Si te gusta, compártelo

Por LUIS MURILLO ARIAS  y DANIEL RIOBÓO  BUEZO 

Xavi Hernández pone fin a 17 años de carrera en el FC Barcelona para tomar rumbo a Catar. El futbolista con mejor palmarés del fútbol español con 23 títulos con su club y dos Eurocopas y un mundial con la selección española ha decidido cerrar su carrera en un país que ha hecho de su apuesta por el deporte su estrategia de posicionamiento a nivel mundial. Si bien el FC Barcelona le ofrecía una renovación hasta 2018, Xavi ha decidido probar suerte en el fútbol catarí para además formarse como entrenador y así ha firmado un contrato con el Al-Sadd para los dos próximos años, curiosamente el mismo club en el que jugó Raúl González antes de probar suerte en el Cosmos neoyorquino y hasta vivirá en la casa del ex jugador madridista en Doha.

Xavi pondrá rumbo a Catar al final de la presente temporada.
Xavi pondrá rumbo a Catar al final de la presente temporada.

La apuesta de Catar por el fútbol español

Los lazos entre el fútbol catarí y el FC Barcelona no comienzan por el fichaje de Xavi. Antes se produjo la firma del contrato de Qatar Airways con el Barcelona de 96 millones de euros por tres años por la publicidad en las camisetas del Barcelona, el museo y el Camp Nou. A las campañas de marketing se añade la apuesta por el talento deportivo que están importando. El país asiático está dejando de ser un destino exótico en lo deportivo para pasar a convertirse en El destino. En un momento en el que Europa pasa por una de las peores crisis económicas de la historia, cuyas consecuencias las sufre también el deporte, muy especialmente en España, el dinero de países ricos como Catar llama a la puerta de los deportistas y preparadores españoles. Supone una alternativa al sueño americano para los deportistas.

Los jeques quieren invertir su dinero en muchos negocios en nuestro país y, entre ellos, una de sus mayores obsesiones es el deporte. Por ejemplo, el jeque Al Thani, dueño del Málaga, pertenece a la familia real qatarí. No en vano, ya organizaron el Mundial de Atletismo Indoor en 2010 y también organizarán el de 2019. Además este mismo año han organizado el Mundial de Balonmano con un gran éxito deportivo consiguiendo el subcampeonato y, sin duda, su principal salto a la conquista del reconocimiento global será el Mundial de Fútbol en 2022. Ya se sabe, donde hay dinero hay organización. Vamos, que lo tienen claro, quieren evolucionar desde el punto de vista deportivo y para ello han ido a pescar en el país que más éxitos deportivos ha tenido en los últimos años: España.

Raúl no es un jugador más en el Al Sadd.
Raúl  ejerció de líder y casi de entrenador en los dos años que estuvo en el Al-Saad catarí.

La llegada de Xavial Al-Sadd, como la de Raúl, no supone sólo un retiro dorado para llenarse los bolsillos unos años más a costa de los petrodólares, sino que es un intercambio mutuo de conocimientos y recursos ya que allí se formará como entrenador para algún día quizá seguir los pasos de Guardiola dirigiendo al Barça. Es un caso similar al de Raúl, que eligió irse a Qatar después de visitar con el Schalke 04 la escuela de deportes de Doha Aspire. Cuando se decidió por el país asiático, pesó el proyecto que le proponían, el de, por un lado, jugar en el Al-Sadd y, por otro, trasmitir su experiencia, su carácter competitivo, su capacidad de sacrificio y su forma de entender los entrenamientos y el fútbol, no sólo a sus compañeros de equipo, sino también a más de 200 niños de entre 12 y 18 años de la escuela Aspire. De esta manera, los qataríes ganaban pues se preparan mejor para su Mundial y Raúl realizó su transición hacia su futura vida de entrenador empezando por el fútbol base. Raúl fue en Catar estrella, maestro y, a la vez, alumno y embajador. Un ejemplo que ahora quiere seguir su buen amigo Xavi Hernández que también será embajador del fútbol catarí hasta el mundial de 2022. 

