Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

Cuando escuchábamos Pole Dance (o Pole Dancing o baile en barra en español) solían venirnos a la mente imágenes de estrípers contoneándose mientras se quitan sugerentemente la ropa a cambio de dinero bailando alrededor de una barra. Pero esta asociación mental es algo anacrónica y confusa ya que el Pole Dance se ha convertido en un deporte acrobático. Tal y como se practica hoy en día, es la fusión del Pole chino y el indio o ‘Mallakhamb’, otro baile exótico y de origen circense. La variante china se remonta al siglo XII cuando los profesionales del circo de la época utilizaban para sus acrobacias una barra de entre 3 y 9 metros de alto y hoy en día este tipo de barras todavía pueden verse en actuaciones de circo como algunas con las que nos sorprende el Circo del Sol.

Las actuaciones sobre barra son muy frecuentes en los espectáculos de circo contemporáneos.
Las actuaciones sobre barra son muy frecuentes en los espectáculos de circo contemporáneos.

Los indios también tienen una tradición con la barra que igualmente data de hace aproximadamente 800 años y que tiene su origen en la localidad de Maharashtra. Se conocía como “Pole Mallakhamb” y fue creada como un método de entrenamiento para luchadores ya que su traducción literal significa luchador o barra. En su origen era una hazaña en la que se mezclaban velocidad, reflejos y coordinación y, hoy en día, este deporte continúa practicándose a través de campeonatos en 14 estados de la India si bien el entorno en el que se practica es totalmente masculino ya que las mujeres tienen prohibido participar. Posteriormente el Pole Dance penetró en Occidente a través del baile exótico.

La disciplina del Pole Mallakhamb practicada en la India es exclusivamente masculina.
La disciplina del Pole Mallakhamb practicada en la India es exclusivamente masculina.

Sin embargo, el Pole Dance como lo conocemos hoy en día parece provenir de las ferias de viajes durante la Gran Depresión americana aunque ha sufrido una metamorfosis que lo ha convertido en una actividad que une gimnasia, baile y fitness practicada cada día por más gente a lo largo y ancho del mundo y que actualmente está luchando por ser reconocida incluso como deporte olímpico. Porque si la natación sincronizada lo consiguió, ¿por qué no puede hacerlo el Pole Dance? En el siguiente vídeo podéis ver una introducción con las figuras básicas de esta disciplina.

Cada fin de semana hay campeonatos nacionales e internacionales en donde los participantes impresionan a los asistentes en una conjunción de bailes hipnóticos y habilidades acrobáticas en un espectáculo que no dejará decepcionado a ningún espectador. En dichos campeonatos, al igual que en los certámenes de gimnasia o en la natación sincronizada, los participantes realizan una serie de rutinas obligatorias y otras libres durante un tiempo determinado al compás de la música ad hoc elegida por cada deportista y que son evaluadas por un jurado. Además cada vez proliferan más las academias que enseñan a practicarlo y donde se puede comprobar que el Pole Dance no es una actividad exclusivamente femenina ya que cada vez hay más hombres que lo practican.

Para conocer más de cerca el Pole Dance de la mano de sus practicantes, hemos hablado con Lisa Zeffert, que comenzó a practicarlo hace dos años en Madrid y que nos ha ayudado en la elaboración de este reportaje.

¿Qué es lo que te llevó a practicar el Pole Dance y que beneficios de proporciona?

