Si te gusta, compártelo

Por LUIS MURILLO ARIAS

La fecha marcada con oro en la mayoría de los aficionados al fútbol, no sólo en Europa sino en todo el mundo, casi como antesala a lo que está por venir en el Mundial de Brasil, es la del 24 de mayo. Ese día se jugará la final de la Champions League en Lisboa. El destino y el buen hacer de los pupilos del ‘Cholo’ Simeone y Carlo Ancelotti ha querido que en ella se enfrenten el Atlético de Madrid y el Real Madrid, los dos equipos de la capital del país vecino, España.

El atractivo en sí mismo de ser la final de la Champions, la rivalidad histórica entre ambos clubes y la cercanía de la capital portuguesa han provocado que haya una auténtica guerra por conseguir entradas para el evento y los precios están por las nubes. Pero eso no va a impedir que miles de madrileños recorran los 628 que separan ambas capitales ibéricas, muchos lo harán con su entrada asegurada y otros muchos se presentarán en la ciudad del Tajo a la aventura y con la idea de vivir el ambiente. En definitiva, van a hacer lo que nosotros llamamos turismo deportivo.

Portugal es un país con una amplia tradición futbolística, por lo que ofrece al turista deportivo una oferta de estadios jóvenes pero ya míticos dignos de visitar. Pero no sólo del deporte del balón vive este país, en el que se pueden visitar circuitos, lugares por los que atraviesan rallies de importancia y playas maravillosas para practicar surf.

Los estadios de fútbol

Habiendo motivado este artículo la final de la Champions League, no podíamos sino empezar con el estadio en el que se disputará el encuentro entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid que dará como resultado la primera Champions del equipo colchonero o la décima de club blanco. Se trata del Estadio Da Luz. El propietario del mismo es el SL Benfica, el equipo que ha ganado la liga portuguesa este año y ha llegado a la final de la Europa League. En este estadio disputa sus partidos como local. Tiene capacidad para 65.647 espectadores y fue inaugurado en 2003 con motivo de la Eurocopa que en 2004 se disputó en Portugal. En él se jugó la final que enfrentó al país anfitrión y a Grecia, que finalmente se alzó con el título.

Estadio da Luz, escenario de la final de la Champions League 2014
Estadio da Luz, escenario de la final de la Champions League 2014

Si queréis visitarlo, tanto si es para ver partidos como realizar una visita guiada, no tenéis más que entrar en la web del Benfica.

El otro estadio mítico que podéis visitar en Lisboa es el José Alvalade, el recinto que alberga los partidos como local del principal rival del Benfica, el Sporting de Lisboa. Tiene capacidad para 50.000 espectadores y también fue inaugurado en 2003 para la Eurocopa de 2004. Reemplazó al adyacente antiguo estadio Alvalade. En 2005 acogió la final de la Copa de la UEFA entre el propio Sporting de Lisboa y el CSKA de Moscú, siendo este último el vencedor del encuentro y ganador del título por 1-3. El nombre del estadio se debe a uno de los fundadores del club lisboeta.

Estadio José Alvalade, donde juega sus partidos como local el Sporting de Lisboa.
Estadio José Alvalade, donde juega sus partidos como local el Sporting de Lisboa.

Podéis comprar entradas en la web del Sporting de Lisboa.

El equipo que falta en la terna de los clubes más importantes de Portugal es el FC Oporto y, por consiguiente, el otro estadio que os recomendamos visitar es Do Dragao, el campo en el que disputa sus partidos como local el equipo del norte del país, situado, claro está, en la ciudad portuaria. Se inauguró en noviembre de 2003 para sustituir al antiguo estadio del Oporto, Das Antas. Acogió el partido inaugural de la Eurocopa de 2004 y tiene capacidad para 54.378 asientos.

Estadio do Dragao, que sustituyó al antiguo Das Antas.
Estadio do Dragao, que sustituyó al antiguo Das Antas.

Podéis comprar entradas en la web del Oporto.

