Si te gusta, compártelo

Por JESÚS GARCÍA LEÓN 

España triunfó en los últimos Juegos Olímpicos en piragüismo y remo. Los principales especialistas españoles consiguieron medallas y diplomas olímpicos en su paso por Río de Janeiro. Saúl Craviotto, Cristian Toro y Marcus Cooper se coronaron medallistas en piragüismo, Anna Boada y Aina Cid, diplomas en remo. Sin embargo, en algunos ámbitos aún se confunden remo y piragüismo, cuando son deportes diferentes. Para aclararlo explicamos en qué consiste cada uno y las modalidades que tienen (tanto olímpicas como no olímpicas).

¿Qué es piragüismo y qué es remo?

El piragüismo es un deporte practicado en una embarcación que suele ser de plástico o de vidrio en las de recreo o de carbono en las de competición. Hay dos tipos de embarcación: la canoa, que consiste en impulsar la embarcación de manera semisentada, apoyando una rodilla para el impulso del barco, utilizando una pala de una sola hoja; y el kayak, que consiste en impulsar una embarcación sentados en la misma, con una pala que tiene dos hojas como apoyo para mover el barco. Las embarcaciones de piragüismo pueden ser individuales y también de grupos de dos o cuatro palistas, ya sea en canoa como en kayak.

Canoa de piragüismo C-1.
Canoa de piragüismo C-1.

Por su parte, el remo se define, según la FISA (Federación Internacional de Remo), como un conjunto de disciplinas deportivas que consisten en propulsar una embarcación sobre el agua utilizando la fuerza muscular de los remeros, en las que utilizan remos como palancas simples de segundo grado y en las que sus practicantes reman sentados de espaldas a la dirección de avance. El remo es un deporte que se practica tanto individualmente como en grupo y que, en muchas ocasiones, está guiada por un timonel para orientar la dirección del barco (aunque también puede no llevarlo).  Así, la principal diferencia entre practicar un deporte u otro reside en la fijación de los elementos portantes, que es donde se apoya la pala para hacer fuerza. En remo deben estar fijos a la embarcación, y en piragüismo deben estar libres. La otra diferencia esencial es la posición del deportista. Mientras que en remo el deportista estará sentado de espaldas a la dirección de movimiento, el piragüista lo hará de frente. Tanto en el remo como el piragüismo, existen varias competiciones donde los palistas se preparan y luchan por ser los mejores a nivel nacional e internacional.

En el remo sus practicantes dan paladas mirando en sentido contrario a la marcha.
En el remo sus practicantes dan paladas mirando en sentido contrario a la marcha.

El piragüismo y sus modalidades

La modalidad olímpica del piragüismo es la pista olímpica o aguas tranquilas, donde los palistas (individuales o en embarcaciones de grupo de hasta un máximo de cuatro personas), intentan recorrer una determinada distancia en el menor tiempo posible. En esta modalidad hay tres distancias que se consideran olímpicas: 200 metros, 500 metros y 1.000 metros. En los últimos Juegos Olímpicos de Río, las categorías masculinas han sido las siguientes: K-1 200 metros, K-2 200 metros, C-1 200 metros, K-1 1.000 metros, K-2 1.000 metros, K-4 1.000 metros, C-1 1.000 metros y C-2 1.000 metros. Por su parte, el piragüismo femenino ha competido en K-1 200 metros, K-1 500 metros, K-2 500 metros y K-4 500 metros.

En cambio, en los Juegos Olímpicos las chicas no han competido como canoístas pero, a partir de Tokio 2020, la distribución de las pruebas va a cambiar y la canoa femenina se insertará en el programa olímpico de este deporte. En los últimos Juegos Olímpicos, España consiguió tres medallas. Saúl Craviotto logró dos de ellas (K-1 200 metros y K-2 200 metros junto a Cristian Toro) y Marcus Cooper (oro en K-1 1.000 metros). También lograron diplomas olímpicos el resto de los españoles que participaron en Río de Janeiro como el canoísta Sete Benavides, cuarto en C-1 200 metros; el quinto puesto conseguido por Javier Hernanz, Óscar Carrera, Rodrigo Germade e Íñigo Peña en K-4 1.000; y la sexta posición de Teresa Portela en K-1 200 metros, única representante del piragüismo femenino español en los pasados Juegos Olímpicos.

Saúl Craviotto consiguió dos medallas en Río, una de oro junto a Toro.
Saúl Craviotto consiguió dos medallas en Río, una de oro junto a Toro.

Dentro de las aguas tranquilas, hay otras modalidades donde España consigue grandes éxitos a nivel internacional. Una de ellas es el maratón, una prueba que consiste en completar un recorrido, combinando tramos en el agua y en carrera con la piragüa, llamado porteos. En cada competición se suele realizar entre uno o dos porteros, que suelen ser de entre 100 y 300 metros, y al que luego le sigue un recorrido en el agua. España tiene campeones de Europa y del Mundo en esta modalidad, como Emilio Merchán, Álvaro Fernández Fiúza, Iván Alonso o Walter Bouzán entre otros. También hay otras modalidades, como los barcos dragón (carrera de canoas propulsada por veinte piragüistas en embarcaciones grandes, o diez en embarcaciones pequeñas), el kayak de mar (que se practica en el mar), o los descensos o ascensos, competiciones que se realizan con la corriente a favor si es un descenso, o en contra si es un ascenso, y donde destacan competiciones como el Descenso Internacional del Sella en Asturias.

