Si te gusta, compártelo

Por Daniel Riobóo Buezo

El Reino Unido es una de las cunas del deporte mundial y uno de los países donde éste se vive con más pasión y, a la vez, con mayor respeto. En este caso nos centraremos en el fútbol para visitar la tierra donde se inventó y los grandes santuarios futbolísticos que podemos conocer in situ tanto en Inglaterra como en Escocia y Gales.

La cuna del futbol mundial

Las islas británicas son la cuna del fútbol, un juego que tras ir evolucionando desde la edad media vio como en 1871 se disputó el primer torneo oficial con la creación de la Copa de Inglaterra, hoy conocida como FA Cup y que fue ganada por el Wanderers FC. Hoy en día la final de la competición se disputa en el nuevo estadio de Wembley, inaugurado en 2007 y que es el segundo estadio más grande de Europa tras el Nou Camp con 90 mil localidades, todas a cubierto. Se sitúa en el noroeste de la ciudad y hay tres paradas de metro próximas: Wembley Park, Wembley Central y Wembley Stadium, la más cercana. En él también disputa Inglaterra sus partidos como selección. Aunque el primer partido disputado tuvo lugar el 30 de noviembre de 1872 en la localidad escocesa de Partick entre las selecciones de Escocia e Inglaterra, aquel estadio hoy es destinado al críquet y Escocia juega sus partidos en el estadio Hampden Park de Glasgow mientras que Gales lo hace en el majestuoso Millenium Stadium de Cardiff con capacidad para 75 mil espectadores.

El estadio de Wembley en la presentación de la última final de la FA Cup.
El estadio de Wembley en la presentación de la última final de la FA Cup.

Los estadios de fútbol de Inglaterra

Pero estos estadios no son los más legendarios del fútbol británico. Si hablamos de la Premier League inglesa hay dos estadios que se llevan la palma. Por un lado, Anfield, el mítico estadio del Liverpool que data de 1884 y cuya mística en el fútbol es prácticamente única. Ver un partido en este escenario es respirar la tradición y respeto del fútbol británico en su estado más puro. Pese a que se ha quedado pequeño, finalmente no se construirá un nuevo estadio sino que se irá remodelando poco a poco para ampliar su capacidad. Es muy difícil conseguir entradas a través de la web del Liverpool pero siempre queda la opción de acercarse allí e intentar localizar un abonado que ese día se haya quedado sin sus compañeros habituales, os podemos asegurar que a veces funciona. El otro estadio de la ciudad del Liverpool, el del Everton de Roberto Martínez, es Goodison Park, también centenario, ya que data de 1892 y en la web del equipo también se puede intentar encontrar entradas.

Vivir un partido desde la legendaria curva "The Koop" en Anfield es una experiencia única.
Vivir un partido desde la legendaria curva “The Koop” en Anfield es una experiencia única.

El otro estadio mítico de la Premier es Old Trafford, el campo del Manchester United. El “Teatro de los sueños” data de 1910 y ha sido testigo de los éxitos de uno de los grandes equipos no sólo de Inglaterra sino de todo el fútbol europeo. Remodelado varias veces a lo largo de su historia, actualmente cuenta con una capacidad para 75.000 espectadores y en la página web del Manchester United se puede comprar la entrada para visitar el campo y su museo así como para comprar entradas (si quedan) para los partidos. El estadio de su vecino Manchester City es el “Etihad Stadium”, más pequeño y moderno ya que fue inaugurado en 2002 y que ahora mismo alberga uno de los mejores equipos de la Premier League por lo que conseguir entradas para sus partidos puede llegar a ser misión imposible.

Conocido también como "El Teatro de los sueños", Old Trafford es uno de los estadios icónicos de Inglaterra.
Conocido también como “El Teatro de los sueños”, Old Trafford es uno de los estadios icónicos de Inglaterra.

Si bien no tan míticos como Anfield y Old Trafford, Londres también acoge unos cuantos estadios que merece la pena visitar, especialmente si el motivo es acudir a un partido de la Premier. Fundado en 1905, Stamford Bridge es la casa del Chelsea y está situado en el barrio del mismo nombre, uno de los más elegantes de la capital británica por lo que adquirir entradas cuesta lo suyo. La mejor forma de llegar es ir en metro, la parada más cercana es Fulham Broadway. Mientras, el Arsenal abandonó el viejo y nostálgico Highbury para mudarse al flamante “Emirates Stadium” donde siempre se puede ver un fútbol ofensivo si se consiguen entradas para ver a los Gunners. Para visitarlo o acudir a un partido la parada de metro más cercana es la de Arsenal aunque  Finsbury Park y Highbury & Islington también están cerca.

