Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

Andrés Iniesta es uno de los deportistas españoles más queridos. Por su histórico gol en la final del mundial de fútbol de Sudáfrica y su sentida dedicatoria a Dani Jarque, por su calidad como futbolista y también por su humildad, educación y honestidad. Ahora Iniesta, habitual en anuncios de televisión, da el salto a la gran pantalla en “¿Quién mató a Bambi?”, una disparatada comedia negra dirigida por Santi Amodeo y que adapta la película mexicana “Matando cabos”. En ella Iniesta comparte un reparto de lujo encabezado por Quim Gutiérrez, Ernesto Alterio y los actores revelación y ganadores del Goya de “Grupo 7” Julián Villagrán y Joaquín Núñez. La cinta se estrena el próximo 15 de noviembre.

 

El papel de Andrés Iniesta es breve, poco más que un cameo y  no es el primer jugador del FC Barcelona en aparecer en la gran pantalla. Ya antes Cesc Fabregas lo había hecho en “Torrente 4” junto a otros grandes jugadores del fútbol español como Sergio Ramos, Álvaro Arbeloa o Raúl Albiol y en la tercera entrega del impresentable detective perpetrado por Santiago Segura aparecían Iker Casillas, Fernando Torres o Guti, entre otros.

Los grandes de la historia: Di Stéfano y Pelé

Antes de esta nueva hornada, grandes futbolistas habían sido invitados a participar en películas. Desde el mítico Alfredo Di Stéfano que en Argentina participó en la película “Con los mismos colores” en 1949 y unos años después ya en España participó en “Once pares con botas” para posteriormente interpretarse a sí mismo en dos películas, “La Saeta rubia”,  una moraleja sobre fútbol y valores espirituales  y “La batalla del domingo”, cine dentro del cine con apariencia documental para criticar una mercadotecnia que años después se convertiría en algo habitual en los equipos de fútbol.

Pero Di Stéfano no ha sido el único en interpretarse a sí mismo. Antes también lo hizo Edson Arantes do Nascimento, Pelé, en una de las mejores películas que se han hecho sobre fútbol: “Evasión o Victoria”. La cinta, dirigida por John Huston, recrea un hecho real sucedido durante la Segunda Guerra Mundial, el partido entre un equipo ucraniano, el FC Start,  y una selección de jugadores alemanes en la Ucrania ocupada por el III Reich. Los jugadores locales, advertidos de que sufrirían represalias si vencían, humillaron a los alemanes y posteriormente fueron torturados y llevados a campos de concentración. La cinta adapta el hecho y tiene un reparto de lujo encabezado por Michael Caine, Max Von Sydow y un jovencísimo Sylvester Stallone y además de la presencia de Pelé, también cuenta con la de otros futbolistas como Osvaldo Ardiles o Bobby Moore.

 

Más allá de los cameos: Eric Cantona y Vinnie Jones

Además de los breves cameos o de interpretarse a sí mismos, si hay dos futbolistas con una carrera respetable como actores son Eric Cantona y Vinnie Jones. Tras triunfar en el Manchester United, “El rey” Cantona, carismático dónde los haya, fue más allá de sus populares anuncios para iniciar una carrera como actor y ha intervenido en varias películas para cine y televisión. Las más destacadas hasta ahora han sido la comedia costumbrista “La fortuna de vivir” donde interpreta a un violento boxeador y “Elizabeth”, el drama de época británico sobre la vida de la reina Isabel I en donde se pone en la piel de un embajador francés. Pero su actuación que más repercusión ha tenido hasta la fecha ha sido la de  la película de Ken Loach “Buscando a Eric” en la que se interpreta a sí mismo para poner orden en la vida de un cartero fanático del Manchester United al que la vida no le trata precisamente bien. En ella Cantona demuestra que no sólo ha sido un icono futbolístico sino que es un actor más que respetable. Actualmente Le Roi es el director deportivo del New York Cosmos de la Major Soccer League de Estados Unidos y pronto le veremos haciendo de malo en una nueva película, el western danés “The salvation”.

 

El otro futbolista-actor de la actualidad, más profesional incluso que Cantona, es Vinnie Jones. Si como futbolista el galés adquirió principalmente fama por su juego duro y,  hasta en ocasiones, violento, en el cine sí ha podido alcanzar cierto estatus, precisamente llevando del campo a la pantalla ese arquetipo de tipo duro de los bajos fondos para el que su físico tanto se presta. Ya antes de retirarse, su padrino Guy Ritchie le dio la oportunidad de debutar en “Lock and Stock”, su sorprendente ópera prima, interpretando a un matón a sueldo. Convencido de su capacidad actoral y una vez retirado, Jones apareció de nuevo en la segunda película de Ritchie, “Snatch, cerdos y diamantes” y desde entonces ha intervenido en más de veinte películas como “Operación Swordfish” o la tercera entrega de X-Men e incluso ha obtenido algunos premios por sus interpretaciones. Actualmente Vinnie Jonnes está ocupado como protagonista de un reality del canal National Geographic en donde las pasa canutas ejerciendo las más difíciles profesiones en la Rusia más profunda.

 

 

-“La gran familia española” y otras comedias agridulces sobre fútbol

-Cine para ver durante el mercado de fichajes 

-Fútbol y motes, una historia de amor


¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* indicates required


Si te gusta, compártelo