Si te gusta, compártelo

Por Luis Murillo Arias 

El verano está ahí, a tiro de piedra. Visualiza: playa, piscina, crema solar, caipirinhas y tú en bañador. Sí, piensa en ti en ropa de baño. Después, mírate ahora. Tranquilo/a, no pasa nada. Todos estamos igual.

Es hora de empezar con la Operación Bikini.

Dos meses son perfectos para preparar un mundial, en el caso de los futbolistas, para entrenar para correr un maratón, si te gusta el running, y para lucir tipito, si no tienes otro objetivo que perder peso. Y, para ello, os recomendamos una sencilla combinación de ejercicio físico y dieta sana.

¡Tranquilos!

Nada demasiado difícil. Cualquiera, hasta nosotros, podemos hacerlo. No queremos prepararos para subir el Everest ni vamos a convertiros en anoréxicos. Sólo hace falta un poco de voluntad. No se trata de una dieta milagro que hará que os mareéis después de tres días sin probar bocado. Pasaréis hambre, no nos vamos a engañar, pero sólo un poco.

Estos consejos están basados en la propia experiencia y son útiles para deportistas domingueros, aquellos que salen a correr una vez cada seis meses, o para desertados de la práctica deportiva.

Siempre hay un buen momento para reaparecer.

Sigue nuestros consejos para reducir poco a poco esos centímetros. (Foto: healthydieting, de Flickr)
Sigue nuestros consejos para reducir poco a poco esos centímetros. (Foto: healthydieting, de Flickr)

Cinco consejos sobre nutrición para adelgazar

1.- Practica la dieta descendente: desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo.  Es decir, no escatimes con la primera comida del día. Ingiere lo que quieras. O casi lo que quieras. Hay que estar fuerte para afrontar el día laboral, las clases o lo que sea que hagas diariamente. Come bien, pero sin pasarte, y cena poco. Piensa mucho todo lo que comes a partir de las cuatro de la tarde porque será más complicado que quemes esas calorías.

2.- Bebe mucha agua. Como mínimo, un litro al día. Si puedes, dos o tres. Esto significa tener siempre una botella de agua a mano. Te ayudará a eliminar toxinas y grasas. Te limpiará el cuerpo. Eso sí, siempre has de tener un baño cerca para ir a orinar.

3.- No comas grasas saturadas. Suelen estar en los fritos, los embutidos y la bollería industrial. Estos alimentos no sólo te ayudan a engordar sino que son perjudiciales para la salud si se toman en exceso. Puede aumentarte el colesterol o generarte cálculos en la vesícula, por ejemplo.

4.- Limita el consumo de hidratos de carbono, sobre todo a partir de las cuatro de la tarde. Os recomendamos que comáis bastante pan en el desayuno y toméis a mediodía pasta o arroz dos veces a la semana. No más. Legumbres una vez cada siete días.

5.- Come mucha fruta. No engorda o engorda poco y te aporta nutrientes y vitaminas para mantenerte sano. Además, quita el hambre, y así estarás lejos de los dulces, los snacks o los batidos azucarados.

Caminar una hora todos los días después de una comida ayuda a coger tipito. (Foto: Leonard John Matthews)
Caminar una hora todos los días después de una comida ayuda a coger tipito. (Foto: Leonard John Matthews)

Cinco sencillos consejos sobre ejercicio físico para la Operación Bikini

1.- Sal a caminar una hora cada día. Ya se lo que estás pensando… ¿quién tiene una hora para caminar cada día? Nuestro consejo: quítatela de la televisión o de las redes sociales. Preferiblemente después de comer o cenar. Si, progresivamente, lo puedes combinar con algo de carrera mucho mejor. El primer día cinco minutos corriendo, el segundo diez, y así sucesivamente.

2.- Viaja todo lo que puedas en transporte público. Así, evitarás atascos, contribuirás con el medio ambiente y te mantendrás más en forma. ¿Por qué? Porque tendrás que caminar de tu casa a la parada de autobús o la estación de metro. Después, probablemente tengas que hacerlo en los transbordos. Y, al final, del lugar donde te deje el bus o el metro a tu destino.

3.- Dedica por lo menos un día del fin de semana a realizar una actividad física que te lleve más de dos horas: puede ser hacer una ruta senderista, montar en bici o jugar al pádel. Los deportes de equipo también valen, siempre que encuentres la gente suficiente para echar la pachanga.

4.- Despierta tu generosidad. ¿Qué quiere decir esto? Sé el primero en ofrecerte para ayudar a amigos y familiares en tareas físicas como hacer una mudanza o pintar una casa. Te sentirás bien por ayudar a los demás y, a buen seguro, perderás kilos siempre que no termines la jornada “laboral” con unas cuantas cervezas.

5.- Practica mucho sexo. Sí, ya sé que esto no depende de uno solo. Si tienes pareja, trata de convencerla de los beneficios para la salud de este deporte, que los tiene, y así aumentar la frecuencia semanal. Si, por el contrario, navegas solitariamente en este mundo, aplícate. Ya tienes dos motivos para encontrar novia/o rollo: el sexo en sí y las calorías que vas a perder practicándolo. Bueno, vale, y el amor, el cariño, bla, bla, bla…

Sólo necesitas hacer una combinación de todos o algunos de estos consejos y en menos de dos meses la palabra sílfide entrará en tu vocabulario. Si lo consigues, escríbenos para informarnos. Nos sentiremos orgullosos.

– ¿Por qué debemos correr? Los beneficios del running

– Alimentación y equipo para runners

– Diez consejos para mantenerse en forma

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido


Si te gusta, compártelo