Eso sí, antes de decidirse por esta oferta, Raúl, al igual que Xavi ahora, consultó a sus dos predecesores en esta aventura, sus grandes amigos Fernando Hierro y Pep Guardiola, que ya jugaron una temporada en la Qatar Stars League. El malagueño lo hizo en el Al Rayyan y el catalán en el Al-Alhi. De hecho, Guardiola sonó bastante para ser seleccionador de Qatar, aunque finalmente se decantó por el proyecto que le proponía el Bayern de Múnich. Otros jugadores, como el ex barcelonista Gabri y el vasco Fran Yeste también formaron parte de esta liga, un camino que posteriormente han seguido Alvaro Mejía, Pablo Hernández o ‘Chico’ Flores.

Valero Rivera, en una de sus últimas apariciones con la selección española.

El éxito de Valero Rivera en el mundial de balonmano de Catar 2015

Pero no sólo del fútbol español vive Catar. El ex seleccionado español de balonmano Valero Rivera, campeón del mundo en 2013, es el actual director técnico de la selección de Catar. en una aventura en la que también probó Jose Javier Hombrados. El que fuera capitán de la selección española y del Atlético de Madrid, fichó por el Al-Saad, la división de balonmano del equipo de Raúl y Xavi donde jugó la temporada 2013-2014 para después probar suerte en Alemania. La decisión de Catar de dejar su selección en manos de Rivera no pudo ser más exitosa ya que Catar se proclamó subcampeona del mundo en el mundial que organizaron en enero cediendo tan sólo en la final ante Francia. Eso si, la mayor parte del equipo catarí estaba compuesto por jugadores nacionalizados entre los que también figuraba otro español, el pivote Borja Vidal, con nacionalidad catarí tras jugar en el club local Al-Qiyada. Como dato curioso, antes de ser profesional del balonmano, Vidal fue jugador de baloncesto con una larga trayectoria en la ACB y el baloncesto italiano.

La apuesta de Catar por Valero Rivera fue casi redonda, sucbampeones del mundo.
La apuesta de Catar por Valero Rivera fue casi redonda, sucbampeones del mundo.

Los representantes del fútbol sala español en Catar

El fútbol sala catarí también se ha nutrido de profesionales españoles. El director técnico Juan A. Miguel García, Juanito, cumplió dos temporadas en la liga qatarí al frente del Al Rayyan. Fue fichado, no sólo para conseguir títulos, donde ganó varios, sino para construir una filosofía de trabajo al frente del club, que abarcara todos los equipos y todas las categorías y contribuyera a la extensión del futsal en ese país. Tras conseguirlo Juanito ha regresado a España para entrenar en Manacor. Lo primero que hizo Juanito fue llevarse a dos jugadores españoles que conocía bien de la Liga Nacional: el ex ala-pivot del Ríos Renovables Ribera de Navarra Carlos Corvo y el ex cierre del Benicarló Antonio Vadillo. No son los únicos jugadores españoles de la liga qatarí de fútbol-sala, sino que el que inició el camino fue Jordi Sánchez, que juega en el Al Army de Doha. A ellos se unieron después el andaluz Quique García como entrenador del Al Rayyan y el valenciano Eduardo García Belda, Miki, como seleccionador del equipo nacional de fútbol sala de Qatar a donde se fue acompañado de su preparador físico, Fernando Jovaní.

Los datos mostrados en estos tres deportes (fútbol, balonmano y fútbol-sala), de los que España ha sido campeón del mundo, hacen indicar que las autoridades deportivas cataríes tienen el deporte español en el más alto de los escalafones. No hay que olvidar que el canal de televisión Al Jazeera sigue fervientemente todo el deporte español, empezando por la Liga BBVA, cuyos derechos quiere adquirir. El dueño de este canal es el jeque Mohamed bin Hamad bin Khalifa Al Thani, propietario del Al-Sadd, presidente de la Federación de Fútbol de Qatar y  su principal impulsor en este país árabe, la nueva meca del deporte mundial.

-Catar, la nueva meca del deporte mundial

-Los magnates del fútbol europeo

-La responsabilidad de organizar un mundial de fútbol

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* indicates required

 

Si te gusta, compártelo