El autódromo de Estoril

Esta ciudad costera es conocida, además de por ser lugar de vacaciones de la burguesía lisboeta y de la Familia Real española, por albergar los grandes premios de Portugal de Motociclismo y Fórmula 1 en el Autódromo de Estoril. Cada año, los mejores pilotos recorrían sus 4,36 kilómetros de longitud y volaban por sus dos horquillas, sus subidas, sus bajadas y su gran recta. Fue sede del Gran Premio de Portugal de Fórmula 1 entre 1984 y 1996. Desde la temporada 2000 es sede del Gran Premio de Portugal de Motociclismo. Es famosa su ‘Chicane Gancho’.

Autódromo de Estoril, donde se disputa el Gran Premio de Motociclismo de Portugal.
Autódromo de Estoril, donde se disputa el Gran Premio de Motociclismo de Portugal.

El Rally de Portugal

Es conocido como ‘O melhor rally do mondo’, una frase acuñada por César Torres, el principal impulsor de esta prueba. Antiguamente recorría todo el país de sur a norte, siendo una de las etapas más importantes aquella que se disputaba por las carreteras asfaltadas de Sintra, cerca de Lisboa. Sin embargo, desde 2007 se corre en el Algarve, la región más al sur, haciendo una pequeña incursión en el estadio del Algarve de Faro.

Pese a no disponer de grandes pilotos, los portugueses son muy aficionados a los rallies.
Pese a no disponer de grandes pilotos, los portugueses son muy aficionados a los rallies.

El Rally de Portugal forma parte del calendario del Mundial de Rallies y, pese a que rara vez ha destacado algún piloto local, siempre ha despertado el interés de la ciudadanía lusa, muy aficionada al mundo del motor. Se trata de un país cuya gente se aglutina en las cunetas de los tramos de la carrera vibrando con la competición. El piloto finlandés Markku Alén es el que más veces se ha hecho con la victoria, consiguiéndolo en cinco ocasiones. El español Carlos Sainz venció en 1991 y 1995.

El interés de los portugueses por los deportes de motor y, en especial, por los rallies, se demuestra también con otras dos carreras de gran seguimiento, como son el Rally de Azores y el Rally de Madeira, lugares en los que, aparte de buenas playas, se puede disfrutar de competiciones llenas de adrenalina.

Playas para surfear en Portugal

Dada su salida al océano Atlántico, el país luso tiene numerosas playas donde las aficionados al surf, el traje de neopreno y la mirada al horizonte pueden hacer realidad sus olas de fantasía, desde el Algarve hasta el norte del estado. Para no aburrir con una lista de nombres de playas que, de tan larga, puede resultar confusa y farragosa, vamos a centrarnos en dos destinos donde sí o sí tenéis que ir si lo vuestro es coger olas.

El primero de ellos es la playa de SuperTubos, en Peniche. Al tener un fondo de arena muy compacta, la ola rompe muy cerca de la orilla y con mucho estruendo. Por este motivo, el tubo es impresionante y la rotura de la ola es de las más contundentes. El momento perfecto para ir es el otoño y la primavera.

Portugal es un destino apasionante si lo tuyo es coger olas.
Portugal es un destino apasionante si lo tuyo es coger olas. (Foto: pedrosimoes7, de Flickr)

El segundo punto está en Coxos, en Erizeira, cuna de algunos de los surfistas más importantes de Portugal. Su ola es conocida por su maniobrabilidad e imprevisibilidad. Se puede visitar a lo largo de todo el año.

Hasta aquí este somero acercamiento a los puntos interesantes para deporadictos en Portugal. No olvidéis que viajar para hacer o ver deportes es una razón tan poderosa como otra para el turismo y que nadie nos impida disfrutar de lo que más nos gusta del mundo, el deporte. Boa viagem!

– Guía para el turismo deportivo en Francia

– Guía para el turismo deportivo en Reino Unido: Inglaterra, Escocia y Gales

– Guía para visitar los estadios de Reino Unido: Inglaterra, Escocia y Gales

 

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido


Si te gusta, compártelo