Si te gusta, compártelo

Por LUIS MURILLO ARIAS (@lmurilloarias)

Se acerca el final de año y con él los clásicos: el frío, la temporada de esquí y España en la final de la Copa Davis. Los cuatro jinetes encargados de poner la sexta en la sala de trofeos de la Federación Española de Tenis serán David Ferrer, Nicolás Almagro, Marcel Granoller y Marc López, estos dos últimos recientes y exultantes ganadores de la Copa de Maestros en su versión de dobles. De ellos, sólo Ferru tiene experiencia como finalista en un torneo como éste y será el encargado de trasmitirle a sus compañeros el espíritu español en esta cita en lo que llevamos de siglo.

El equipo español de Copa Davis que ganó en 2011 frente a Argentina.

No debemos olvidar que, aunque hayamos dicho antes que es un clásico de final de año, no es nada fácil llegar hasta aquí. Y que si lo han logrado hasta en siete ocasiones en los últimos 13 años es por la gran labor, tanto de los tenistas como de los capitanes del equipo español. Esperamos que todo termine como en otras ocasiones, con Ferrer, Almagro, Granollers y los López bailando la conga en una discoteca de Praga, como ya hicieron sus predecesores en locales de parecido corte en ediciones anteriores. Será la segunda final contra la República Checa. En la primera, en 2009, el resultado fue de manita: 5-0. Si la cosecha de este año vuelve a ser positiva es posible que los guiñoles franceses vuelvan a acordarse de los tenistas españoles. Desde Deporadictos queremos rendir un homenaje a todos los jugadores nacionales que participaron en una final de la Davis y que se ganaron el derecho a hacer el “ridículo” con una copa de más. Entiéndase esto en sus dos sentidos.

ALBERT COSTA perdió su primer partido con Lleyton Hewitt en el año 2000 en el Palau Sant Jordi y no tuvo que disputar el quinto porque ya estaba todo resuelto. Años más tarde, entre 2009 y 2011, sería quien desde la capitanía del equipo español consiguiera los dos últimos títulos para el tenis español. A finales del pasado año dejó su cargo para convertirse en coordinador de los equipos españoles de Copa Davis, Copa Confederaciones y Juegos Olímpicos.

Aquel año 2000, Costa no jugó el último partido porque ya se había encargado de finiquitar la final un jovencísimo JUAN CARLOS FERRERO que, con 20 años, se impuso primero ante Patrick Rafter y después contra Hewitt dando el título de la Ensaladera por primera vez a España. El tenista valenciano participó en la siguiente victoria española, cuatro años después, aunque con menos protagonismo. Perdió el partido de dobles. Ferrero acaba de anunciar su retirada y en la reciente Copa de Maestros ha recibido un sentido homenaje del mundo del tenis.

ALEX CORRETJA y JOAN BALCELLS vencieron en el partido de dobles de aquella primera final ante Australia en 2000. El primero, después de su retirada, pasó unos años como reportero dicharachero en TVE y ahora es el actual capitán de la Davis, testigo que ha recogido de Albert Costa en 2012. Balcells, por su parte, pasó a la historia, aparte de por ganar aquel trofeo, por ser el primer tenista español que le ganó un partido a Roger Federer. Hoy es entrenador de tenis para jóvenes valores en la Academia Sánchez-Casal de Castelldefels.

Si en la primera Copa Davis el punto decisivo fue el de Ferrero, en 2004 ese protagonismo se lo llevó CARLOS MOYÁ, que venció en sus dos partidos frente a Fish y Roddick. Tras retirarse a finales de 2010 dedica la mayor parte de su tiempo a su mujer, Carolina Cerezuela, y a su hija, mientras esperan la llegada de su segundo retoño y la llamada de la Capitanía del equipo español de Davis, una vez que Corretja de por terminado su ciclo.

Aquel año 2004 fue la primera final para RAFA NADAL, que consiguió el segundo punto ante Andy Roddick. Tenía 18 años y fue lo primero grande que hizo en el tenis. Luego han venido 11 títulos de Gran Slam y otras dos finales de Copa Davis con victoria: 2009 y 2011. En estas dos últimas ganó sus cuatro partidos. Asistirá al sexto asalto a la Davis comiéndose las uñas por no poder participar debido a la inoportuna lesión que le mantiene alejado de las pistas desde junio.

TOMMY ROBREDO jugó, aunque con peor suerte, en la final de Sevilla frente a Estados Unidos en 2004. Perdió sus dos partidos, el de dobles junto a Juan Carlos Ferrero y el quinto y último que se disputó pese a que estaba todo decidido.

Los grandes protagonistas de la Copa Davis disputada frente a Argentina en 2008 fueron los galanes FELICIANO LÓPEZ y FERNANDO VERDASCO. El toledano y el madrileño, gran pareja tenística que hasta entonces habían sido más conocidos por sus conquistas en las pasarelas y por sus peinados, se impusieron tanto en los individuales como el dobles, trayendo a tierras españolas el primer título de Copa Davis cuya final ganábamos lejos de España. Frente a la República Checa en 2009 aportaron su granito de arena imponiéndose en el dobles, lo que no lograron en 2011, de nuevo frente a Argentina. En cualquier caso, ambos pueden afirmar que han aportado en tres finales de Davis que acabaron con la Copa en nuestro país.

En aquella final de 2008 el que no empezó con buen pie fue DAVID FERRER, que perdió su partido contra Nabaldián. Disfrutó de aquel título, pero mucho más lo hizo al año siguiente, ya que venció en sus dos encuentros contra los checos, lo mismo que hizo en 2011 frente a los argentinos imponiéndose en el único choque que disputó. Los datos aportados indican que Ferrer está ante su cuarta final de Copa Davis y que puede ser el primer tenista español que tenga el póker de finales disputadas y ganadas en su haber. Sería un colofón de oro a la mejor temporada de la carrera de Ferrer, en la que ha ganado su primer Master 1000 en París y ha disputado su cuarta Copa de Maestros la pasada semana.

Son diez los tenistas españoles ganadores hasta el momento de una final de Copa Davis (debemos recordar a nuestros lectores que no incluimos los otros tenistas que sí ganaron la Davis, pero no disputaron la final). Un número redondo, ¿no? Sería un desafío a la suerte que esos diez se convirtieran en trece con el añadido de Marcel Granollers, Nicolás Almagro y Marc López.

Si te gusta, compártelo