Si te gusta, compártelo

Por CYNTHIA LAISEKA LÓPEZ

Superar las metas y nunca rendirse. Esta frase define a la perfección a Txutxi Pérez y Berna Angulo, dos deportistas que han logrando un rendimiento deportivo increíble a pesar de los obstáculos que les ha puesto la vida. Las historias de nuestros dos protagonistas son muy diferentes pero en ambas el deporte se ha convertido en uno de los motores de su vida. Y es que uno de los aspectos más valorables de la actividad física es su capacidad para motivar a las personas. Como bien expresó Nelson Mandela, “el hombre valiente no es el que no siente miedo sino el que conquista ese temor”. Un accidente y una enfermedad no fueron rivales ante el anhelo de superación de Txutxi y Berna para cumplir sus sueños.

 

Txutxi Pérez, una amputación que no ha supuesto un freno

Uno de estos admirables ejemplos es el de Jesús Pérez, más conocido como Txutxi en su círculo más cercano. Fanático de los coches y de las carreras de rallys desde su adolescencia, sufrió la amputación de su pierna izquierda tras un desgraciado accidente de moto hace más de tres años. Pero este contratiempo que a muchos impediría continuar con su pasión no le ha hecho abandonar sus sueños y este verano ha regresado a la competición con la ilusión del primer día tras una dura rehabilitación. Con 12 años comenzó a pilotar, siempre acompañado por su hermano, su mano derecha, su copiloto, Alejandro Pérez. Dos hermanos que antes del accidente se habían fijado el objetivo de crece siempre y “ser punteros en este deporte”. En 2006 debutaron en el Rallysprint de Azkoitia, en Guipúzcoa, “empezamos a correr con un Citroën Saxo de un amigo, nosotros nos encargábamos de hacer las piezas, de montar el coche, cada uno ayudaba en lo que podía, señala Txutxi en referencia al grupo que crearon en su pueblo vizcaíno, Sodupe. Antes del accidente, su ritual era participar en todas las carreras posibles, hasta donde alcanzara el presupuesto. Entre ellas nunca faltaban ni el campeonato de Euskadi ni el de España.

La amputación de una pierna hace tres años no ha impedido a Txutxi seguir soñando con sus sueños deportivos.
La amputación de una pierna no ha impedido a Txutxi seguir logrando sus sueños deportivos. (Foto: Pedro Landeta)

A pesar de los golpes y accidentes que sufrieron durante muchas carreras, el peor llegó cuando Txutxi sufrió el que finalmente provocó la amputación de su pierna izquierda. “En el momento en el que me dijeron que me faltaba un trozo de pierna pregunte cual era. Me dijeron que la izquierda. Entonces pensé, es la del embrague, no es tan grave, peor hubiera sido si fuera la derecha, la del freno. Después en frío pensé que era lo menos malo que me podía haber pasado. Tuve una sensación como si hubiera tenido un choque con el coche de carreras. Cuando te pasa tienes asumido que tienes que arreglarlo. Con la pierna pensé lo mismo, ahora tengo que afrontar que me pongan una prótesis y volver a funcionar pronto”.

Antes de volver a las carreras en el mes de junio, Txutxi ha pasado por una dura rehabilitación que ha merecido la pena. Un accidente que no le quitó las ganas de hacer lo que más le gusta sino que le llevó a luchar por seguir haciéndolo. “Correr rallys no es tan peligroso como parece, con una moto a 80 kilómetros por hora te puedes hacer una avería mayor que yendo durante nueve años en un coche de carreras”.

Actualmente Txutxi, a pesar de su lucha por seguir trabajando, está jubilado. “Ahora compito en todos los rallys que puedo, se atrasó mi vuelta por muchos motivos, además hemos tenido que hacer mejoras en el coche para adaptarlo a mi pierna y mi brazo como un freno más blando, pero no teníamos prisa”. Ya ha disputado varias carreras y describe sus sensaciones como muy positivas, “en las de ahora ya no nos recortan tanto tiempo y estamos acabando entre los diez primeros” afirma orgulloso. “Poco a poco he vuelto a coger la confianza en el coche, hay que tener cuidado pero estoy muy contento”.

El coche de Txutxi ha tenido que adaptarse para la prótesis que lleva en su pierna izquierda.
El coche de Txutxi ha tenido que adaptarse para la prótesis que lleva en su pierna izquierda. (Foto: Pedro Landeta)

La preparación para su regreso ha sido muy sacrificada. Hasta el momento ha corrido los Rallys de Carranza, la subida a La Bienaparecida de Azkoitia y ahora está inmerso en varias competiciones por Asturias y Cantabria donde hay más carreras de este tipo. Tan sólo ha cambiado una cosa desde sus inicios al día de hoy, su hermano ya no compite con él por asuntos laborales. “Estas últimas carreras me está acompañando un copiloto de Lekeitio, Igor Zakita, porque mi hermano no podía estar en algunas pruebas pero sigue ayudándome en todo lo que puede para que yo siga compitiendo”, apunta.

