Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

Hay un dicho popular que reza que segundas partes nunca fueron buenas. Michael Phelps es el último gran deportista dispuesto a cuestionarlo arriesgando su prestigio tras haberse retirado en la cima de la natación. “El tiburón de Baltimore” ha decidido volver a la competición tras retirarse después de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 en los que se convirtió en el deportista olímpico más laureado de la historia con 22 medallas. Tras casi dos años alejado de las piscinas viviendo la ‘dolce vita’ de las estrellas retiradas, el sensacional nadador estadounidense de 29 años lleva entrenando varios meses y quiere probarse, primero en distancias cortas y relevos, para saber si podría estar en condiciones de volver a un nivel que le permitiera llegar con opciones a los mundiales de Rusia en 2015  y, en último término, a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. ¿Conseguirá Phelps regresar a su mejor forma y asombrar de nuevo al mundo? ¿Qué es lo que han hecho otros grandes campeones al regresar a la competición tras sus retiradas?

Un físico idóneo para la natación ayudó a Phelps a ser el mejor nadador de la historia (Infografía: elcomercio.pe)
Un físico idóneo para la natación ayudó a Phelps a ser el mejor nadador de la historia (Infografía: elcomercio.pe)

Las decepcionantes reapariciones de Ian Thorpe y Michael Spitz y el éxito de Dara Torres

El caso de Phelps no es el único intento de regreso de un gran nadador. Su predecesor como rey de la natación mundial, el australiano Ian Thorpe (cinco oros olímpicos y nueve mundiales) intentó volver a la competición para participar en los Juegos de Londres tras haberse retirado con tan sólo 24 años en 2006. Su regreso a las piscinas no obtuvo los resultados esperados y, tras no conseguir clasificarse con su país para la cita olímpica, Thorpe ha sufrido una depresión y diversos problemas físicos que le han hecho retirarse definitivamente. Más exótica y con fines puramente económicos fue la vuelta a la competición con 41 años del mítico nadador estadounidense Mark Spitz (siete oros olímpicos en Múnich 1972) que trató sin éxito de clasificarse para los Juegos de Barcelona al recibir una oferta del director de cine Bud Greenspan que quiso grabar su hazaña. Aunque casi mejoró sus marcas de veinteañero, Spitz se quedó a dos segundos de la marca exigida para clasificarse. Quién si consiguió la hazaña de volver a su mejor nivel, también con 41 años y tras ser madre, fue la nadadora Dara Torres, que consiguió nada menos que tres medallas olímpicas en Beijing 2008 tras volver para competir en sus quintos juegos olímpicos. Una mujer de récord que actualmente comparte sus experiencias a través de charlas motivacionales y de un libro en el que asegura que la edad es sólo un número. Siguiendo su ejemplo, la en su momento niña prodigio de la natación estadounidense, Janet Evans (cuatro veces campeona olímpica y retirada a los 25 años), también decidió intentar disputar los JJOO de Londres a la misma edad que Dara Torres (41 años) aunque en este caso su intento no tuvo éxito y se quedó sin su pasaporte olímpico.

 Dara Torres es un gran ejemplo para los amantes de los retos deportivos.

Dara Torres es un gran ejemplo para los amantes de los retos deportivos.

Pelé y su retorno al fútbol tras sus problemas económicos

Fiel al Santos durante toda su carrera deportiva y con tres mundiales en sus vitrinas, Edson Arantes do Nascimento, Pelé, se retiró del fútbol en 1974 con 34 años. Pero el astro brasileño no tardó demasiado en regresar a los estadios ya que, tras varias inversiones ruinosas y al borde de la bancarrota, fue tentado para volver a jugar por equipos como la Juventus, el AC Milán, el Real Madrid o el América de México. Finalmente “O Réi” decidió decantarse por el Cosmos de Nueva York de la entonces pujante liga norteamericana, una oferta exótica y sin duda menos exigente físicamente que otras ligas europeas o latinoamericanas. Pelé jugaría durante dos años más hasta que el 1 de octubre de 1977 a los 36 años se despidió definitivamente del fútbol ante 75.000 espectadores en un encuentro entre el Santos y el Cosmos jugando un tiempo con cada equipo.

Pelé se retiró definitivamente del fútbol tras su etapa en el Cosmos de Nueva York.
Pelé se retiró definitivamente del fútbol tras su etapa en el Cosmos de Nueva York.

Las dos reapariciones de Michael Jordan

Algunos grandes mitos del deporte quizá piensan tener la capacidad de poder volver a lo más alto en sus reapariciones y Michael Jordan, probablemente el mejor jugador de la historia del baloncesto y ganador de seis anillos de la NBA con los Chicago Bulls, en cierta medida lo consiguió en su primera vuelta a la competición. Retirado prematuramente a los 30 años tras el extraño fallecimiento de su padre, Jordan probó en el béisbol ya que así se lo había prometido a su progenitor. Sin demasiada suerte con el bate, regresó a la NBA para volver a liderar a Chicago Bulls en la conquista de otros tres anillos para retirarse a los 36 años. De nuevo incapaz de frenar su espíritu competitivo, Jordan volvió otra vez al parqué en 2001 a los 38 años con los Washington Wizards, el equipo del que era presidente operativo. En sus dos últimas temporadas llenó pabellones, logró una media de más de veinte puntos por partido y disputó un nuevo All Star aunque no consiguió clasificar a su equipo para los playoffs y abandonó definitivamente el baloncesto a los 40 años.

El 16 de abril de 2003 Michael Jordan disputó su último partido como profesional.
El 16 de abril de 2003 Michael Jordan disputó su último partido como profesional.

