Si te gusta, compártelo

Por LUIS MURILLO ARIAS  y DANIEL RIOBÓO  BUEZO 

El Mundial y los Juegos Olímpicos de Brasil han puesto el ojo global en el país de la samba en lo que se refiere al deporte en los dos últimos años y, aunque es verdad que se trata de una nación donde el deporte del balón con el pie es algo más que una religión, no es el único placer que puede proporcionar al turista deportivo. Aparte de los nuevos recintos olímpicos y los estadios renovados para la Copa del Mundo de la FIFA, el deporadicto por el mundo podrá visitar circuitos de automovilismo o playas para practicar surf o fut-voley. Pero empecemos por el deporte rey.

Fútbol

Si hablamos de estadios de fútbol en Brasil tenemos que hablar del recinto más mítico del mundo: Maracaná. Aunque su nombre oficial es Jornalista Mário Filho. Situado en la ciudad de Río de Janeiro, es el estadio más grande de Brasil y durante mucho tiempo fue el más grande del mundo, ya que se decía que cabían hasta 200.000 aficionados. Hoy su capacidad es de 89.000 espectadores. Fue inaugurado el 24 de junio de 1950 llamándose Maracaná. Se le cambió el nombre en 1964. La nomenclatura popular procede de un pájaro que habita el lugar llamado precisamente maracaná.

Y, como es obvio, en este estadio se dio el famoso Maracanazo. Era la final del Mundial de Brasil de 1950 y cerca de 200.000 espectadores pudieron asistir a la victoria de los uruguayos sobre la Canarinha por 2 goles a 1 contra todo pronóstico.

El estadio de Maracaná, el más mítico de la historia del fútbol.
El estadio de Maracaná, el más mítico de la historia del fútbol.

Otros eventos deportivos importantes celebrados aquí fueron la final de la Copa Libertadores de 2008 entre Fluminense y Liga Deportiva Universitaria de Quito. En 2007 se celebraron los actos de la inauguración y clausura de los Juegos Panamericanos. En 2013, tras una remodelación, fue inaugurado el nuevo Maracaná de cara a la disputa de la Copa Confederaciones. En la final de este campeonato Brasil venció por 3-0 a la entonces campeona del mundo, España, con dos goles de Fred y uno de Neymar. El recinto albergará la final del Mundial que se está disputando en estos momentos y las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos Olímpicos de Río en 2016.

De todos los estadios que hay en Brasil, imaginad, es el país del fútbol, vamos a elegir cuatro y no necesariamente tienen que formar parte de los estadios del Mundial, sino que vamos a tirar un poco de historia.

Por ejemplo, el Estadio Olímpico Joao Havelange, conocido popularmente como Engenhao, en Río de Janeiro. En él juega sus partidos oficiales el Botafogo y se trata de un estadio polideportivo situado en el barrio Engenho de Dentro. Se usa principalmente para partidos de fútbol y competiciones de atletismo. Fue uno de los principales escenarios de los Juegos Panamericanos de 2007, de hecho fue construido para ello.

El Estadio Joao Havelange fue remodelado para albergar el atletismo en los JJOO.
El Estadio Joao Havelange fue remodelado para albergar el atletismo en los JJOO.

Para continuar, no nos vamos a olvidar de un estadio en el que juega uno de los equipos míticos de Brasil, el Gremio de Portoalegre. Se trata del estadio Beira Mar, situado, obviamente, en Porto Alegre, al sur de Brasil. Fue originalmente construido, en gran parte, con la contribución de los hinchas, que traían ladrillos, cemento y otros materiales. Entre ellos, un jugador que luego sería un mito: Falcao. Fue remodelado para la disputa de la Copa Mundial de Fútbol 2014.

No podíamos olvidar a otro de los clubes históricos, el Sao Paulo, ganador de tres Copas Libertadores. Su estadio, el Cícero Pompeu de Toledo, conocido como Morumbi, representa a la ciudad en el Mundial de Fútbol de 2014. Fue inaugurado en 1960 y su capacidad actual es de 66.000 espectadores.

Y si de históricos del fútbol brasileño hablamos, tenemos que nombrar al estadio del Santos, que ha visto jugar a históricos como Pelé, Robinho o Neymar. También tiene en su haber tres Copas Libertadores. El Estadio Urbano Caldeira, conocido popularmente como Vila Belmiro, por encontrarse en este barrio de la ciudad, vio la luz en 1916. Tiene capacidad para unos 20.000 espectadores.

 

Los recintos olímpicos de Río 2016

Los recientes Juegos Olímpicos de Río de Janeiro han dejado un legado deportivo en la capital carioca que bien pueden completar nuestra visita a los numerosos atractivos que ofrece la cidade maravilhosa. Las competiciones se llevaron a cabo en 33 recintos deportivos de cuatro barrios de la ciudad carioca ya que la candidatura propuso realizar casi todos los eventos dentro del área urbana, en las zonas de Maracaná, Barra de Tijuca, Deodoro y Copacabana. La única excepción fue la competición de fútbol que se celebró también en estadios de Sao Paulo, Salvador de Bahía, Belo Horizonte y Brasilia.

sedes-rio-2016

El Estadio de Maracaná albergó las ceremonias de apertura y clausura de los juegos los días así como la final del torneo de fútbol si bien la competición de atletismo se celebró en el Estadio Olímpico Joao Havelange siendo la primera ocasión en la que el atletismo no se realizó en el recinto donde se inauguraron y clausuraron los Juegos. En los alrededores del Maracaná también se disputó el torneo de voleibol, en el Gimnasio de Maracanãzinho.