Berna Angulo, el triatlón como meta

La historia de Txutxi comparte el deseo de superación con la de Berna Angulo. ¿Por qué renunciar a los sueños? La vida de este vizcaíno está llena de golpes que ha ido superando gracias a sus ganas de vivir y su fortaleza ante las adversidades. Tras superar dos cánceres en la boca y un accidente laboral que le provocaron la pérdida de sus peronés para su reconstrucción, Angulo no desistió en seguir haciendo lo que más le gusta, practicar deporte. A pesar de sus limitaciones, Berna ha realizado varias pruebas de nivel en las que no compite como paratriatleta, es decir, compite en las mismas condiciones que el resto de participantes.

Berna Angulo ha tenido que superar obstáculos toda su vida para poder seguir practicando deporte.
Berna Angulo superado obstáculos toda su vida para seguir practicando deporte.

La vida de Berna ha sido un auténtico reto desde bien pequeño. A los 13 años le diagnosticaron un tumor en la mandíbula que marcó su vida. “Jugaba en el infantil del Abanto, el equipo de mi pueblo en Vizcaya. Era mi pasión pero tuve que dejar el fútbol y, a partir de entonces, tuve que conformarme con practicar deportes en los que no hubiera ningún tipo de contacto, fueron unos años muy duros para mí”. En 2008 ocurrió algo inesperado para él, una noticia que cambio su modo de vida. Los médicos decidieron utilizar su peroné como mandíbula tras un accidente laboral. “En ese momento pensé que con lo que a mí me gustaba el deporte se me iban a truncar mis sueños, porque para mi el deporte es algo muy especial”. Pero los problemas para Berna no acabaron aquí y tuvo que ser operado de nuevo para quitarle el segundo peroné en unas intervenciones que duraron más de once horas. “Entré a la operación poniéndome un objetivo, hacer un ironman cuando saliese, lo pasé mal y lloré mucho pero era consciente de que con trabajo se pueden alcanzar los sueños”.

Este vecino de Muskiz de más de 40 años y hasta hace ocho policía municipal, fue jubilado debido al accidente que sufrió y en tono jocoso expresa que ahora “es amo de casa” y que su familia es el pilar fundamental de su vida. Berna lleva más de 10 años haciendo triatlones a pesar de su discapacidad y de no tener peronés, uno de los soportes más importantes del cuerpo. Angulo entrena mañana y tarde para conseguir el gran físico que tiene a pesar de que el dolor sigue persistiendo. “Hago natación, bicicleta y elíptica, en esta última me paso horas, es una máquina que ha sido mi salvación”, expresa.

Desde entonces son muchas las competiciones que Berna ha realizado pero hace más de un año cumplió uno de sus mayores sueños, realizar un triatlón distancia Ironman (3,6 km a nado, 180 km en bicicleta y 42 km corriendo) y se lanzó a por él. “Me tuve que preparar muy bien para realizar el ironman de Vitoria, fue muy duro, hice una buena prueba de natación pero en el kilómetro cinco de bicicleta, un ciclista me tiró y anduve 156 con una sola mano”, apunta. Berna logró finalizar el Ironman en once horas y a pesar del sufrimiento asegura que “la sensación que tuve cuando lo acabé es indescriptible”.

Ahora Berna está inmerso en las pruebas de triatlón de las que recientemente  ha disputado varias competiciones en Cantabria y acaba de proclamarse de nuevo campeón de España de cuadriatlón en Cáceres, una modalidad donde los participantes deben realizar cuatro pruebas: natación, piragüismo, ciclismo y carretera a pie en el menor tiempo posible.

Berna acaba de revalidar su título de campeón de España de cuadriatlón.
Berna acaba de revalidar su título de campeón de España de cuadriatlón.

Gracias a su tesón, los protagonistas de estas dos historias de superación han logrado alcanzar un altísimo rendimiento deportivo, a pesar de los obstáculos que se han encontrado en la vida. Y es que, si se persiguen con muchas ganas, los sueños habitualmente se cumplen.

-La lucha de una atleta contra la artritis reumatoide

-Enhamed Enhamed, la vida como un reto constante

-La labor solidaria de los deportistas españoles

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido
Si te gusta, compártelo