El Emirates Stadium es uno de los estadios más modernos de Inglaterra y cuenta con una capacidad de 60 mil asientos.
El Emirates Stadium es uno de los estadios más modernos de Inglaterra y cuenta con una capacidad de 60 mil asientos.

Mientras, en el norte de la ciudad juega otro equipo con pedigrí. Los Spurs del Tottenham Hotspur tienen su casa en el estadio de White Hart Lane, con capacidad para sólo 37 mil espectadores por lo que conseguir entradas no es tarea fácil.  La estación más cercana del suburbano es la del mismo nombre del estadio aunque Northumberland Park también está próxima al campo. Debido a su limitada capacidad, hay planes para remodelarlo y ampliar su capacidad hasta los 60 mil espectadores aunque aún sin fecha concreta.

El último estadio que recomendamos en la capital británica se encuentra en el suroeste y es un recinto muy coqueto que merece la pena visitar. Se trata de Craven Cottage, el estadio del Fulham situado el en barrio del mismo nombre. Recientemente ampliado a 26.000 localidades, tiene una de las tribunas más antiguas del país y es uno de los estadios más tradicionales de Inglaterra. Para llegar, la mejor opción es ir en metro (parada de Putney Bridge) y después ir andando por el parque junto al río. Como curiosidad, fuera del recinto se encuentra una estatua de Michael Jackson, ya que tuvo una gran amistad con el presidente del club Mohamed Al Fayed.

Pegado al Támesis, Craven Cottage es uno de los estadios más coquetos de Inglaterra.
Pegado al Támesis, Craven Cottage es uno de los estadios más coquetos de Inglaterra.

Los estadios de Escocia

Si bien ya hemos comentado que la selección Escocesa juega sus partidos en el estadio Hampden Park de Glasgow, los dos grandes equipos de la ciudad lo hacen en dos estadios legendarios. El Rangers Football Club, el equipo protestante de la ciudad y el más laureado del fútbol escocés, juega sus partidos en Ibrox Park.  Pese a que desde 2012 desapareció al declararse en bancarrota para refundarse poco después, actualmente milita en la segunda división y pronto volverá a la Premier escocesa a reverdecer laureles y a volver a vivir la rivalidad con el Celtic en la Old Firm. Entonces Ibrox Park  será de nuevo el gran estadio que ha sido siempre. Data de 1899 y actualmente tiene capacidad para 51.000 espectadores, aunque posee el récord al haber albergado el partido con el mayor número de espectadores en la historia del Reino Unido, cuando 118.567 aficionados se reunieron en enero de 1939 para un partido de liga entre Celtic y Rangers. Posteriormente fue remodelado en varias ocasiones tras varios desgraciados accidentes y en la actualidad es el tercer estadio de la ciudad más poblada de escocia. Para llegar las estaciones de metro más cercanas son Ibrox y Cessnock y las entradas pueden adquirirse a través de la siguiente página web.

Ibrox espera volver a vivir noches mágicas como esta de la Liga de Campeones de 2005 ante el Inter de Milán.
Ibrox espera volver a vivir noches mágicas como esta de la Liga de Campeones de 2005 ante el Inter de Milán.

El otro gran estadio de la ciudad de Glasgow es Celtic Park, la sede del Celtic Football Club, el equipo católico y el segundo club en títulos de Escocia aunque el único que ha conseguido ganar una Copa de Europa, en 1967. Fundado por emigrantes irlandeses, no sólo es uno de los grandes equipos del Reino Unido sino que también es el club con más aficionados en la vecina Irlanda, en donde es idolatrado. Situado tres kilómetros al este de la ciudad se puede llegar en metro deteniéndose en las estaciones de Dalmarnock o Bridgeton. Celtic Park es el estadio con mayor capacidad del fútbol escocés, y actualmente puede acoger a 60 mil espectadores. Aunque complicado, conseguir entradas es posible y se puede consultar su disponibilidad a través de este enlace. También conocido como Parkhead por el distrito donde está situado, Celtic Park es uno de los estadios con más mística del fútbol europeo y vivir en él un partido in situ es una experiencia soñada para los grandes futboleros, ya que su ambiente es incomparable.

 -Así vivimos la final de Copa Inglesa

-Guía para el turismo deportivo en el Reino Unido

-Guía para el turista deportivo en Francia

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* indicates required


 

Si te gusta, compártelo