El regreso a las pistas de tenis de Monica Seles y Jennifer Capriati

Ganadora de nueve Grand Slams a lo largo de su carrera, la tenista serbia nacionalizada estadounidense Monica Seles también volvió a las pistas tras su primera retirada en 1993. Fue un abandono obligado tras ser apuñalada mientras descansaba en un partido por un fan alemán obsesionado con Steffi Graf que quería que su paisana recuperara el número uno mundial que le había arrebatado Seles, que tan sólo tenía 20 años. El ataque hizo que el tenis mejorara sus medidas de seguridad pero dejó en la jugadora serbia secuelas no sólo físicas sino especialmente psicológicas que forzaron su retirada de las pistas durante más de dos años. Seles no volvió a jugar nunca en Alemania pero sí regresó al circuito. Aunque nunca volvió a alcanzar el número uno de nuevo sí se llevó el Open de Australia de 1996 y ayudó a EEUU a conseguir dos títulos de la Copa Federación antes de poner fin definitivamente a su carrera en 2003 con apenas 30 años.

Mónica Seles fue agredida en 1993 tras arrebatar el número uno del mundo a Steffi Graf.
Mónica Seles fue agredida en 1993 tras arrebatar el número uno del mundo a Steffi Graf.

 

Distinto fue el caso de la jugadora norteamericana Jennifer Capriati. Talento precoz del tenis femenino, Capriati debutó en el circuito profesional con tan sólo 13 años situándose en el top ten mundial durante su adolescencia y siendo campeona olímpica con tan sólo 16 años en Barcelona 92. Un año después, tras varios resultados decepcionantes, abandonó temporalmente el circuito para centrarse en sus estudios universitarios y posteriormente tuvo problemas personales y legales al ser arrestada por posesión de marihuana. Tras un amago de retorno, volvió definitivamente a la competición en 1996 y poco a poco fue mejorando sus prestaciones hasta conseguir sus mejores resultados en 2001 cuando conquistó el Abierto de Australia y Roland Garros repitiendo en tierras australianas en 2002. Desde entonces comenzó un lento declive para retirarse definitivamente en 2004 tras diversos problemas físicos. En su caso, su segunda etapa fue mejor que la primera si bien había abandonado el tenis muy joven y aún le quedaban sus mejores años por delante.

Capriati y Seles entraron en el Salón de la Fama del tenis en 2012.
Capriati y Seles entraron en el Salón de la Fama del tenis en 2012.

La vuelta a la Fórmula 1 de Michael Schumacher

Aún con el mundo en vilo por su evolución tras su grave accidente de esquí, Michael Schumacher ha sido otro de los grandes protagonistas de la vuelta al deporte de alta competición tras varios años retirado. Siete veces campeón del mundo de Fórmula 1, el káiser se cortó la coleta en 2006 a los 37 años pero no aguantó demasiado tiempo sin su afición a liberar adrenalina y pronto empezó a coquetear con su vuelta y hasta con competir en motociclismo. Finalmente, Schumacher regresó a la Fórmula 1 en 2010 en el equipo Mercedes-Benz pero nunca consiguió resultados a la altura de su leyenda y tan sólo obtuvo un tercer puesto como mejor resultado en el Gran Premio de Valencia de 2012 para retirarse al final de esa temporada siendo sustituido por Lewis Hamilton en la escudería alemana. 

Tras su vuelta a la competición, Schumacher tan sólo subió una vez al podio en tres temporadas.
Tras su vuelta a la competición, Schumacher tan sólo subió una vez al podio en tres temporadas.

El regreso a las carreteras de Lance Armstrong

Desprestigiado tras ser desposeído de sus siete Tours y tras haber reconocido su dopaje durante gran parte de su carrera, Lance Armstrong ha sido uno de los deportistas más polémicos y que más ha dado que hablar en los últimos años.  Ambicioso como pocos, el carácter ultra competitivo del ciclista texano hizo que, tras retirarse por todo lo alto del ciclismo en 2005, decidiera volver a la bicicleta en 2009 con 37 años asegurando que lo hacía para potenciar la lucha contra el cáncer, enfermedad que superó con éxito y causa de la que siempre ha sido abanderado. Y es que los maratones y el triatlón no colmaban su afán competidor. Su retorno dio mucho que hablar por su rivalidad con Alberto Contador, compañero de equipo en el Astaná y al que escoltó en el podio como tercer clasificado en el Tour de 2009 aunque muy lejos de su absoluto dominio antes de su primera retirada. En su segundo año tras el retorno, Armstrong creó un nuevo equipo, el Team RadioShack aunque tan sólo pudo ser 23º en la Grande Boucle y meses después anunció su retirada definitiva poco antes de cumplir los 40 años.

Armstrong brilló en su vuelta al Tour aunque un año después se retiraría definitivamente del ciclismo.
Armstrong brilló en su vuelta al Tour aunque un año después se retiraría definitivamente del ciclismo.

El inagotable espíritu competitivo, la nostalgia de la gloria y la fama, ofertas irrechazables, la reaparición como reto personal o los problemas económicos son algunos de los motivos por los que algunos grandes campeones han vuelto a competir tras haberse retirado, con resultados discretos generalmente. ¿Conseguirá Michael Phelps brillar de nuevo en las piscinas? ¿Es acertada su decisión? Pronto lo sabremos.

 -Deportistas que desafían al tiempo

-La ‘dolce vita’ del deportista retirado

-Lance Armstrong, el “Vito Corleone” del ciclismo

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* indicates required

Si te gusta, compártelo