Otra modalidad olímpica son las aguas bravas o eslalon, que es diferente dentro del piragüismo a las aguas tranquilas. Es una modalidad que consiste en recorrer a lo largo de una corriente de un río un recorrido formado por puertas de paso obligado, sin cometer ninguna penalización y en el menor tiempo posible. Se puede participar tanto en kayak como en canoa, aunque en kayak participan de manera individual. En los pasados Juegos Olímpicos, la kayakista vasca Maialen Chorraut consiguió la medalla de oro en la cita olímpica y también consiguió en Londres 2012 la medalla de bronce. En canoa, participó el español Ander Elosegi, que finalizó en la octava posición, consiguiendo un nuevo diploma olímpico (el tercero en su carrera olímpica, después de conseguir dos cuartos puestos en Pekín 2008 y Londres 2012). El piragüismo es el segundo deporte olímpico, tras la vela, que más medallas ha aportado al equipo español con 16, 14 en aguas tranquilas y dos en bravas mientras el remo aportó la plata de Fernando Climent y Luis María Lasúrtegui en dos sin timonel en Los Ángeles 1984. 

Maialen Chourraut consiguió el oro en kayak de aguas bravas en Río.
Maialen Chourraut consiguió el oro en kayak de aguas bravas en Río.

Las vertientes del remo

En el remo se pueden distinguir dos modalidades diferentes, remo de banco móvil o de banco fijo, según la movilidad o no del banco. El remo de banco móvil tiene un asiento sobre ruedas que permite utilizar las piernas en la propulsión de la embarcación mientras en el remo de banco fijo el remero está sentado sobre un asiento fijo, y la propulsión se realiza con el torso y con los brazos. En ambas modalidades el remero se sienta mirando a popa, de espaldas a la dirección del movimiento.

Las embarcaciones dentro del remo olímpico son de varios tipos según los remos utilizados. Por un lado están las embarcaciones de couple, en la que los remeros utilizan dos remos para poder conducir la embarcación, o las de punta, donde los remeros utilizan un remo para manejar el barco; y también se diferencian por si tienen timonel o no. Las embarcaciones de couple son el skiff (1 persona), el doble scull (2x) o el cuatro scull (4x) mientras que las embarcaciones de punta son el dos con timonel (2+), el dos sin timonel (2-), el cuatro con timonel (4+), el cuatro sin timonel (4-) y la embarcación más importante de este deporte, que es el ocho con timonel (8+).

Skiff remo.
En el Skiff  se utilizan dos remos y compite un solo remero.

Los remeros también se suelen clasificar en categoría pesada o ligera, según la constitución y el peso del deportista. En los JJOO hay un total de 14 embarcaciones: skiff ligero masculino y femenino (LM1x y LW1x); skiff masculino y femenino (M1x y W1x); doble scull ligero masculino y femenino (LM2x y LW2x); doble scull masculino y femenino (M2x y W2x); cuatro scull (4x); dos sin timonel (2-); dos con timonel (2+); cuatro sin timonel (4-); cuatro con timonel (4+) y ocho con timonel (8+). Las remeras españolas Anna Boada y Aina Cid consiguieron el diploma olímpico en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro después conseguir la sexta posición en la final de dos sin timonel. Otras modalidades de remo de banco móvil son las yolas (cuyas competiciones se desarrollan pasando ciabogas de 250 o 500 metros); o yoletas (utilizadas para regatas de ocio, y que compiten sobre 1.000 metros).

Anna Boada y Aina Cid consiguieron el diploma olímpico en Río en dos sin timonel.
Anna Boada y Aina Cid consiguieron el diploma olímpico en Río en dos sin timonel.

Además, existe otra modalidad, el remo de banco fijo, donde el banco de los remeros no se mueve a la hora de remar. Una modalidad destacada son las traineras, propias del norte de España, que se realizan sobre cuatro largos en el mar y tres ciabogas, recorriendo un total de 5.556 metros. Otras modalidades son los bateles (embarcaciones de cuatro remeros y un timonel), las trainerillas (embarcaciones de seis remeros y un patrón) o los llauts (que son embarcaciones de ocho remeros). También, se realizan competiciones de remoergómetro, que es una máquina utilizada por los remeros en entrenamientos en tierra para preparar las competiciones y que simula el movimiento del remero en el agua. En estos campeonatos, suelen competir con una distancia de 2.000 metros (la misma que se utiliza en el remo olímpico).

-Historias de superación: no subestimes el poder de tus sueños

-La economía del deporte en España

-Los Juegos Paralímpicos: origen, deportes y legado

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido
Si te gusta, compártelo