Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

Si hace poco nos hemos ocupado de algunos de los deportes más curiosos que hemos podido encontrar en algunas partes del mundo y que de alguna forma están emparentados o son variantes de deportes masivos y universales, ahora nos vamos a ocupar de competiciones a medio camino entre el deporte y la pura diversión. Así vamos a intentar acercaros a espectáculos realmente friquis, para qué vamos a negarlo. Y es que, con la excusa de competir, la imaginación del ser humano no tiene límites a la hora de crear modalidades tan originales como descacharrantes para disfrute de participantes y asistentes.

  • Carrera de esposas, Finlandia

En el país de los mil lagos, como en tantos otros de latitudes nórdicas, el hockey hielo es el deporte nacional, los rigores del tiempo mandan, pero quizá el más original es la “Finlandia man carrying girl” o carrera de esposas, una competición que data de 1992 y que han imitado otros países como Estados Unidos. En esta modalidad los hombres deben cargar a su mujer mientras superan una carrera de obstáculos de 250 metros que deben completar en el menor tiempo posible. Para ello pueden llevarlas a caballito, a hombros o cómo crean conveniente, si bien el más utilizado es el “método estonio”, con las piernas de la mujer rodeando el cuerpo del hombre y dejándose caer por su espalda. La única regla de esta competición anual celebrada en julio es que ellas no se caigan para no ser descalificados. Lo más curioso es el premio, el peso en cerveza de la mujer trasladada.


Wife Carrying Championship 2013 Finland por vedatsafakyami

  • Competición de ingesta de perritos calientes, Nueva York

Efectivamente, una competición de zampar perritos calientes en el menor tiempo posible sólo podía tener lugar en el país de los excesos, Estados Unidos. Creada por cuatro inmigrantes en 1916 para demostrar su “americanización”, el emblemático local “Nathan´s” de Coney Island organiza anualmente este certamen que coincide con la fiesta de la independencia, el 4 de julio. Los récords, 69 perritos en diez minutos en categoría masculina y 45 en la femenina, un auténtico homenaje a la gula. El premio a los más glotones consiste en lanzar la primera bola en un partido de béisbol, un deporte que se presta mucho a la ingesta de todo tipo de comida rápida. En este caso preferimos incluir una foto a un vídeo para no dañar sensibilidades.

¿Tiene más mérito Usain Bolt o el recordman mundial de ingesta de perritos calientes?
¿Tiene más mérito Usain Bolt o el recordman mundial de ingesta de perritos calientes?
  • Carrera del queso, Inglaterra

Habitual de los informativos veraniegos, la ancestral “Cooper’s Hill Cheese-Rolling and Wake” es una competición anual que el último lunes de mayo, festivo en Inglaterra, convoca a millares de asistentes en la colina de Cooper de la localidad inglesa de Brockworth. Data de 1836 y se convirtió en una cita anual desde 1884. La mecánica de la prueba es simple, desde lo más alto de la colina se lanza un queso de la variedad regional “Double Gloucester” con un peso cercano a los cuatro kilos y los competidores se lanzan a correr tras él como si no hubiera mañana…ni una cuesta muy empinada. Sobra decir que las caídas son tronchantes, algunas incluso causan lesiones, y que el primero en atraparlo y llegar a la meta se lleva el premio, el propio queso. Y es que el codiciado manjar llega a alcanzar más de cien kilómetros por hora en algunos tramos. Un auténtico desafío para los más valientes.

  • La carrera del pavo, Segovia

Además de La Tomatina, sin carácter competitivo, pero de igual carácter festivo, España también tiene pruebas exóticas. Entre ellas destaca la Carrera del Pavo, una competición ciclista que se celebra todos los 25 de diciembre en Segovia. La curiosidad reside en que es una carrera ciclista sin cadena y que el premio al ganador es un pavo, muy adecuado para consumir en las fiestas navideñas. Es una carrera que comenzó en 1935 y que consta de un recorrido de 550 metros por el centro de la localidad y frente a su célebre Acueducto romano. Tras una primera parte en bajada donde los participantes deben tomar el mayor impulso posible, después ascienden una ligera pendiente donde la habilidad y los movimientos de cadera se deben coordinar para llegar a la meta sin poner los pies del suelo ni levantar las ruedas del mismo. En caso de que más de uno lo consiga, se realiza un desempate pero saliendo todos los empatados a la vez y siendo el ganador quien alcance la meta en primer lugar. Como curiosidades, todas las bicicletas son modificadas de forma artesanal y Pedro Delgado, ilustre segoviano, suele participar en la prueba aunque todavía no ha logrado la victoria. Por cierto, el segundo y el tercero también tienen premio, un pato y un pollo respectivamente.

  • La carrera en tacones, Rusia

Los hombres tenemos difícil imaginarnos lo que es caminar con tacones altos, un auténtico ejercicio de coordinación y equilibrio solo al alcance de las mujeres. Y si ya hablamos de correr con ellos la cosa ya roza la heroicidad. Pues esto es lo que anualmente hacen en San Petersburgo organizando una carrera de 50 metros con tacones de aguja de un mínimo de 10 cm. Las velocidades que llegan a alcanzar son sorprendentes aunque también son frecuentes las caídas e imaginamos que el dolor de pies les durará varios días a estas sufridas corredoras pero el sufrimiento merece la pena, especialmente si el premio es un suculento cheque por valor de tres mil dólares.

-Los deportes más curiosos del mundo

-Guía para el turismo deportivo en Brasil

-Guía para el turismo deportivo en Portugal

– Guía para el turismo deportivo en Reino Unido: Inglaterra, Escocia y Gales

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido

 

Si te gusta, compártelo