Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

La designación de la ex tenista Gala León como nueva capitana del equipo español de Copa Davis ha generado polémica en el tenis y las redes sociales y ríos de tinta en la prensa. La secuencia de hechos es la siguiente. Tras 18 años en el grupo mundial de la Copa Davis (la “primera división” de la competición por naciones) con la conquista de cinco títulos en los últimos 16 años (2000, 2004, 2008, 2009 y 2011), España desciende de categoría al perder con Brasil la eliminatoria por la permanencia en Sao Paulo. En ella, seis de los mejores jugadores españoles del momento causaron baja por diferentes motivos, desde lesiones a baja forma o falta de motivación. La lista de ausentes ilustres incluía a Rafa Nadal, David Ferrer, Feliciano López, Tommy Robredo, Nicolás Almagro o Fernando Verdasco y, sin ellos, un equipo disminuido fue incapaz de permanecer en la élite del tenis mundial. Inmediatamente después, el capitán del equipo, Carlos Moyá, anuncia al presidente de la Federación, José Luis Escañuela, que no renovará en su cargo. Es entonces cuando la junta directiva de la Real Federación Española de Tenis, en una decisión sin precedentes, anuncia que su nueva directora deportiva desde julio reemplazará a Carlos Moyá en la capitanía del equipo. Poco después se dispara la controversia tras diferentes afirmaciones en las que se cuestiona la idoneidad de la elección, pero por motivos muy diferentes.

Gala León es la nueva capitana del equipo español de Copa Davis, una decisión que ha generado una gran controversia (Foto: www.elconfidencial.com)
Gala León es la nueva capitana del equipo español de Copa Davis, una decisión que ha generado una gran controversia en el tenis español (Foto: www.elconfidencial.com)

Por un lado, hay quienes creen que Gala León no reúne la suficiente experiencia como entrenadora al más alto nivel ya que, la ex jugadora de 40 años y que llegó a ser la número 20 en la WTA (clasificación mundial del ranking femenino) en el año 2000, tan sólo ha entrenado desde su retirada a tenistas sin gran pedigrí como las españolas Silvia Soler, Estrella Cabeza y Beatriz García Vidagany y la rusa Ekaterina Makarova. En este sentido, jugadores como Rafa Nadal o Feliciano López han manifestado que lo normal hubiera sido consultar a los jugadores y ven extraño que se rompa la tradición reciente de ex jugadores que pasan a capitanes como en los casos de Emilio Sánchez-Vicario, Alex Corretja, Albert Costa o el propio Carlos Moyá. 

Pero por otro lado, y esto es lo polémico y preocupante, ha habido declaraciones en las que se cuestiona su elección por el hecho de ser mujer. En este sentido se alinean las manifestaciones de Toni Nadal, tío y entrenador de Rafa, en las que manifestaba que le resulta extraño que ella sea la elegida por la Federación porque puede tener tres dificultades: no conocer en profundidad el circuito masculino de tenis, no conocer personalmente a los jugadores y ser una mujer dentro de un vestuario lleno de hombres, esto último algo en lo que ha insistido Fernando Verdasco aunque Toni Nadal ha matizado y suavizado posteriormente sus palabras. En una línea similar de razonamiento han ido apareciendo declaraciones de diferentes jugadores y ex tenistas y en la discusión han entrado incluso políticos.

Pero, ¿por qué no puede entrenar una mujer a un jugador o a un equipo masculino cuando el caso contrario se da continuamente en el deporte? Son multitud los casos de hombres dirigiendo equipos femeninos de fútbol, baloncesto o cualquier otro deporte colectivo o individual, tantos que la lista sería interminable. Para comprobarlo en casos análogos, algunos ejemplos significativos. Las principales selecciones femeninas de España están entrenadas por hombres, desde la de fútbol que se acaba de clasificar para su primer mundial con Ignacio Quereda, las exitosas de baloncesto con Lucas Mondelo, la de balonmano con Jorge Dueñas o la de waterpolo con Micky Oca o el propio equipo nacional de tenis femenino, hoy capitaneado por Conchita Martínez pero que lo fue durante muchos años por Miguel Margets y que consiguió vencer la Copa Federación en cinco ocasiones (1991, 1993, 1994, 1995 y 1998).

Miguel Margets capitaneó a España durante sus exitosos años en la Copa Federación
Miguel Margets capitaneó a España durante sus exitosos años en la Copa Federación

Pero es evidente que es mucho más difícil encontrar a mujeres entrenando a hombres aunque el tenis ya ha vivido varios casos. Actualmente el británico Andy Murray es entrenado por la ex número uno del tenis femenino, Amelie Mauresmo y, tras conocer la designación de Gala León, el escocés animó a más tenistas y federaciones a seguir el mismo ejemplo. Además, en el tenis actual existen otros dos casos de jugadores entrenados por mujeres en el top 100 mientras que en la Copa Davis, antes que Gala León, ha habido hasta cuatro mujeres capitanas aunque en naciones sin apenas tradición ni releavancia tenística como Moldavia, San Marino, Siria y Panamá. En otros deportes ocurre lo mismo y es realmente atípico ver a mujeres entrenando equipos masculinos, regla que confirman algunas excepciones como la del mejor velocista español, Ángel David Rodríguez, toda su carrera entrenado por Dunia Martín. El atleta ha dejado clara su opinión al respecto en su cuenta de Twitter. “No veo noticia en que una mujer entrene a un hombre o equipo masculino, a mi me entrena una mujer desde 1993. Lo importante es como trabaje”. El “pájaro” también ha señalado otro factor fundamental para que aún haya tan pocas entrenadoras en España, “hasta 1975 el deporte femenino era inexistente, esas “No” deportistas habrían sido técnicos los 80 y 90. Afortunadamente cada vez hay más”. Sin duda, el tardío desarrollo del deporte femenino en España es una de las causas de la escasa proporción de preparadoras profesionales.

El jugador escocés Andy Murray es actualmente entrenado por la ex tenista francesa Amelie Mauresmo.
El jugador escocés Andy Murray es actualmente entrenado por la ex tenista francesa Amelie Mauresmo.

Las preguntas que nos surgen a todos tras la polémica suscitada con la designación de Gala León son las siguientes. ¿Por qué no pueden dirigir más mujeres a deportistas o equipos masculinos cuando sí ocurre continuamente al contrario y en tantos ámbitos laborales? ¿Puede aún existir cierto machismo y prejuicios en el deporte profesional? ¿Se debe tan sólo a la llegada más tardía de las mujeres al deporte? ¿Será su caso el primero de muchos más? De lo que no cabe duda es de que Gala León es una pionera, tanto por ser la primera mujer en ocupar el cargo de directora deportiva de la Federación española de tenis como por ser la primera capitana del equipo masculino de Copa Davis. El tiempo dirá si es la más adecuada aunque habrá que esperar, ya que hasta julio de 2015 España no jugará la fase de ascenso para retornar al grupo mundial.

-¿Hemos dicho adiós a la edad de oro del deporte español? 

-Los diez magníficos que ya conquistaron una final de la Davis

-El tenis del futuro, nuevas propuestas para mejorarlo

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido
Si te gusta, compártelo