Si te gusta, compártelo

Por SERGIO ARIZA LÁZARO

Fecha, sábado, 2 de mayo. Localización, el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas. Contendientes, Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao. Graben estos datos a fuego porque ya son historia del boxeo, aunque solo sea por las mareantes cifras y la expectación que ha levantado su duelo.

La ‘Pelea del Siglo’ moverá más de 1.000 millones de dólares en ganancias, la bolsa que se repartirán los contendientes es de 300 millones, el 60% de los cuales será para Mayweather y el 40% para Pacquiao, las escasas 1.000 entradas que se pusieron a la venta volaron en cuestión de segundos, a pesar de unos precios desde 1.500 hasta 7.500 dólares. El resto de los 15.500 asientos se han repartido entre Mayweather y Pacquiao, patrocinadores y promotores de la pelea. Por una entrada en reventa se están pagando 140.000 dólares, un precio por el que se puede comprar una casa. Cifras mareantes para casi todos, menos para uno de los contendientes, Floyd ‘Dinero’ Mayweather Jr.

El combate de los récords  ya está aquí.
Pese a que llega tarde por una larga negociación, el combate más esperado del boxeo ha llegado

Mayweather y Pacquiao, distintos orígenes y un mismo destino

Nacido en Las Vegas en el seno de una familia con mucha tradición pugilística, su padre y sus dos tíos fueron profesionales, Floyd ha hecho del arte de ganar dinero una ciencia tan exacta como la que despliega cuando se sube al ring. Olvídense de Cristiano, Messi o Lebron, por muchas ganancias que generen y por muchas camisetas que puedan vender. Mayweather lleva años siendo el deportista mejor pagado, a pesar de que las firmas comerciales huyen de su nombre como de la peste, debido a sus problemas con la justicia por violencia doméstica. En el tiempo en el que usted ha estado leyendo este texto, Floyd habrá ganado, más o menos, cuatro millones de dólares. Al final del año habrá generado una cantidad de dinero similar a la del Real Madrid. Y todo siendo el villano oficial del mundo del deporte, una de las pocas figuras a las que se abuchea cuando aparece en las cámaras de algún partido de su amada NBA.

Por el contrario, todo el mundo quiere a Pacquiao, en gran medida porque el filipino destaca por sus actividades filantrópicas fuera del ring. En plena preparación para el combate se le ha visto pidiendo clemencia para su compatriota Mary Jane Veloso, condenada a muerte por tráfico de drogas en Indonesia. El ‘más grande’ también estará con él, Muhammed Ali ha declarado “Manny es un gran luchador, pero me gusta más aún por lo que hace fuera del ring, porque es muy caritativo”. ‘Pac-Man’ se ha enfrentado, y ha devorado, a muchos fantasmas pero ahora se mide al mayor de todos ellos, al mismísimo ‘Dinero’. Por cierto, el apodo de ‘Pac-Man’ no hace referencia al videojuego clásico sino que es la contracción de las primeras letras de su apellido y su nombre.

Pacquiao tiene el reto más difícil de su exitosa carrera, derrotar al invicto Mayweather.
Pacquiao afronta el reto más difícil de su carrera, derrotar al invicto Mayweather.

El bueno y el malo del boxeo actual

Si repasamos las declaraciones de ambos nos podemos hacer una idea de quién sería el bueno y quién el malo si se hiciera una película. Mayweather es autor intelectual de las siguientes declaraciones: “Soy mejor que Mohammed Ali y Sugar Ray Robinson, soy el mejor de todos los tiempos”. O de esta otra: “Una vez que doy una paliza a un tipo, mental y físicamente, nunca vuelve a ser el mismo”. Por el contrario el filipino dice cosas antes de los combates como: “Tenemos un trabajo que hacer. Después del combate le querré” o “Has entrenado duro y yo también, que gane el mejor y buena suerte para los dos”. Cuando derrotó a Óscar de la Hoya, se acercó a él y le dijo: “Sigues siendo mi ídolo”.

