Si te gusta, compártelo

Por Daniel Riobóo Buezo 

La nueva temporada de la mejor competición de baloncesto del mundo comienza el 17 de octubre y los campeones del año pasado, Golden State Warriors, aspiran a repetir éxito y perpetuar su dinastía frente un puñado de franquicias aspirantes que han aprovechado los ingresos del nuevo contrato televisivo y el aumento del limite salarial para tirar la casa por la ventana y reforzar sus plantillas. Entre ellos destaca Cleveland Cavaliers que han mejorado su equipo con los fichajes de Isaiah Thomas, Derrick Rose y Dwayne Wade para intentar repetir el éxito de 2016.

Los favoritos

En las casas de apuestas la opción más clara para los aficionados es que se vuelvan a ver las caras en la final los dos mismos protagonistas del año anterior. Los Cavaliers se perfilan como uno de los grandes favoritos para repetir presencia en la final de la NBA pero, sin duda, los grandes favoritos del curso para lograr el anillo son de nuevo los Golden State Warriors. Si bien en la última campaña Lebron James estuvo muy bien arropado por Kyrie Irving y Kevin Love, la marcha de Irving a Boston y la llegada de Thomas y Wade pueden hacerle volver a soñar con el anillo. Enfrente previsiblemente tendrán a los Warriors que siguen liderados por Kevin DurantStephen Curry junto a Klay Thompson y Draymond Green secundándoles a la perfección. Así, no es descabellado que los Warriors puedan superar su propio récord de victorias en la temporada regular y, para muchos, todo lo que no sea ganar de nuevo el anillo puede ser un fracaso para ellos. Sin duda, Warriors y Cavaliers son los dos grandes favoritos para ser campeones de sus respectivas conferencias aunque no conviene descartar a otros aspirantes y más teniendo en cuenta el largo calendario que siempre condiciona las temporadas por lesiones y bajones físicos.

Curry y Durant lideran de nuevo a los Warrios, los grandes favoritos a revalidar el anillo.

Los aspirantes al anillo en el Este

Pese a que el equipo liderado por Lebron James es el claro favorito a ser campeón en el este, también hay otras franquicias que sueñan con al menos llegar a la final de Conferencia. Entre ellos destaca el último finalista, Boston Celtics, que pierde a Thomas y Rondo pero suma a Irving y Gordon Hayward. Además Toronto Raptors mantiene prácticamente el bloque de la temporada pasada e Indiana Pacers tras el éxodo de Paul George a Oklahoma deberá confiar en Roy Hibbert y David West y en la incorporación de Victor Oladipo. Tampoco hay que olvidar al otro semifinalista del último curso, Washington Wizards donde John Wall sigue siendo el jugador franquicia si bien parece contar con menos opciones.

Lebron James y Dwayne Wade vuelven a juntarse en Cleveland para optar al anillo.

Los candidatos en el Salvaje Oeste

En el Oeste, como siempre, hay un puñado de equipos muy poderosos que aspiran a representar a la Conferencia en las finales. Además de los intratables Warriors, destaca por encima de todo San Antonio Spurs que ha asegurado la continuidad de Pau Gasol que buscará su tercer anillo de la NBA acompañando a los incombustibles Manu Ginobili y Tony Parker apurando los últimos cartuchos de su carrera y con Kawhi Leonard consolidado ya como el jugador franquicia del futuro de un equipo que basa su potencial en el juego colectivo, la defensa y la experiencia y que además incorpora a Rudy Gay. Mientras, Oklahoma City Thunder ha reforzado su plantilla con Paul George y Carmelo Anthony para complementar a Russell Westbrook en la reinvención del equipo de la ciudad de los tornados.

James Harden sigue liderando a unos Houston Rockets que incorporan a Chris Paul para intentar volver a tener opciones reales en la Conferencia. Mientras, Minnesota Timberwolves puede ser la franquicia sorpresa con una plantilla muy renovada tras las incorporación de Jimmy Butler y Jamal Crawford. Tampoco conviene descartar a Memphis Grizzlies. Sin grandes superestrellas pero con un juego interior potente y complementario en el que Marc Gasol y JaMychal Green destacan como dos de los mejores hombres altos de la liga tras la marcha de Zach Randolph a Sacramento. Con ellos los Grizzlies aspiran a lograr algo grande si les respetan las lesiones.

San Antonio se ha reforzado con Rudy Gay para aspirar a jugar la final de la NBA.

