Si te gusta, compártelo

Por Daniel Rioboo Buezo

Probablemente muchos hayáis escuchado hablar de Ignacio Dean Mouliá. Aunque en Deporadictos le entrevistamos al comienzo de su reto hercúleo de dar la vuelta al mundo a pie, cuando lo concluyó tres años después, apareció en multitud de telediarios, programas y periódicos a nivel nacional. Durante ese tiempo atravesó 31 países de cuatro continentes a lo largo de 33 mil kilómetros para convertirse en el primer español y la quinta persona en dar la vuelta al mundo sobre sus pies. Ahora, tras contar su experiencia en su libro “Libre y Salvaje”, Nacho quiere embarcarse en un otro desafío, de nuevo sin recurrir a ningún medio de locomoción más allá de su propio cuerpo. En esta ocasión este osado malagueño pretende unir nadando los cinco continentes poniendo al límite su resistencia y mandando de nuevo un mensaje al mundo. Pero mejor dejar que él mismo nos lo explique con sus palabras.

 

Hace poco más de un año terminaste tu reto Earth Wide Walk de dar la vuelta al mundo a pie y, tras narrar lo vivido en tu libro “Libre y salvaje”, ya tienes en marcha tu próximo reto, la expedición Nemo. ¿En qué consiste?

Unir nadando los 5 continentes para concienciar de la necesidad de cuidar los océanos. Cruzaré nadando el estrecho de Gibraltar, el Bósforo, el golfo de Áqaba, el estrecho de Bering y el mar de Bismarck.

¿Cómo surge la idea de este nuevo reto?

Tenía varios retos nuevos en mente, pero no sabía por cuál decantarme. Tras dar la vuelta al mundo caminando me apetecía cambiar de medio. Buscaba otra AVENTURA con mayúsculas, de esas en los que estás solo, desnudo, frente a la naturaleza salvaje. Decidí que sería en el agua, sin más medios que mi propio cuerpo.

En Earth Wide Walk el reto iba asociado a un mensaje de respeto al medio ambiente y al planeta y de la posibilidad de poder recorrer distancias sin necesidad de contaminar. ¿Qué mensaje quieres transmitir con la Expedición Nemo?

La necesidad de cuidar los océanos en un planeta donde más del 70% de su superficie está cubierta por agua. La relación tan importante que hay entre los océanos y nosotros, no es posible tener una vida y un planeta saludables si los mares están enfermos. Viajaré con un equipo de filmación compuesto por un cámara y un buceador para documentar el estado medioambiental de los ecosistemas marinos recorridos. Pérdida de biodiversidad, contaminación por plásticos e hidrocarburos, tráfico de buques mercantes afectando a las rutas migratorias de mamíferos marinos, destrucción de los litorales, marismas y zonas de nidificación de aves por las actividades portuarias y el turismo…Son muchos los problemas que el ser humano está causando a los mares y océanos y creo que es un imperativo moral denunciarlo, concienciar sobre ello y ponerle fin.

El 70% del planeta está cubierto por agua. ¿Cuál es a tu juicio la principal amenaza de los océanos?

El ser humano. Los vertidos de residuos, el tráfico de buques mercantes y las actividades portuarias, la sobreexplotación y la pesca indiscriminada, la acidificación de las aguas, la subida del nivel del mar por el calentamiento global. Contaminamos ríos, mares y océanos, arrojamos toda nuestras inmundicias a ellos y los usamos como si fueran grandes vertederos. Los mares están llenos de basura y plásticos, incluso en regiones donde todavía apenas ha llegado el humano. Se han descubierto restos de aparejos, botellas, yogures…a 1600 metros de profundidad, donde no llega ni la luz del sol. Hay incluso varias grandes manchas de plástico flotando en varios océanos.

¿Cuándo vas a llevar a cabo tu nuevo reto? ¿Durante cuanto tiempo?

Comenzaré en junio de 2018 con el estrecho de Gibraltar. Bósforo en julio. Bering en agosto. Bismarck en septiembre y Áqaba en octubre. Es el calendario si todas las circunstancias acompañan (financiación, climatología…). Sino, es probable que tenga que retrasar algún cruce a 2019.

El nombre de la expedición rinde homenaje al comandante del submarino Nautilus, el capitán Nemo, protagonista de la novela de Julio Verne “Veinte mil leguas de viaje submarino”. ¿En qué te identificas con él?

Y el capitán Nemo exclamó: “El mar no pertenece a los déspotas. En su superficie los hombres podrán aplicar sus leyes injustas, pelearse, devorarse y dejarse llevar por horrores eternos. Pero, a treinta pies de profundidad, su poder cesa, su influencia se extingue y su imperio desaparece. ¡Ah, señor, viva usted en el seno de los mares! Allí no reconozco voz de amo alguno. Ahí soy verdaderamente libre…”

Pasas de un reto a pie, de muy largo aliento pero a tu ritmo, a uno a nado con distancias más cortas pero nadando y en alta mar. ¿Cómo te has preparado para este nuevo reto?

Esa es una de las dificultades y uno de los alicientes sin duda, pasar del medio terrestre a uno acuático donde estás constantemente mojado, donde si te cansas no hay una silla para sentarse y, sobre todo, donde mi nivel de natación era bajo…Definitivamente, el agua no es nuestro medio, y son muchas las precauciones y medidas a tomar para tener una mínima garantía de éxito.  Entreno todos los días en piscina y, siempre que tengo la oportunidad, me escapo a nadar en aguas abiertas en el mar, ríos y lagos.

Tras haberte preparado para el reto, ¿cual es la mayor dificultad en el hecho de nadar en mar abierto? ¿Las temperaturas del agua, las corrientes marinas, las especies (medusas, tiburones) que puedas encontrarte…?

El mayor inconveniente es la meteorología pues, hasta que las condiciones de viento y corriente no sean favorables, no se puede realizar el cruce. Una vez en el agua, cada estrecho tiene sus peculiaridades. En el estrecho de Bering el agua está a 3ºC, en Bismarck hay medusas muy venenosas y tiburones, en el mar Rojo la elevada salinidad te produce fuertes rozaduras al estar repitiendo el mismo movimiento durante horas y el elevado nivel de contaminación del agua por el tráfico marítimo provoca vómitos…

¿Has acudido a nadadores de larga distancias para que te aconsejen?

He contactado con Matías Ola y Hassan Baraka, son dos nadadores que han conseguido culminar este desafío con anterioridad.

La disciplina, la constancia y el esfuerzo caracterizan tus retos, ¿también quieres concienciarnos sobre la necesidad de trabajar estas capacidades a través del deporte?

Sí. Contar una historia inspiradora, de superación y motivación, que con trabajo, esfuerzo y constancia no hay nada imposible. Demostrar que somos capaces de lo que nos propongamos y que el ser humano merece la pena.

-Ignacio Dean, el sueño de dar la vuelta al mundo a pie

-Juan Sin Miedo, el deportista extremo sin límites

-Vicente Barranco, el maratoniano universal

-Enhamed Enhamed, la vida como un reto constante

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido
Si te gusta, compártelo