Cuando empecé a practicarlo tuve que olvidar mis prejuicios personales y aproximarme a él con una mente abierta. Una vez que comencé me enganchó enseguida ya que es un espacio para la danza, la expresión, el desarrollo de la fuerza y la resolución de problemas. En mi caso no tenía una formación en danza y he comenzado tarde, ya con 30 años, y me ha sorprendido comprobar lo que soy capaz de hacer. A través del Pole Dance ganas fuerza, coordinación y flexibilidad. Al ser una actividad estimulante te proporciona retos sobre como utilizar mejor tu cuerpo, peso y movimiento para conseguir realizar figuras. Sirve para comprender mejor tu cuerpo y tus músculos y como utilizarlos y, por lo tanto, proporciona beneficios totales. El Pole Dance trabaja particularmente con tu torso, abdominales y brazos para conseguir desarrollar la fuerza a través de ellos y ayudar por completo al peso de tu cuerpo. Estos beneficios se obtienen con el tiempo a través de la práctica continuada pero los principiantes no deben temer que al principio no tengan una gran flexibilidad, el peso correcto, la experiencia en el baile o la fuerza requerida. Cualquiera pueda practicar Pole Dance y no se comienza exigiendo grandes habilidades, es un proceso constante de aprendizaje que puede ser alcanzado por cualquiera con el paso del tiempo.

¿Quién dice que el Pole Dance no puede practicarse en casa?
¿Quién dice que el Pole Dance no puede practicarse en casa?

¿Qué es lo que más te ha sorprendido hasta ahora y qué esperas que te aporte en un futuro?

Hasta ahora he ganado mucha fuerza y flexibilidad y me ha sorprendido mucho lo rápido que se puede progresar. Nunca hubiera podido imaginar ser capaz de hacer las cosas que hago hace tan sólo un año, la curva de aprendizaje es sorprendente. También me ha servido para ganar mucha confianza en mi cuerpo y mis habilidades. En el futuro espero seguir mejorando mis habilidades, ganar más fuerza y nunca dejar de aprender.

¿Y qué es lo más complicado del Pole Dance?

Lo más difícil es que implica una cierta dosis de dolor porque tus piernas, cuerpo y brazos pueden presentar a veces moratones y algunas posiciones pueden ser algo dolorosas de conseguir pero, con el tiempo, te acostumbras a ello y beneficios como el subidón de adrenalina cuando consigues hacer una nueva postura compensa los inconvenientes. Pero hay que tener en cuenta que el Pole Dance tampoco es sencillo y requiere dedicación y esfuerzo para progresar. También ayuda en los inicios si eres flexible o si has tenido experiencia con el baile aunque en mi caso pese a ser deportista no tenía ninguna experiencia así que esto prueba que, si yo he podido hacerlo, cualquiera puede practicarlo. Realmente se puede practicar con casi cualquier edad, seas mujer u hombre, con menor o mayor peso o fuerza. Yo me he asombrado por la fuerza y la elegancia de practicantes que he visto y, además, la comunidad de compañeros del Pole Dance es muy animosa y te apoya continuamente para que puedas ganar confianza.

Además de la barra, el Pole Dance también puede practicarse con telas como nos demuestra Lisa Zeffert.
Además de la barra, el Pole Dance puede practicarse con telas como nos demuestra Lisa Zeffert.

¿Hay todavía muchos estereotipos relacionados con el Pole Dance? Si es una cosa de estrípers, una actividad solo para mujeres, etc.

Si, en general todavía hay muchos estereotipos sobre el Pole Dance. Por ejemplo, hay gente que cree que todavía implica un estriptis girando sobre la barra. Otro es que los hombres no practican Pole Dance cuando cada vez hay más que lo hacen. Sin embargo a través de la promoción de la Asociación Internacional de Pole Dance y de la popularidad de las clases en España cada vez está obteniendo más reconocimiento y cada vez más gente tiene una mente y una actitud más abierta hacia el. Además están intentando promoverlo como deporte olímpico. En mi opinión le diría a la gente de que antes de juzgarlo deberían probarlo o, al menos, ver a un/a profesional o practicante en acción y cambiarían totalmente su percepción para darse cuenta de que es un deporte en crecimiento y cada vez más accesible.

-Camisetas de deporte divertidas y originales

-Fórmula Eléctrica, la nueva alternativa ecológica a la Fórmula 1

-El deporte como metáfora de la sociedad y de la vida

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* indicates required


Si te gusta, compártelo