Si te gusta, compártelo

Por LUIS MURILLO ARIAS  y DANIEL RIOBÓO  BUEZO 

Es momento de escuchar Zadok the Priest de Handel con los arreglos de Tony Britten, de reservar martes y miércoles para la Champions y “que nadie me moleste”, de quedarse hasta las tantas viendo los resúmenes y de jugar a la Liga Fantasy. Ningún torneo de fútbol del mundo, aparte de un Mundial, como la Champions League. El mayor escaparate para los futbolistas, el mejor entretenimiento para los aficionados. Momento para ver el estado de forma de las estrellas de los grandes del fútbol europeo y para especular sobre cuáles serán los futbolistas revelación. Y como siempre, de especular sobre los aspirantes a la Orejona. A la cabeza, Real Madrid, FC Barcelona, Bayern de Múnich y Atlético de Madrid. En un segundo escalón, Manchester City, Juventus y Paris Saint Germain, favorito ante el Arsenal en uno de los grandes partidos de la primera jornada.

Los equipos españoles vuelven a contar entre los grandes favoritos de la Champions League.
Los equipos españoles vuelven a contar entre los grandes favoritos de la Champions League.

Pero nosotros consideramos que también es tiempo de pensar en los que no están. Porque, si bien es cierto que esta competición es la más glamourosa, la que más dinero da a los clubes, la de mayor prestigio, también es verdad que carece del romanticismo que quizá tuviera en otro tiempo. Cuando no todo eran billetes, cuando se jugaba a calzón quitado, cuando no existía liguilla con partidos de relleno y era pura competición eliminatoria, cuando no tenía siempre por qué ganar un club rico. Algunos equipos lograron la máxima competición continental, entonces llamada Copa de Europa, y hoy deambulan lejos de la élite sin esperanzas de participar en la Champions League. Acordémonos de ellos.

Los grandes ausentes holandeses, el Feyenoord y el Ajax de Amsterdam

Nos remontamos a la temporada 1969/70, cuando un equipo holandés pasó a la historia como el primero de su país en conseguir la Copa de Europa. Pero no, no fue el Ajax de Amsterdam, base de la naranja mecánica que estuvo a punto de ganar un Mundial, sino el Feyenoord, el equipo rival con una alineación de buenos jugadores que también formaron parte de la selección holandesa. El Ajax había perdido la final el año anterior ante el Milan y el Feyenoord, tras ganar la liga de su país, se plantó en el partido definitivo frente al Celtic de Glasgow, que había conseguido el título en 1967. Sus futbolistas estrella eran Theo De Jong, Wim Jansen y Willie van Hagenen y estaban dirigidos por Ernst Happel, precisamente el técnico que entrenaría a la selección neerlandesa en 1978. El Feyenoord se cargó en las eliminatorias, entre otros, al campeón del año anterior, el Milan. La final se disputó el 6 de mayo de 1970 en el estadio de San Siro. Se adelantaron los escoceses gracias a Tommy Gemmell, pero dos minutos más tarde empató Rinus Israël de cabeza. Con empate se llegó al tiempo al final del tiempo reglamentario y en la prórroga Ove Kindvall marcó el gol definitivo. Los holandeses se llevaron el título por 2-1.

En la actualidad el Feyenoord intenta reverdecer viejos laureles y comanda la Eredivisie, pero le cuesta no estar a la sombra de los dos grandes equipos holandeses, el Ajax y el PSV Eindhoven, dominadores los últimos años con alguna incursión del AZ Alkmaar y el Twente. No gana la liga desde la temporada 1998/1999 y, por supuesto, lo de jugar la fase de grupos de la Champions League es un sueño que pocas veces se cumple.

El otro gran equipo histórico holandés ausente es, sin duda, el Ajax de Amsterdam, creador de un estilo y de una escuela futbolística inevitablemente glosada al hablar de los mejores equipos europeos. Tan sólo un año después del triunfo del Feyenoord comenzaría el reinado del Ajax en Europa convirtiéndose, tras el Real Madrid, en el primer equipo capaz de conseguir tres títulos consecutivos de la máxima competición continental. Ya a finales de los 60, el equipo entrenado por Rinus Michels rozó el éxito europeo al perder en Madrid la final de la Copa de Europa de 1969 frente al Milan por 4-1. Los primeros años setenta se consideran la época gloriosa del club ya, que, tras conseguir la liga en el año 70, el Ajax no desaprovecharía la oportunidad que le brindaba de nuevo la máxima competición continental. Con un plantel legendario capitaneado por Johan Cruyff  secundado por Johan Neeskens, Ruud Krol y Johnny Rep y ahora dirigido por el rumano Stefan Kovács, en 1971 logró su primera Orejona al ganar en Wembley 2-1 al Panathinaikos de Atenas.