Las cifras y récords de la NBA

En la NBA todo se hace a lo grande y los desembolsos de sus franquicias registraran un récord histórico esta temporada con un nuevo limite salarial de 99 millones de dólares por equipo gracias a los beneficios del nuevo contrato de televisión, 2600 millones de dólares hasta 2024, que ha permitido a los equipos tirar la casa por la ventana ofreciendo salarios muy elevados y llevándose a la muchas de las joyas que aún jugaban en Europa como Milos Teodosic o Bogdan Bogdanovic.

En cuanto a los récords de la mejor liga del mundo, el equipo más laureado es Boston Celtics con 17 anillos mientras los Lakers le siguen con 16 pero el equipo angelino es el que ha jugado más finales, 31, tras haber perdido quince si bien los Celtics de Bill Russell es también la franquicia que más títulos consecutivos consiguió, con ocho entre 1959 y 1966. En total hay 18 equipos han conseguido al menos en alguna ocasión el preciado anillo.

Si hablamos de récords individuales, Russell es el jugador con más títulos con once, todos logrados con Boston. Mientras, el máximo anotador histórico es Kareem Abdul Jabbar con 38.387 puntos en 1560 partidos, algo posible dada su longevidad en la liga. Michael Jordan no pudo alcanzar esa cifra debido a sus dos retiradas temporales durante su carrera si bien ostenta el mejor promedio anotador con 30,1 puntos por partidos durante su paso por la NBA. Otro jugador muy longevo fue el pívot de los Celtics Robert Parish que todavía tiene el récord de partidos disputados con 1611 repartidos en cuatro equipos.

Bill Russell es el auténtico señor de los anillos de la NBA.

Historia y curiosidades de la NBA

Para seguir con más conocimiento de causa la nueva temporada, es bueno recordar algunas curiosidades y un poquito de historia. La primera edición se disputó en 1946-1947 y la competición entonces se llamaba Basketball Association of America (BAA), tan sólo contaba con 11 equipos y el primer campeón fue Philadelphia Warriors. La liga recibió su nombre actual de NBA (National Basketball Association) en 1949 tras fusionarse con otra Liga existente en aquellos tiempos, la National Basketball League (NBL). Desde entonces, solo ha habido tres equipos que han disputado las 66 ediciones. Se trata de Celtics, Knicks y Warriors. El resto de franquicias actuales fueron incorporándose poco a poco, bien porque se trasladaron desde otras Ligas o porque se crearon más tarde.

Además en la NBA es muy habitual que los equipos cambien de ciudad y de nombre. Esto ocurre porque no son clubes deportivos sino franquicias cuyos dueños pueden decidir cambiar su marca si no obtienen la rentabilidad esperada y así los cambios de sede o de denominación han sido frecuentes en la Conferencia Este y también en la Oeste y son muy pocos los equipos que no han sufrido nunca ningún cambio.

Otra característica fundamental de la NBA es que, salvo que procedan de ligas de otros países, no hay fichajes sino intercambios de jugadores y no existen las cláusulas de rescisión tan habituales en el mercado deportivo mundial. Así, este mercado de traspasos algo complicado de entender, básicamente funciona mediante un trueque y, en el caso de haber diferencias de salarios entre jugadores, esta debe compensarse con otros jugadores hasta alcanzar ese valor. Además el jugador traspasado no puede negarse al cambio de equipo mientras tenga contrato, este depende enteramente de la decisión de la franquicia, pero a cambio sigue cobrando la cantidad establecida en su contrato original. Los jugadores tan sólo pueden negociar libremente cuando terminan su contrato y se declaran agentes libres pasando entonces a ser piezas muy codiciadas en el mercado.

También es preciso recordar que la NBA es una liga enteramente privada y cerrada, en la que no hay ni ascensos ni descensos por lo que sus treinta franquicias continuarán en la liga incluso aunque alguna sea traspasada a otra ciudad. De ellas, 17 han ganado el anillo de campeón al menos una vez. Y tan sólo siete equipos no han jugado nunca las finales: Toronto Raptors, Charlotte Hornets, Denver Nuggets, Minnesota Timberwolves, Los Ángeles Clippers, Memphis Grizzlies y New Orleans Pelicans. ¿Conseguirá alguno de ellos estar en las finales este año?

Para comprar la camiseta de Rafa haz clic en la imagen.

-Equipos de leyenda, las mejores temporadas de la historia del baloncesto

-Los nombres de los equipos de la NBA: Conferencia Este

-Los nombres de los equipos de la NBA: Conferencia Oeste

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido
Si te gusta, compártelo