Si te gusta, compártelo

Por Daniel Riobóo Buezo 

Conducir una motocicleta es altamente gratificante. Sentir el viento golpeando nuestro cuerpo, experimentar el cosquilleo de la velocidad, disfrutar del paisaje sin chasis de por medio…sensaciones que apasionan a los moteros y que han creado una cultura motociclista extendida por todo el mundo y que comparten millones de personas. Pero andar sobre dos ruedas a cierta velocidad también tiene sus riesgos por lo que es conveniente atender a una serie de recomendaciones de pilotos experimentados para poder circular con mayor seguridad.

1. Conducir con precaución y sin confiarnos teniendo en cuenta que la carrocería de la moto es nuestro propio cuerpo, nuestro bien más preciado. Para ello es fundamental contar con un equipamiento de primera calidad que refuerce nuestra protección ante una posible caída. Las chaquetas deben resguardarnos de las bajas temperaturas pero también ser impermeables, lo suficientemente cómodas y permitir la movilidad adecuada. Las mismas recomendaciones pueden aplicarse a pantalones, guantes y botas mientras que también es recomendable utilizar ropa interior térmica en los meses más fríos. Los cascos también tienen una gran importancia y puede optarse por cascos jet más baratos o por cascos modulares. Para comprar el equipamiento es recomendable acudir a tiendas especializadas donde podrán asesorarnos adecuadamente.

Es fundamental equiparse adecuadamente para disfrutar de la moto en cualquier estación.
Es fundamental equiparse adecuadamente para disfrutar de la moto en cualquier estación.

2. No se debe llevar más de un pasajero como paquete y siempre se debe llevar casco, no sólo por seguridad sino porque además es sancionable. Parece una obviedad pero en muchos países, por ejemplo en Asia, es frecuente ver a varias personas, normalmente padres con hijos, en una motocicleta pese a que se trate de motos de pequeña cilindrada. No debe hacerse nunca. Igualmente no se debe cargar la moto con más peso del que especifica el fabricante.

3. Cuando llevemos a un pasajero y no tenga experiencia debemos darle indicaciones antes de emprender la marcha. Debe ir sentado con las rodillas apretando el chasis, con los pies sobre los apoya pies. Además, es recomendable que sus manos se agarren a los asideros de la motocicleta y no que abracen al cuerpo del conductor ya que limitan su capacidad de maniobra. Además, al trazar las curvas, el conductor acompaña con su cuerpo el giro por lo que el copiloto debe también inclinarse imitando el movimiento del piloto.

4. Una moto pesa menos que el resto de los vehículos y también tarda más en frenar al tener menos ruedas en contacto con el asfalto y, por lo tanto, un menor agarre. Por eso debemos aumentar la distancia de seguridad y tener la mirada muy por delante de nosotros para saber qué ocurre en el tráfico que nos precede. La concentración es fundamental.

5. En carreteras con un solo carril por sentido se debe circular siempre por el centro de la calzada y en línea recta sin zigzaguear para no distraer o confundir al resto de conductores. Es conveniente recordar que la motocicleta tiene el mismo derecho que cualquier otro vehículo de motor a ocupar su espacio en el centro de la carretera. Si la calzada es de varios carriles y tu velocidad es menor que la de los demás debes situarte en el carril de la derecha para permitir que te adelanten por tu izquierda.

6. La señalización, los semáforos y los pasos de peatones deben respetarse siempre. No por ser un vehículo ligero tenemos derecho a saltarnos semáforos o no respetar el paso de los peatones por las zonas habilitadas. De hecho en las grandes ciudades cada vez hay más zonas adelantadas habilitadas en los semáforos para dar prioridad a las motos.

Las zonas adelantadas en los semáforos dan prioridad a las motos.
Las zonas adelantadas en los semáforos dan prioridad a las motos.

7. A pesar de estar dentro de los límites establecidos, es conveniente reducir aún más la velocidad al circular cerca de colegios, plazas, parques y zonas donde, repentinamente, los niños pueden cruzar la carretera por zonas no habilitadas. Igualmente debe moderarse la velocidad y extremar la atención al acercarse a autobuses escolares y medios de transporte público que continuamente se detienen para coger o dejar pasajeros.

8. Siempre debe reducirse la velocidad al entrar en un cruce o una rotonda y debemos estar alerta en el caso de que algún vehículo pueda girar repentinamente para poder tener margen de frenar la moto.

9. Nunca se debe conducir si se ha ingerido alcohol o si las condiciones físicas no son óptimas por alguna enfermedad o falta de sueño. Igualmente no es conveniente hacerlo tras una comida copiosa, es recomendable dejar pasar un rato para hacer la digestión antes de coger la moto.

10. Si hay viento fuerte, no conviene acercarse para ocultarse detrás de camiones o vehículos voluminosos para buscar protección sino que debemos respetar la distancia de seguridad para que si frenan de repente tengamos tiempo de reaccionar. También hay que tener cuidado a su paso por el carril opuesto ya que, a altas velocidades, crean fuerzas que impulsan lateralmente a vehículos más ligeros como puede ser la motocicleta.

Seguro que aplicando estos consejos y siendo prudentes podréis disfrutar plenamente del inmenso placer que supone montar en motocicleta.

 

-Consejos para conducir en coche con seguridad

-Consejos para empezar a hacer snowboard

-Consejos prácticos para preparar tu primer triatlón

-Consejos para hacer el Camino de Santiago a pie

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido
Si te gusta, compártelo