Si te gusta, compártelo

Por LUIS MURILLO ARIAS 

Del mismo modo que hay personas pegadas a un balón, que viven, comen, duermen y mueren para jugar al fútbol, los hay que casi pernoctan junto a su bicicleta. La llegada del buen tiempo suele ir acompañada de un gran número de ciclistas en las calles de las ciudades españolas, por las carreteras y por las pistas habilitadas para ello en el campo. Muchos la utilizan como medio transporte y ya os contamos aquí los avances que algunas ciudades europeas han realizado para promover el uso de la bicicleta en este sentido. Pero otros muchos por diferentes necesidades o gustos prefieren practicar el ciclismo como un acto lúdico o deportivo.

Montar en bicicleta alarga y facilita la vida. (Foto: Corscri Daje Tutti! [Cristiano Corsini], de Flickr)
Montar en bicicleta alarga y facilita la vida. Foto: Corscri Daje Tutti! [Cristiano Corsini], de Flickr)

Sea de una u otra manera tu posición, has de saber que la práctica del ciclismo en todas sus variantes tiene numerosos beneficios para la salud. Y, como el running, aparte de la inversión económica en el equipo (bicicletas de carretera o montaña, indumentaria, calzado) circular por las vías, las calles o los caminos es gratis. No ocurre como con la natación, el tenis, el pádel o los deportes de equipo en los que tienes que pagar por usar la piscina o por el alquiler de las pistas.

Hacer ejercicio moderado, como ya hemos contado en otras ocasiones, mejora la salud de todos los practicantes, pero cada deporte tiene sus peculiaridades. Éstos son los beneficios del ciclismo.

1.- Fortalece el sistema inmunológico

Cuando practicas ciclismo segregas sustancias químicas que producen sensación de bienestar y mejoran tu estado de ánimo. Además, los fagocitos  se multiplican y se movilizan, aniquilando las bacterias y las células cancerígenas. Precisamente montar en bicicleta es recomendado a enfermos de sida y cáncer como terapia para combatir la enfermedad. También se puede hacer para prevenir enfermedades como éstas y todas las infecciosas.

2.- Mejora la circulación

Montar en bicicleta reduce el riesgo de infarto en un 50%. Al aumentar el ritmo cardiaco, baja la presión. Es decir, el corazón trabaja economizando. Además, se reduce el colesterol negativo, evitando que se calcifiquen los vasos sanguíneos que nuestro corazón esté en peligro. Por otro lado, aumenta el colesterol positivo que protege nuestras arterias. Montando en bicicleta tendrás menos riesgo de sufrir una dolencia cardiaca, lo que alargará tu tiempo de vida.

3.- Protege las articulaciones

El ciclismo es uno de los deportes menos agresivos en lo que a las articulaciones se refiere. Cerca del 80% del peso que soportan nuestras rodillas es amortiguado por el sillín. Si tus articulaciones no te permiten practicar el running, montar en bicicleta es la alternativa ideal para no tener dolores.

La carga mínima que se produce con el movimiento del pedaleo es perfectamente soportable por las articulaciones y los cartílagos. De esta manera, se evitan enfermedades como la artrosis y los problemas que muchos deportistas castigados tienen a la hora de andar o correr.

4.- Previene los dolores de espalda

Si empleas la postura óptima a la hora de montar en bicicleta con el torso ligeramente inclinado hacia delante, los músculos de la espalda estarán en tensión y el tronco se estabilizará. Los movimientos regulares de pedaleo fortalecen las lumbares y previenen problemas como las hernias discales. Además, se mantiene la columna vertebral lejos de vibraciones y golpes. Y también se estimulan los pequeños músculos que tenemos en los dorsales.

5.- Se obtienen resultados desde el primer momento

Aunque la duración y la frecuencia de las rutas se debe adecuar a las características de cada uno desde el punto de vista físico, de edad y del objetivo a conseguir.

A los 10 minutos de empezar a pedalear, los beneficios ya repercuten en las articulaciones, el riego sanguíneo y la musculatura.

Con 30 minutos  se pueden encontrar mejoras en la función cardiaca.

A partir de 50 minutos se activa el metabolismo graso, facilita la relajación, funciona como sistema anti-estrés.

Más allá de 60 minutos se fortalece el sitema inmune y hace las veces de tratamiento anti-edad.

A medida que se practica es más fácil ir ampliando la duración del ejercicio multiplicando sus beneficios. Hay que aprovechar el tiempo libre para coger la bici.

Si después de leer esto no vas corriendo a comprarte una bici o no desempolvas la que tienes es que no quieres ser longevo. ¿A qué estás esperando?

– 10 beneficios de practicar senderismo

– ¿Por qué debemos correr? Los beneficios del running

– Beneficios de practicar deporte para los niños

 

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido


Si te gusta, compártelo