Si te gusta, compártelo

Por LUIS MURILLO ARIAS

Ya la incluimos en nuestro artículo sobre las diez mejores rutas senderistas de España, pero por su belleza y repercusión, la Ruta del Cares merece profundizar más en su trazado, su historia y, sobre todo, en algunos consejos prácticos para realizarla.

Esta ruta, cuya mayor dificultad no sea tanto su perfil, sino su longitud, une Poncebos (Asturias) con Caín (León) y es conocida como ‘La divina garganta’. Es una ruta de ida y vuelta, por lo que habrá que recorrer 12 kilómetros al ir y otros tantos al regreso por la preciosa garganta del río Cares.

Existen algunos datos que aseguran que no sólo se trata de la ruta senderista más transitada de los Picos de Europa, sino de España. Son 200.000 los senderistas que la visitan cada año. Por este motivo, es recomendable evitar hacerla en verano, sobre todo agosto, y dedicarle vuestro tiempo en primavera u otoño.

Fue una senda de uso pastoril hasta 1916, momento en que se empezó a delimitar un sendero para que los operarios de la compañía Electra de Viesgo pudieran controlar y vigilar el cauce del agua. Parte de este caudal se aprovechaba en la Central de Carmameña. Por aquel entonces se tardaba en realizar el recorrido entre los dos pueblos alrededor de siete horas.

Más adelante fue utilizada por agricultores y comerciantes para trasladar sus productos a los mercados de Cabrales hasta que en los años 50 se contruyó la actual ruta a base de picos y dinamitas. Una senda que ha sido mejorada en los últimos años para preservar la seguridad de los caminantes.

La Ruta del Cares está perfectamente señalizada y no es muy dura. (Foto: Rutadelcares.com)
La Ruta del Cares está perfectamente señalizada y no es muy dura. (Foto: Rutadelcares.com)

Opciones para hacer la Ruta del Cares

Dado que no es una ruta circular, sino que se inicia en un punto, Poncebos, y termina en otro, Caín, a 12 kilómetros de distancia, existen varias maneras de afrontar la excursión.

– Hacer la ruta de ida y vuelta, por lo que en total serán 24 kilómetros.

– Dividirse en dos grupos y que cada uno de ellos inicie la ruta desde uno de los puntos dejando los coches allí. Cuando se crucen por el camino, deberán intercambiar las llaves de los coches. De esta manera sólo recorrerán los 12 kilómetros.

– Contratar los servicios de una agencia, que os llevará al punto de salida y os recogerá en el punto de llegada.

La ruta, en realidad, es desde Posada del Valdeón hasta Poncebos y tiene 21 kilómetros, pero la mayoría de la gente la hace desde Caín, la versión corta.

Consejos para realizar la ruta del Cares

Madrugar. Como ya hemos dicho más arriba, es una ruta muy popular y a cierta hora será muy complicado encontrar aparcamiento.

Llevar calzado cómodo y apropiado. Aunque no es una ruta con una dificultad excesiva sí es larga y el terreno está lleno de gravilla.

No olvidar el chubasquero. No hay que olvidar que estáis en Asturias y en cualquier momento se puede poner a llover. Además, si eso ocurre, no hay ningún lugar en el que poder abandonar la ruta. Una vez metidos en faena hay que terminarla.

Crema solar, gorra y gafas de sol, ya que si os toca un día soleado apenas hay sombra durante el recorrido.

Ir provistos de bastante líquido porque no encontraréis agua potable por el camino. Mejor sin alcohol, por supuesto.

No olvidar la cámara de fotos, ya que sin duda tendréis las necesidad de inmortalizar ciertos momentos y vistas.

Llevar los perros atados. Estáis en un parque nacional, por lo que esta norma es obligatorio. Además, debido a lo peligroso del terreno no es recomendable dejarlo suelto.

Detalles del recorrido

Lo más duro del trayecto está en los 2,5 primeros kilómetros, ya que se trata de la subida hasta la montaña.

Una vez llegados arriba, encontraréis el camino tallado en la roca del canal. A partir de aquí, el desnivel será casi inexistente y transitaréis por un camino de 1,5 metros de ancho. Por supuesto, aquí hay que tener cuidado porque a un lado tenemos un muro y a otro un desfiladero sobre el río Cares como podéis ver en las imágenes. La caída sería de 800 metros.

Cuando la Ruta del Cares transcurre por el desfiladero hay que tener cuidado porque la caída sería de 800 metros. (Foto: Rutadelcares.com)
Cuando la Ruta del Cares transcurre por el desfiladero hay que tener cuidado porque la caída sería de 800 metros. (Foto: Rutadelcares.com)

Encontraréis varios puentes para cruzar a un lado y otro del río.

Más adelante llegaréis a unos túneles con ventanas labradas en la roca. Aquí sí que sería necesario llevar un bastón de montaña puesto que está oscuro y no sabréis dónde pisáis. Es probablemente la parte más estrecha del camino.

Después de los túneles llegaréis a la presa de Caín y comenzaréis a divisar el pueblo.

Ya no tenéis excusa para recorrer la Ruta del Cares, un auténtico ‘must’ del senderismo en España. Si queréis profunfizar y encontrar más información sobre la misma no dudéis en visitar rutadelcares.com, donde encontraréis todo lo que necesitéis para llevar a cabo el recorrido, así como excursiones, otras actividades y nuevas rutas.

Y, para terminar, os dejamos con un vídeo de la ruta con el que os podéis hacer una mejor idea de cómo será el recorrido.

– Las diez mejores rutas de senderismo de España

– Diez beneficios de practicar senderismo

– Consejos prácticos para hacer el camino de Santiago a pie

 

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido


Si te gusta, compártelo