Si te gusta, compártelo

Por LUIS MURILLO ARIAS

La sociedad mundial, pero especialmente la española, vive en una dicotomía constante. O eres del Barça o eres del Madrid. O del PP o del PSOE (esto afortunadamente está cambiando). O de Nesquik o de Cola-cao. O playa o montaña. En el mundo del motociclismo, la pregunta es ¿O Pedrosa o Lorenzo? Los dos pilotos españoles están luchando por conseguir encaramarse a lo más alto del podio como ganador del campeonato del mundo el próximo 11 de noviembre en Cheste, Valencia. Después de lo sucedido bajo el infierno acuático de Sepang, cuando Pedrosa volvió a ganar el gran premio, (la quinta victoria en los seis últimos), Jorge Lorenzo aventaja en 23 puntos al piloto catalán. Quedan dos grandes premios: Australia este fin de semana y La Comunidad Valenciana.

Pedrosa celebrando su victoria en Sepang, donde Jorge Lorenzo terminó segundo.

Pero en Deporadictos no estamos para contarte lo que si eres aficionado al motociclismo probablemente ya sabes, sino que hemos decidido ayudar a los indecisos, cuyo voto, como conocemos ahora que aún estamos con resaca de elecciones, es el que realmente inclina la balanza. De todos es sabida la máxima rivalidad existente entre los dos pilotos desde las categorías inferiores, una polémica que ha hecho correr ríos y ríos de tinta y ocupado espacio en las pantallas de vuestros ordenadores. Ahora, pese a la calma chicha desde que el Rey les “obligara” a darse la mano en público, como cuando eramos críos, el conflicto sigue latente. Vamos a daros razones para desear que gane o que pierda el mundial cada uno de los dos pilotos.

Para querer que gane Pedrosa

– Porque nunca ha ganado un mundial de Moto GP y Lorenzo sí lo ha hecho. Posee dos segundos puestos, en 2007 por detrás de Casey Stoner y en 2010 por detrás del propio Lorenzo. Los que sí tiene en su haber son tres campeonatos del mundo, uno en 125 c.c. (2003) y dos en 250 c.c. (2004 y 2005).

Dani Pedrosa, tímido ante los medios, habla sobre la moto.

– Porque siempre ha pilotado con inteligencia, sabiendo en qué momentos arriesgar y en cuáles no. Así ganó sus mundiales en las categorías “menores”. Criticado en este aspecto por los amantes del espectáculo, 2011 fue la temporada en la que corrió de manera más agresiva. Pese a ser la campaña en la que en mejor forma se encontraba, las caídas y sus consecuentes lesiones se cebaron con él, teniendo que ser operado en varias ocasiones. Lo cierto es que Pedrosa tiene más metal en su cuerpo que Robocop. Verlo pasar los controles en los aeropuertos sí que debe dar espectáculo. Pobre.

– Porque es un tipo reservado que no dice una declaración más alta que la otra. En la conocida guerra dentro y fuera de los circuitos que se trae con su compatriota Lorenzo, el que más ataques ha recibido en declaraciones públicas ha sido Pedrosa por parte del piloto mallorquín. La principal táctica de Dani ha sido ignorar a su contricante, no mencionándolo públicamente.

Para que no gane Pedrosa

– Porque de tan introvertido y reservado es más soso que Iniesta anunciando Helados Kalise. Vamos, que no te irías de copas con él.

Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo, rivales dentro y fuera de la pista.

– Porque algunos dicen que toda la rivalidad que mantiene con Lorenzo procede de la envidia y que, en realidad, es una animadversión que va sólo en una dirección: de Pedrosa a Lorenzo.

Para que gane Lorenzo

– Porque es el piloto espectáculo puro, como lo era Valentino Rossi en su momento. Va siempre a por la victoria a toda costa, aunque siendo segundo le asegure seguir teniendo opciones en la clasificación general. Tanto con Dani Pedrosa como con Casey Stoner o Valentino Rossi ha protagonizado adelantamientos prodigiosos en las últimas curvas de las carreras.

– Porque igual que da espectáculo dentro del circuito lo da también fuera de él, como demuestra con sus declaraciones opinando sin tapujos y sin morderse la lengua o con las celebraciones de sus victorias, cada vez más originales, una herencia quizá de su ex compañero de equipo Valentino Rossi.

Por cómo cuida a sus fans. Lorenzo está a la última en las nuevas tecnologías y en las redes sociales haciendo muy partícipes a sus seguidores de su día a día. A ellos les ha pedido consejo sobre qué celebración mostrar en su siguiente victoria o les ha invitado a grandes premios como regalo por su fidelidad.

Para que no gane Lorenzo

Porque está demasiado orgulloso de haberse conocido. Su alta autoestima se puede entender como prepotencia, no sólo por lo que dice sino por lo que hace en la pista. Sus detractores resaltan su falta de humildad frente al perfil bajo de Pedrosa. Si vuelve a ganar otro mundial no va a haber quien lo aguante.

Jorge Lorenzo, ¿seguridad en sí mismo o prepotencia?

– Porque, pese a su llamativa personalidad, en ocasiones no la ha demostrado o no ha sido valiente. Por ejemplo, cuando durante el mundial de fútbol de 2010 en Sudáfrica, sus fans le pidieron que si ganaba en el circuito de Montmeló, lo celebrara poniéndose una camiseta de la selección española de fútbol. Jorge consiguió el triunfo pero no hizo caso a sus seguidores. Lo justificó diciendo que estaba en Cataluña y no quería herir susceptibilidades.

Si te gusta, compártelo