En el sector de Barra de Tijuca, además de ser sede de varios deportes, se situó la villa olímpica y los centros de prensa, difusión y transmisiones. En esta zona se encuentran diversos recintos deportivos como el Parque Acuático María Lenk en donde se desarrollaron los deportes acuáticos así como las competiciones de piragüismo y remo en el lago Rodrigo de Freitas, por primera vez disputados en un entorno urbano. En Tijuca igualmente se hallan el Centro de Tenis y el Arena Carioca en donde se celebró la competición de baloncesto. También en esta zona se encuentra Riocentro, una sede donde se compitió en bádminton, boxeo, halterorfilia y lucha.

Deodoro fue la sede más al norte de la ciudad y allí se disputaron competiciones como el hockey, el ciclismo de montaña y el BMX así como las competiciones ecuestres o el piragüismo de aguas bravas. Además algunos deportes ocuparon lugares emblemáticos de Río, como el vóley playa en las playas de Copacabana mientras el Sambódromo albergó el final del maratón y la marcha atlética.

El popular Sambódromo albergó el final del maratón y la marcha atlética.
El popular Sambódromo albergó el final del maratón y la marcha atlética.

Automovilismo

El autódromo José Carlos Pace, conocido popularmente como Interlagos, por encontrarse en este barrio de la ciudad brasileña de Sao Paulo, ha venido acogiendo todos los años el último Gran Premio de la Fórmula 1, aunque este año ese honor va a recaer en Abu Dhabi. Ya sabéis, con valor doble de los puntos por obra y gracia del dinero del petróleo.

Pero, volviendo a Interlagos, por citar unas de las carreras más decisivas de los últimos años, fue aquella en 2007 en la que los favoritos a conseguir el título final del mundial eran Fernando Alonso y Lewis Hamilton, que llevaban toda la temporada a la gresca en McClaren, y finalmente se llevó el gato al agua Kimi Raikkonen, que por entonces corría en Ferrari.

El circuito de Interlagos es ya un clásico en el Mundial de Fórmula 1 a final de temporada.
El circuito de Interlagos es ya un clásico en el Mundial de Fórmula 1 a final de temporada.

En este circuito también se han disputado carreras del Mundial de Motociclismo y de otras pruebas de motor. El nombre del barrio, Interlagos, se debe a que se trata de una región situada entre dos lagos artificiales: el Guarapiranga y el Billings, diseñados a principios del siglo XX para abastecer a la ciudad de agua potable y energía eléctrica. El nombre de José Carlos Pace se debe un piloto de Fórmula 1 fallecido. De hecho, además, existe una pista de karts dentro del circuito llamada Ayrton Senna.

Fut-voley y Voley-Playa

Todos recordamos a Romario, el ex jugador del Barcelona, Valencia y la selección brasileña, jugando al Fut-voley en la playa de Copacabana de Río de Janeiro. No en vano, se trata de un deporte, mezcla de Voley-Playa y fútbol, que fue inventado en Brasil por el ex futbolista Octavio de Morales. Su principal área de expresión está en Río de Janeiro en las playas de Ipanema, Copacabana o Barra de Tijuca, pero ya se ha hecho popular en otros países como Uruguay o España. En Brasil, se puede practicar, junto al Voley-Playa, en prácticamente cualquier playa de la costa atlántica.

No es difícil encontrarse con Romario jugando al Futvoley en la playa de Copacabana.
No es difícil encontrarse con Romario jugando al Futvoley en la playa de Copacabana.

Surf

Otro de los deportes amados por los brasileños es el Surf que, por practicantes, puede llegar a ser la segunda religión del país, tras el fútbol. Si quieres disfrutarlo los destinos que recomendamos son Florianópolis, la costa del estado de Río de Janeiro, el archipiélago Fernando de Noronha, cerca de las costas de Recife, o Itacaré, en estado de Bahía.

En la isla de Florianópolis puedes escoger la playa de Mole, con su foso, que se extiende por los dos kilómetros de la orilla; Moçambique, con sus 13 kilómetros de aguas frías y grandes olas; Joaquina, perteneciente al circuito internacional de surf; Santinho, un lugar paradisíaco para los amantes de este deporte. También en el estado de Santa Catarina, a 90 kilómetros de Florianópolis, se encuentra Praia do Rosa, la playa surfera por excelencia del sur de Brasil.

Las olas de las playas de Fernando de Noronha permiten practicar surf en lugares paradisiacos.
Las olas de las playas de Fernando de Noronha permiten practicar surf en lugares paradisiacos.

El archipiélago de Fernando de Noronha, un grupo de 21 islas volcánicas, declarado parque marino nacional en 1988, es un lugar maravilloso para los surfistas. La mejor época para practicar surf es entre diciembre y febrero, cuando podrás disfrutar de las mejores olas Reef Break, que alcanzan hasta cuatro metros de altura.

La playa de Itacaré es el mejor destino para los surfistas. Conviene visitarla otoño e invierno, cuando las olas alcanzan los tres metros de altura.

Saquarema, a una hora y media en coche de Río de Janeiro, presenta buenas olas todo el año. Tiene 29 kilómetros de playas. Y, también cerca de Río, está Buzios. En si playa Geribá, de dos kilómetros de extensión, las olas son bastante aceptables. Además del surf, se practica kitesurf, windsurf y bodyboard. Además, encontrarás numerosos turistas cariocas y fiestas por doquier. Boa Viagem!

-Guía para el turismo deportivo en Italia

– Guía para el turismo deportivo en Portugal

– Guía para el turismo deportivo en Francia

– Guía para el turismo deportivo en Reino Unido: Inglaterra, Escocia y Gales

– Guía para visitar los estadios del Reino Unido: Inglaterra, Escocia y Gales

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido


Si te gusta, compártelo