Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

El fútbol casi alcanza la condición de religión no oficial en Argentina. Pero además de a la albiceleste, los argentinos son absolutamente fieles a sus propios equipos y, si bien la mayoría de los mejores jugadores emigran a Europa debido al mayor poderío económico de sus campeonatos, la liga argentina es muy seguida y acudir a un partido es prácticamente una visita obligada si vamos al país ya que el ambiente es sensacional por su colorido, por los cánticos y por la propia pasión que los aficionados muestran.

Los grandes estadios de Buenos Aires

El epicentro del fútbol argentino es Buenos Aires, con la primacía dentro del país ya que de los 30 equipos de la primera división, 17 son de la ciudad o del gran Buenos Aires y, entre ellos, están algunos de los grandes clásicos, no sólo de Argentina, sino del fútbol latinoamericano y mundial.

Si sólo hay tiempo para visitar un estadio, perfectamente se podría visitar La Bombonera, el estadio del Club Atlético Boca Juniors, el equipo más laureado del país y del que la mitad de los argentinos se declaran aficionados. Su nombre oficial es Alberto José Armando, presidente histórico del club. El balón comenzó a rodar en 1940 y a menudo se dice que ver un Boca-River en ese estadio es el mayor espectáculo deportivo del mundo ya que los 49 mil espectadores que lo abarrotan lo viven con una pasión inigualable. Ubicado en pleno barrio de la Boca, no se puede llegar en metro (Subte) aunque si con numerosos colectivos (autobuses). Conviene comprar las entradas con mucha antelación. Si no se puede acudir a un partido, siempre se puede visitar La Bombonera en el Tour Oficial y el Museo de la Pasión Boquense de lunes a domingo de 10 a 18 horas.

Ver un partido en La Bombonera de Boca Juniors es una experiencia excitante.
Ver un partido en La Bombonera de Boca Juniors es una experiencia excitante.

En el estadio Monumental juega River Plate, el segundo equipo más importante del país y archirrival de Boca. Inaugurado en 1938, el Antonio Vespuci es el recinto con más aforo con 65 mil espectadores y también donde Argentina juega habitualmente sus partidos internacionales como local y donde venció a Holanda para conquistar su primer mundial en 1978. Está ubicado en el barrio de Núñez y la parada de metro más cercana es Congreso. Para asistir a los partidos se pueden comprar entradas online y también dispone de un museo y de visitas guiadas a la cancha de lunes a domingo de 10 a 18 horas.

El Monumental es el estadio con mayor aforo del país y donde Argentina juega la mayoría de sus partidos.
El Monumental es el estadio con mayor aforo del país y donde Argentina juega la mayoría de sus partidos.

Los dos clásicos de Avellaneda

Avellaneda es una ciudad que forma parte del área metropolitana de Buenos Aires y sólo las separa el río Matanza. Acoge a dos clubes históricos cuyos estadios es muy recomendable visitar. Conocido por su forma como “El cilindro de Avellaneda”, el estadio Presidente Perón, con capacidad para 50 mil espectadores, es la casa de Racing de Avellaneda. Es el cuarto equipo argentino por títulos y los colores de su equipación, el celeste y el blanco, en honor a los colores de Argentina, fueron posteriormente adoptados en el diseño de la indumentaria de la selección nacional. Fue inaugurado en 1950 y no tiene museo ni tour oficial por lo que si no puede acudirse a un partido, cuyas entradas pueden comprarse en su pagina web,  y se quiere visitar habrá que ponerse en contacto con el propio club.

El "cilindro de Avellaneda" es muy reconocible por su diseño esférico.
El “cilindro de Avellaneda” es muy reconocible por su diseño esférico.

Su enemigo íntimo en Avellaneda es Independiente y su estadio, el Libertadores de América, con capacidad para 41 mil espectadores e inaugurado en 1928. Independiente es uno de los clubes más laureados del mundo y el club latinoamericano con más Copas Libertadores, siete. Su fama internacional es tal que los tres tripulantes del Apolo 11 que viajaron a la luna en 1969 llevaron cada uno un banderín de Independiente y fueron nombrados socios de honor del club. Su estadio no tiene museo ni visita guiada por lo que habría que contactar con el club para visitarlo fuera de días de partido. Para disfrutar del ambiente del “infierno rojo” es posible adquirir los boletos por internet. Para llegar a los dos estadios, el tren quizá es la mejor opción, con dirección Roca saliendo desde Buenos Aires y deteniéndose en la estación de Avellaneda.