A este primer gran éxito le siguieron otros dos años gloriosos, especialmente 1972 donde el fútbol total del Ajax consiguió el triplete al ganar la liga y la copa holandesas y derrotar 2-0 al Inter de Milan en Rotterdam para conseguir su segunda Copa de Europa. Tan sólo doce meses después llegaría su tercer título continental al vencer a la Juventus en Belgrado con un solitario tanto de Johnny Rep. El exitoso estilo del equipo de Amsterdam se exportaría a la propia selección holandesa, subcampeona del mundo en 1974 y 1978 y al FC Barcelona que fichó a Johan Cruyff y “holandesizó” su estilo para siempre apostando por el fútbol de toque y posesión. Años después, con Cruyff en el banquillo y talentos en el césped como Marco Van Basten o Fran Rijkaard, el Ajax volvió a resurgir si bien no pudo conseguir su cuarta Copa de Europa, un éxito que volvió a repetir con Louis Van Gaal ya bajo el formato de la Champions League. Fue en 1995 cuando un equipo espectacular donde destacaban Edgar Davis, Clarence Seedorf, los hermanos De Boer, Dennis Bergkamp o Patrick Kluivert se impuso al todopoderoso Milan con un tanto de este último y meses después consiguió su segunda Copa Intercontinental. El equipo fue deshecho a golpe de talonario por los grandes de Europa y desde entonces no ha conseguido volver a situarse entre los grandes del continente. La derrota de este año en la eliminatoria previa frente al Rostov ruso ha supuesto una verdadera humillación para uno de los equipos históricos del viejo continente.

Los dos históricos ingleses en reconstrucción: el Manchester United y el Liverpool

En el fútbol británico hay dos equipos clásicos por antonomasia, el Liverpool y el Manchester United. Si bien sus últimos momentos de gloria no son tan lejanos, en los últimos años no han dado la talla ni en la máxima competición continental ni en la Premier League y, para intentar recuperar la gloria perdida, han recurrido a dos de los entrenadores más carismáticos del fútbol europeo actual, al extrovertido alemán Jurgen Klopp los reds y al controvertido José Mourinho los diablos rojos. El United fue el primer campeón de Copa de Europa inglés al derrotar al Benfica en Wembley en 1968 por 4-1 cuando Matt Busby apuraba su carrera entrenando a un equipo plagado de talento donde sobresalían Bobby Charlton, Denis Law y el genial George Best. La segunda orejona tuvo que esperar 31 años hasta 1999 en uno de los finales más alocados que se recuerdan en la competición ya que, con el tiempo cumplido, el Bayern dominaba 1-0 pero en el descuento los ingleses protagonizaron una de las mayores remontadas de todos los tiempos con dos tantos de Teddy Sheringham y Ole Gunnar Solskjær ante la sorpresa generalizada. En aquella escuadra dirigida por el incombustible Alex Fergusson destacaban Paul Scholes, Ryan Giggs y David Beckham. El tercer título no se hizo rogar tantos años y llegó en 2008 tras derrotar en Moscú en los penaltis al Chelsea entrenado precisamente por José Mourinho tras finalizar 1-1 el tiempo reglamentario. Tras aquella final el Real Madrid fichó a Cristiano Ronaldo y el United no ha vuelto a ser el mismo equipo desde entonces emprendiendo varios intentos de reconstrucción sin éxito hasta ahora. La llegada del preparador portugués y del fichaje más caro de la historia, el francés Pogba, son la base del enésimo intento del gran equipo de Manchester por volver a dominar en Inglaterra y Europa y no verse ensombrecido por el pujante City de Pep Guardiola.

Si hay un santuario del fútbol europeo, ese es Anfield, la casa del Liverpool, un estadio y un equipo rodeados por un aura mística. En su banquillo hay dos grandes leyendas, Bill Shankly, el entrenador que le hizo crecer para convertirse en un equipo campeón a finales de los 50 y el de su asistente y sucesor, Bob Paisley que le llevó a sus grandes éxitos continentales con tres Copas de Europa conseguidas en tan sólo cinco años. Tras la retirada de Shankly, en su tercer año en el banquillo Paisley convirtió a los reds por fin en campeones continentales en 1977 tras derrotar 3-1 al Borussia Mönchengladbach en Roma para repetir título una temporada después al vencer 1-0 al Brujas en Wembley. En unos años de dominio europeo del fútbol inglés, las dos siguientes ediciones vieron como el sorprendente Nothingam Forest se convertía en campeón europeo para recuperar el Liverpool el título en 1981 al derrotar al Real Madrid 1-0 en el Parque de los Príncipes de París. La cuarta Orejona llegó ya sin Paisley al mando siendo reemplazado por su asistente Joe Fagan para conseguir vencer en los penaltis a la Roma en su propio estadio logrando un triplete histórico aquella temporada.

Posteriormente, la tragedia de Heysel en la final del año siguiente ante la Juventus provocó 39 muertos en un verdadero drama humano pero también deportivo ya que, a consecuencia de ella, a los clubes ingleses se les prohibió participar en competiciones europeas durante cinco años mientras el Liverpool recibió una prohibición de diez años finalmente reducida a seis. El equipo pasó entonces por un periodo de intrascendencia continental que finalizó 20 años después con su quinta y última Copa de Europa. La llegada de Rafa Benítez a Anfield convirtió de nuevo al Liverpool en rey continental logrando en la final de 2005 la hazaña de remontar tres goles en el segundo tiempo al Milan para vencer en los penaltis tras terminar 3-3 en el tiempo reglamentario. Hoy, de la mano de Klopp, el Liverpool intenta recuperar poco a poco su prestigio y ya la temporada pasada estuvo a punto de conseguir la Europa League frente al Sevilla. 

Continuará…

-Los campeones de Europa ausentes de la Champions League (II)

-Curiosidades, historia y precedentes de la final madrileña de Champions

-Fútbol y motes, una historia de amor

-Grandes entrenadores que no fueron futbolistas profesionales

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* indicates required


Si te gusta, compártelo