Sería fácil calificar esta pelea como “el bien contra el mal”, como ha hecho Freddie Roach, el entrenador de Pacquiao. Pero el boxeo, y la vida, es mucho más complicado. Mayweather tiene totalmente asumido su papel (“Tienes que tener un villano y ellos siempre me dan a mí ese papel. Estoy acostumbrado y me hace trabajar más fuerte y me hace pelear más fuerte”) y sigue siendo, ligeramente, el favorito en las apuestas. Además las dos derrotas de Pacquiao en 2012 siguen pesando en la opinión de que la pelea no llega en su mejor momento, que tuvo que celebrarse hace cinco años. Especialmente dolorosa fue la que le propinó el mexicano Juan Manuel Márquez por KO en 2012, tras una distracción del filipino. Algo que nunca le hubiera ocurrido a Mayweather y es que el frío dinero nunca se equivoca, el corazón sí y Pacquiao, como bien sabe Geroge Foreman, tiene mucho de eso. ¿Se vuelve a notar con quién va este articulista? Claro que todo esto es literatura y el sábado en el cuadrilátero lo que los dos púgiles se van a repartir no serán metáforas sino violentos golpes de pura realidad, así que, por mucho que me duela, la realidad suele ser dura y el bueno no siempre gana al malo.

Todo está listo en Las Vegas para el combate de boxeo del siglo.
Todo está listo en Las Vegas para el combate de boxeo que más expectación ha despertado en mucho tiempo.

¿Están Mayweather y Pacquiao a la altura de los mejores boxeadores de la historia?

Desde luego la pelea lo tiene todo para ser histórica, no en vano Mayweather y Pacquiao, se han repartido el simbólico título de mejor boxeador libra por libra de la revista ‘The Ring’ desde hace diez años (actualmente ‘Money’ es el primero y ‘Pac-Man’ el tercero). Mayweather y Pacquiao es, sin duda, la mejor pelea que se puede ver en el mundo del boxeo del Siglo XXI. Pero la duda está en si estará a la altura de las expectativas y podrá compararse con las mejores de la historia, no solo con las de los grandes pesos pesados sino de las mejores dentro de los otros pesos, porque créanme hay vida más allá de Ali, Frazier, Joe Louis o Tyson.

Quizás no lo sepan pero es casi unánime la opinión que considera a Sugar Ray Robinson como el mejor boxeador de todos los tiempos. El de Detroit fue campeón en cinco divisiones distintas, incluida el welter que es en la que se enfrentan Mayweather y Pacquiao. Es este peso y sus próximos los que han dado los mejores boxeadores de los últimos cuarenta años, gente como Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán, Sugar Ray Leonard, Tommy Hearns, Julio César Chávez, Pernell Whitaker u Óscar de la Hoya. Precisamente este último es el eslabón que une a Maywaether y a Pacquiao con esta lista de grandes campeones, el ‘Golden Boy’ fue derrotado por ambos en el final de su carrera, en 2007 por Mayweather y en 2008 por Pacquiao, en el que a la postre fue el último combate del chicano.

Los expertos se preguntan si, a pesar del inmaculado récord de Mayweather, 47-0 (a solo dos victorias de igualar el récord del hasta ahora más famoso boxeador invicto, Rocky Marciano), y a la enorme calidad de Pacquiao, estos dos campeones hubieran podido sobresalir en la que es considerada la edad de oro del boxeo, esa época a finales de los 70 y comienzos de los 80 en la que coincidieron, disputándose títulos en varias categorías, boxeadores de la talla de Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán, Sugar Ray Leonard, Tommy Hearns, Marvin Hagler, Wilfred Benítez o Pipino Cuevas.

Poco podemos aventurar sobre el caso (aunque el propio Sugar Ray Leonard lo tenga claro: “los ganaría a ambos”) pero lo que sí que podemos saber es que la pelea del sábado tendrá que ser legendaria para poder acompañar a estas otras como una de las mejores de todos los tiempos. Imagínense una tremenda paliza, casi una masacre, de Maywather a Pacquiao sin que éste ponga ni siquiera una rodilla sobre la lona, Imaginen que Pacquiao se retira exclamando “¡No más!”, o, mejor aún, imaginen que quedan veinte segundos del último asalto y con el combate perdido desde la esquina de Pacquiao se ponen a exclamar “¡Por tu madre, Manny!” y el filipino responde noqueando a su rival cuando solo quedan dos segundos de combate. No hace falta que lo imaginen, todo esto ya ha pasado, así que habrá que esperar a la madrugada del sábado para saber si, más allá de la bolsa y los números, el combate entra, por derecho propio, a formar parte de la historia del boxeo. En nuestra próxima entrega repasaremos los mejores  combates de la historia de los pesos intermedios como aperitivo para la pelea más esperada de lo que llevamos del siglo XXI.

-Los mejores combates de la historia del boxeo (pesos intermedios)

-El boxeo, realismo en blanco y negro

-Muay Thai, el deporte nacional de Tailandia

-La lucha contra el racismo en el deporte, los gestos que hicieron historia

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido

Si te gusta, compártelo