Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

Un año más está a punto de terminar y en el esprint final del mismo no nos libramos de los resúmenes con lo mejor de 2013. El deporte no podía ser menos y nosotros tampoco aunque, en nuestro caso, vamos a intentar ofreceros unos vídeos diferentes pero siempre a la altura de las gestas que representan. Escoger lo mejor de un año es un ejercicio subjetivo y hay tantos deportes y gustos que nunca estaremos totalmente de acuerdo. Pero sí nos centramos en los deportes más universales y especialmente para el mundo hispanohablante probablemente no estemos muy alejados con nuestras elecciones de las vuestras.

El triplete más bávaro

Si hablamos de fútbol, en el deporte más universal ocurrió algo sorprendente. El Bayern de Múnich ganó todo lo habido y por haber (Liga de Campeones, Bundesliga y Copa alemana) y a su directiva no se lo ocurrió nada más innovador que sustituir a Jupp Heynckes por Pep Guardiola, algo en principio incomprensible aunque, bien mirado, así el veterano entrenador pudo despedirse a lo grande mientras dejaba el listón por las nubes al entrenador más deseado del mundo. En cuanto a los jugadores, se encargaron de celebrarlo por todo lo alto…

Tony Parker, rey de Europa

En el baloncesto probablemente todo el mundo elegiría a Lebron James y a Miami como los triunfadores del año pero sería injusto olvidarnos de un jugador superlativo como Tony Parker, que comandó a Francia en su primer título europeo y a San Antonio Spurs en la hazaña de forzar el séptimo partido frente a los poderosos Heat en la final de la NBA. La coronación de Francia impidiendo a España conseguir su tercer Eurobasket consecutivo le permitió resarcirse de una asignatura pendiente y convertirse, posiblemente, en el mejor base europeo de la historia. El propio Parker y los Spurs llevaron a Miami al límite en la final de la NBA aunque finalmente Lebron James y compañía consiguieron superar la reválida y repetir anillo aunque Parker nos dejó actuaciones memorables.

El regreso soñado de Nadal

Si pasamos del parqué a las canchas de tenis nos encontramos con otro competidor feroz, probablemente el mayor luchador del deporte actual. Si hay un deportista en el mundo capaz de volver a ser el número uno tras más de siete meses sin competir ese es sin duda Rafa Nadal. Con un espíritu de sacrificio y una fuerza de voluntad inquebrantables, donde otros hubieran arrojado la toalla el jugador manacorí encontró la motivación para volver a su máximo nivel y sorprender a todos los escépticos logrando su mejor año como profesional y su vuelta al número uno de la clasificación ATP. Sus números no dejan lugar a las dudas: 20 torneos jugados y 10 ganados (con dos Grand Slam y cinco Masters 1000) con un total de 75 victorias en 82 partidos disputados. Probablemente el mejor retorno tras una lesión de la historia del tenis y la mejor prueba de que nunca hay que rendirse ante las adversidades.

Barcelona se rindió al agua

En natación, los mundiales de Barcelona alumbraron nuevas estrellas de la piscina, como la adolescente norteamericana Kathleen Ledecky que a sus dieciséis años batió dos récords del mundo y ganó cuatro medallas de oro, mientras confirmaba a otras como a la también estadounidense Missy Franklin o al fondista chino Sun Yang. Mientras, España fue profeta en su tierra y logró 12 medallas, todas conseguidas por mujeres, con mención especial en lo colectivo para el oro en waterpolo y a las siete medallas de Ona Carbonell en natación sincronizada.

El maratón no conoce límites

En atletismo, 2013 vivió el mundial de atletismo de Moscú donde los Usain Bolt, Mo Farah o Yelena Isinbáyeva volvieron a demostrar su condición de extraterrestres. Pero quizá la noticia del año ha sido el nuevo récord de maratón del keniata Wilson Kipsang Kiprotich que logró en Berlín una asombrosa marca 2.03.22 superando por ¡15 segundos! la anterior plusmarca del también keniata Makau. Una nueva prueba de que el ser humano no conoce límites aunque la foto de su llegada a meta fuera arruinada por un idiota con ganas de protagonismo.

Marc Márquez, el monarca más joven

En motociclismo en este año que termina hemos asistido a la confirmación del talento de Marc Márquez que sigue superando récords de precocidad. El nuevo campeón del mundo más joven en Moto GP nos ofreció un duelo vibrante con Jorge Lorenzo hasta la última carrera del campeonato. De nuevo los españoles consiguieron el triplete histórico con Maverick Viñales en Moto 3, Pol Espargaró en Moto 2 y el propio Márquez y con ocho españoles en las nueve plazas de podio finales consiguiendo que el mundial parezca casi un campeonato de España y convirtiendo lo extraordinario en habitual. Por cierto, con sólo diez años Márquez quería ser como Dani Pedrosa aunque probablemente ahora Pedrosa quiera ser como Marc Márquez.

Red Bull sigue dando alas a Vettel

Sin dejar el motor, en la Fórmula Uno despedimos precipitadamente a María de Villota mientras poco después contemplamos el cuarto campeonato consecutivo de Sebastian Vettel, que ya mira a los ojos a la leyenda de Michael Schumacher. Ante el nuevo paseo de Red Bull y Vettel, la FIA, desesperada por poder dar más emoción al mundial, ha adoptado una medida polémica. En la última prueba de la próxima temporada se repartan el doble de puntos que en cualquier gran premio buscando que la última carrera de Abu Dhabi pueda aún deparar sorpresas y que no se llegue a las últimas fechas con todo el pescado vendido. Por cierto, Vettel también consiguió por fin ser profeta en su tierra y llevarse el Gran Premio de Alemania. Para conocer mejor su biografía, no os perdáis esta explicación gráfica

Las siete maravillas del deporte en 2012

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* indicates required


Si te gusta, compártelo