Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

Atletismo popular, carrera continua, running, footing o jogging si utilizamos los anglicismos tan de moda. Podemos llamarlo como queramos pero está claro que en los últimos años la práctica de la carrera a pie está aumentando exponencialmente en todo el mundo hasta casi convertirse en una fiebre. Correr es una actividad asequible y que prácticamente podemos realizar en cualquier momento. Tan sólo necesitamos una equipación básica, unas zapatillas de running adecuadas y la voluntad de hacerlo. Todo esto facilita enormemente su práctica. Pero, ¿por qué cada vez más personas corren? ¿Cuales son los beneficios que nos aporta?

Perder peso y ponernos en forma

Si bien al principio notaremos más la ganancia de músculo que la pérdida de peso, para perder calorías hay que correr a un ritmo constante un tiempo determinado y, según los especialistas, es a partir de los 45 minutos de carrera continua cuando se empieza a quemar la grasa acumulada. Al cabo de unos días de práctica comenzaréis a comprobar los efectos aunque también es muy conveniente complementar el ejercicio con una dieta adecuada, especialmente si queréis comenzar a preparar carreras populares. En este caso es recomendable hacerse un reconocimiento médico completo para descartar alguna posible patología.

Mejorar el sistema circulatorio y respiratorio

Cuando corremos disminuye la presión sanguínea y aumenta la elasticidad de nuestras arterias y, como consecuencia, mejora nuestro flujo sanguíneo y disminuyen las probabilidades de sufrir problemas cardiovasculares. Lo mismo ocurre con nuestros capilares sanguíneos, los vasos que suministran sangre a los pulmones, que necesitan llevar más oxígeno a nuestros músculos. Este mayor riego contribuye a que nuestro sistema respiratorio sea más eficiente y a que mejoremos nuestra capacidad aeróbica.

Retrasar el envejecimiento

Nuestros huesos y músculos sufren en muchos casos las consecuencias de una vida sedentaria y se acostumbran a estas posturas debilitándose progresivamente. Cuando comenzamos a correr fortalecemos nuestras articulaciones para responder a la tensión que exige la actividad física  retrasando a la vez el envejecimiento muscular y óseo y previniendo enfermedades como la osteoporosis.

Correr es una actividad sencilla y a la vez muy saludable. (Foto: www.pamplonamegusta.com).
Correr es sencillo y a la vez muy saludable. (Foto: www.pamplonamegusta.com).

Mejorar nuestra salud mental y nuestro estado de ánimo

Cuando corremos generamos endorfinas, la llamada hormona de la felicidad, lo que hace que nuestro estado de ánimo y nuestro tono vital mejoren. El efecto relajante que experimentamos tras la carrera hace que veamos la vida de una forma más positiva y que aumente nuestra autoestima.

Reducir el estrés y la ansiedad

Salir un rato a correr nos permite desconectar de la rutina diaria y de nuestras preocupaciones, ya sean laborales, personales o familiares. A medida que vamos corriendo descargamos energía pero también las presiones y tensiones y nos sirve para ver nuestros problemas desde otra perspectiva.

Ordenar nuestros pensamientos, reflexionar y tener nuevas ideas

Correr es una forma idónea de desconectar y nos proporciona un tiempo precioso para ordenar nuestros pensamientos y reflexionar sin distracciones. Además, en ocasiones, podemos tener grandes ideas mientras corremos, cada vez más personalidades creativas reconocen que muchas de sus innovaciones les vienen a la mente mientras recorren las calles. Si no, que se lo pregunten al revolucionario chef David Muñozal admirado escritor japonés Haruki Murakami. 

Conseguir superarnos y ser más constantes

Si bien correr implica cierto sufrimiento, hacerlo también nos permite superarnos continuamente y aumentar nuestra disciplina. Poco a poco iremos aumentando nuestra constancia para conseguir las metas atléticas que nos marquemos y, cada vez que las superemos, sentiremos una satisfacción especial. Esta disciplina y capacidad de superación es también aplicable a otras facetas de nuestra vida personal y profesional.

Socializar

Correr es una actividad individual pero también se puede practicar con más gente. Si bien no siempre se puede coincidir con amigos para correr en grupo, hacerlo en carreras populares es una magnífica ocasión de socializar y su ambiente festivo hace que participar en ellas sea muy estimulante y divertido. Incluso quién sabe si podemos llegar a conocer a nuestra media naranja corriendo, cada vez son más las parejas de runners que se han conocido practicando esta actividad.

-Siete consejos para empezar a correr

-Cómo preparar una carrera popular de 10 kilómetros

-Cómo preparar una media maratón

-Cómo preparar un maratón

-Los mejores libros sobre running: Correr no es de cobardes

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* indicates required


Si te gusta, compártelo