Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

Tras conocer las películas más representativas sobre Hockey hielo, Bobsleigh y Curling, en esta segunda entrega vamos a conocer algunos de los títulos más conocidos sobre el Esquí, el Snowboard y el Patinaje. Dramas, comedias, documentales…cintas centradas en el lado más extremo de estos deportes o en la propia competición, aunque en ocasiones la utilizan como excusa argumental.

  • Esquí

El deporte rey de invierno de los Juegos Olímpicos de invierno hasta el aumento en popularidad de Hockey sobre hielo y Patinaje ha sido reflejado en unas cuantas películas aunque la mayoría comedias sin mayores pretensiones como las sagas de “Loca Academia de esquí”. Pero hay títulos que merecen un visionado, como “El descenso de la muerte” (Michael Ritchie, 1969) en la que David Chappellet, un atractivo y solitario esquiador interpretado por Robert Redford, pretende convertirse en campeón olímpico de descenso. En su camino a la gloria tiene que lidiar con las reticencias de su padre, de su entrenador (interpretado por Gene Hackman) y con la tensión de la gran competición. Individualista, mujeriego y temerario, Chappelet aprovecha la lesión de un compañero para conseguir ser convocado por Estados Unidos para los Juegos Olímpicos de 1968 en Grenoble en donde de nuevo chocará con su entrenador y con los compañeros del equipo olímpico. Se trata de una cinta de una gran factura y con una fotografía y con unas escenas deportivas muy conseguidas y que fue muy bien acogida tras su estreno por crítica y público. Es una película que escenifica el sacrificio y las renuncias que supone intentar llegar a la élite del deporte y la soledad que puede sufrir el deportista.

Mucho más reciente y en formato documental “All I can” (Eric Corsland y Dave Mossop, 2011) nos muestra las aventuras de un grupo de esquiadores extremos en los seis continentes a lo largo de dos años. Buscando siempre los mayores desafíos, se deslizan por las pendientes más vertiginosas de los parajes más inhóspitos demostrando su habilidad y tratando de mostrar un mensaje de concienciación sobre el cambio climático y la sostenibilidad. El documental es estéticamente impecable y muy recomendable para los amantes del deporte extremo sobre la nieve.

  •   Snowboard

“The art of flight” (Curt Morgan, 2011) es un documental de la factoría Red Bull grabado a lo largo de dos años y que nos muestra las hazañas de un grupo de riders capitaneado por Travis Rice y que les lleva de Alaska a la Patagonia chilena para surfear montañas solo accesibles por helicóptero. Se trata de una cinta que los amantes del snowboard disfrutarán ya que a la plasticidad de las imágenes se une la transmisión de la filosofía de estos locos por la tabla que han hecho del snowboard y del riesgo su modo de vida.

El cine británico también se ha ocupado del snowboard. “Chalet girl” (Phil Trail, 2011) es una comedia romántica en la que la televisiva Felicity Jones interpreta a Kim Matthews, una joven campeona de skate que, habiendo perdido a su madre en un accidente tiene que cuidar a un padre bastante inútil mientras se frustra trabajando en una hamburguesería. De repente, le surge la oportunidad trabajar en uno de los resorts más exclusivos de los Alpes austriacos y tras dejar a su padre comida congelada para varios meses decide probar suerte. Allí conoce el mundo del lujo y a su príncipe azul, el hijo de un rico magnate. Y también el Snowboard, al que decide aplicarse con dedicación. Se trata de una comedia ligera con momentos divertidos y  con escenas de la modalidad de slope muy logradas.

  • Patinaje artístico

 “Pasión por el triunfo”  (Paul Michael Glaser, 1992) es un clásico moderno sobre el patinaje artístico. Relata la historia de un jugador de hockey sobre hielo (Doug Dorsey) que tras un accidente debe abandonar este deporte. Mientras, Kate Moseley, una patinadora artística tan genial como temperamental, no termina de encontrar su pareja deportiva debido a su carácter volcánico. Su entrenador intenta convencer al ex jugador de hockey para que sea su pareja para los Juegos Olímpicos de 1992 aunque sus caracteres no encajan precisamente. La película tiene dos secuelas y como curiosidad destaca que su guionista es Tony Gilroy, un reputado director y guionista en la actualidad (director de Michael Clayton o la saga del agente Bourne) y que con esta historia se estrenó como guionista de cine.

 

¿Quién dijo que el patinaje no puede utilizarse como base para una comedia? “Patinazo a la Gloria” (Blades of Glory, 2007) es una disparatada historia protagonizada por Will Ferrell y Jon Heder. Representan a Chazz Michael Michaels, un exitoso patinador adicto al sexo, y a Jimmy McElroy, un skater talentoso y afeminado y su rivalidad es tal que, tras pelearse en directo en mitad de los Juegos Olímpicos, son sancionados sin poder competir más. Tras tres años buscándose la vida sin demasiado éxito, un admirador de Jimmy le hace saber qué sólo les está prohibido competir individualmente por lo que deciden volver a la competición en la modalidad de parejas formando la primera pareja masculina de la historia del patinaje sobre hielo. Sus máximos rivales son una pareja que los ve como una seria amenaza a su reinado sobre el hielo y está dispuesta a todo por conseguir repetir el triunfo. Excesiva, hortera y por momentos absurda, es una parodia del deporte que busca hacernos pasar un buen rato sin más pretensiones. Como curiosidad, en la película hace un cameo Nancy Kerrigan, la mítica patinadora estadounidense que fue atacada por un hombre contratado por su rival de la época Tonya Harding en una historia muy cinematográfica. 

Los deportes de invierno en el cine (I)

-Los deportes de invierno y las disciplinas de los Juegos Olímpicos (I)

-Los deportes de invierno y las disciplinas de los Juegos Olímpicos (II)

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* indicates required


Si te gusta, compártelo