disputas con Dani Pedrosa. Además los últimos años Lorenzo está cuidando especialmente otro aspecto importante, el peso, y gracias a una cuidada alimentación, se presenta como un candidato que nunca conviene descartar. El programa de “Informe Robinson” dedicado a él nos muestra perfectamente a Jorge Lorenzo en plena madurez personal y profesional.

El empuje de Maverick Viñales

Maverick Viñales no tiene un nombre corriente en España. Fue idea de su padre Ángel que decidió inspirarse en el personaje que interpreta Tom Cruiste en la película ‘Top Gun’. Fue premonitorio ya que su hijo se convirtió en piloto, si bien de motos en lugar de aviones.  Casi fue una premonición porque su hijo acabó siendo piloto aunque de motos y no de aviones. Y además uno de los mejores como apuntó en Suzuki y ahora espera confirmar. La llegada de Maverick Viñales a Yamaha para sustituir a Jorge Lorenzo ha introducido un nuevo aspirante al Mundial. El gerundense ya consiguió en la última temporada su primera victoria en Moto GP en el Gran Premio de Gran Bretaña y logró otros tres podios para concluir el campeonato en cuarta posición tras Márquez, Rossi y Lorenzo. A sus 22 años, Viñales ya parece en disposición de soñar con pelear por el título en la categoría reina, algo que en los test de pretemporada ha advertido, ya que ha sido el más regular en las pruebas de invierno. Los expertos y las casas de apuestas le sitúan como favorito junto a Marc Márquez si bien habrá que ver si confirma en los grandes premios lo apuntado en los entrenamientos y si es capaz de aguantar la presión que implica luchar por un campeonato con las grandes leyendas de la categoría.

El fichaje de Maverick Viñales por Yamaha le sitúa entre los aspirantes al título de MotoGP.

La experiencia de Pedrosa

Dani Pedrosa se presentó en Moto GP muy joven, viniendo de ganar tres mundiales consecutivos en las categorías inferiores. Aunque calidad tenía, dar el salto a la máxima cilindrada supone un gran cambio y, pese a que ya lleva varios años instaurado en ella y ha conseguido tres subcampeonatos, parece que luchar por el título le queda este año un poco lejos. En su caso, Pedrosa pecaba de lo contrario de lo que se le acusaba a Lorenzo: excesivo conservadurismo. Si bien las últimas temporadas se ha mostrado más agresivo en las carreras en las que tenía que serlo, sus resultados siguen una evolución descendente por lo que este año puede marcar hacia dónde va realmente la carrera de Dani. Para la esperanza de Pedrosa, la mejora en el motor de su Honda y en los neumáticos que le han permitido obtener muy buenos resultados en los test de pretemporada y la llegada de nuevos miembros a su equipo, entre ellos Sete Gibernau.

Tras un decepcionante 2014, Dani Pedrosa quiere aspirar al título en 2015.
Dani Pedrosa quiere volver a tener opciones de hacer algo grande sobre su Honda.

Dieciocho grandes premios nos esperan en una apasionante temporada que en España retransmitirá de nuevo Movistar+ y que nos hará de nuevo salivar con pasadas imposibles, apuradas de frenada al límite y esperemos que mucha igualdad entre los cinco grandes favoritos.

-El calendario del deporte en 2017

-De tal palo tal astilla, padres e hijos en el deporte profesional (I)

Dani Pedrosa y otros ilustres segundones del deporte

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido


Si te gusta, compártelo