Por LUIS MURILLO ARIAS (@lmurilloarias) Perder un trabajo por tus ideas políticas es algo que indiscutiblemente nos remite a épocas lejanas de regímenes autoritarios. La reciente no contratación de Salva Ballesta como segundo entrenador del Celta de Vigo debido a sus intermitentes manifestaciones ideológicas en medios de comunicación ha vuelto a traer a la palestra el eterno debate sobre si los futbolistas deben o no expresar su tendencias políticas. A menudo se les critica por su falta de intelectualidad, no sólo por si no leen…
Continue Reading