El estadio de Independiente es conocido como "el infierno rojo".
El estadio de Independiente es conocido como “el infierno rojo”.

San Lorenzo, el equipo del Papa Francisco

San Lorenzo de Almagro es otro histórico y el club de los amores del Papa Francisco. Su estadio original, el “Gasómetro”, fue inaugurado en 1916 en el barrio de Almagro, ahora llamado Boedo. Su historia reciente es rocambolesca y comenzó en 1979 cuando el gobierno militar expropió los terrenos y jugó durante 14 años en canchas prestadas hasta que en 1993 estrenó el Nuevo Gasómetro o Pedro Bidegain, en el barrio de Flores, y con capacidad para 43 mil espectadores si bien desde hace algunos años los propios aficionados están aportando su dinero para poder reconstruir de nuevo el Gasómetro en su ubicación original donde ahora hay un centro comercial. Para visitar el Nuevo gasómetro fuera de horario de partido hay que contactar con el club. Para llegar hay que utilizar el Subte-Premetro, bajándose en la estación Balbastro o Fuerza Aérea.

La afición de San Lorenzo reclama volver al barrio de Boedo.
La afición de San Lorenzo reclama volver al barrio de Boedo.

Otros estadios de Buenos Aires

Además de los cinco históricos, también hay otras opciones para los amantes de los estadios de fútbol, como visitar “El fortín” de Vélez Sarsfield, cuyo nombre oficial es José Amalfitani. Situado en el barrio de Liniers, al ser uno de los campos más modernos, también se utiliza para otros eventos y para partidos de rugby. Otro recinto curioso, de estilo inglés, es el estadio del Club Atlético Huracán, que se llama Tomás Adolfo Ducó y está ubicado en el barrio de Parque Patricios.

Al ser un recinto muy moderno, el estadio José Amalfitani acoge conciertos y multitud de eventos.
Al ser un recinto muy moderno, el estadio José Amalfitani acoge conciertos y multitud de eventos.

Los grandes estadios fuera de Buenos Aires

El Estadio Ciudad de La Plata ubicado en la ciudad del mismo nombre, es conocido popularmente con su nombre anterior de “Estadio Único” ya que es propiedad del gobierno de la provincia de Buenos Aires y sede de  Estudiantes de la Plata y ocasionalmente del otro gran club de la ciudad, Gimnasia y Esgrima de la Plata, que hace unos año reinauguró su propio estadio Juan Carmelo Zerillo y es un recinto moderno, abierto en 2003, con capacidad para 53 mil espectadores y donde en ocasiones juega la selección Argentina.

El Estadio Único de La Plata es el más moderno de Argentina.
El Estadio Único de La Plata es el más reciente de Argentina.

Mucho más lejos de Buenos Aires, a 10 kilómetros de la ciudad de Córdoba, en la reserva natural Chateau Carreras, se encuentra el actualmente conocido como Estadio Mario Alberto Kempes, en homenaje al “Matador”, clave en el triunfo de Argentina en el mundial de 1978. Es un estadio olímpico con capacidad para 57 mil espectadores, el segundo más grande del país tras el Monumental y donde juegan sus partidos cuatro equipos: Belgrano, Talleres, Racing y el Instituto Atlético Central de Córdoba.

El Estadio Mario Alberto Kempes es uno de los más modernos del país.
El Estadio Mario Alberto Kempes es uno de los últimos construidos en Argentina.

La localidad natal de Leo Messi, Rosario, también alberga dos estadios con solera. El Marcelo Bielsa, en homenaje al prestigioso entrenador y que, con capacidad para 42 mil espectadores es la sede de Newell´s Old Boys está situado en el Parque de la Independencia. Mientras, el estadio Gigante de Arroyito, situado en el barrio rosarino del mismo nombre, en el Boulevard Avellaneda, tiene una capacidad similar y es donde habitualmente juega Rosario Central y ocasionalmente la selección argentina.

Hay muchos más estadios que merece la pena conocer en un país donde el fútbol se vive con una pasión prácticamente inigualable por lo que, desde aquí, recomendamos absolutamente acudir a un partido en directo ya que además la seguridad se ha incrementado mucho en los últimos años. Es una experiencia imprescindible si se visita Argentina.

-Guía para visitar los estadios de Reino Unido: Inglaterra, Escocia y Gales

-El coleccionista de estadios de fútbol

-Guía para el turismo deportivo en Brasil

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido
Si te gusta, compártelo