Si te gusta, compártelo

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

2016 está a punto de expirar y, para no faltar a nuestra cita anual, queremos hacer un balance del año deportivo destacando los mejores momentos. Siempre es un ejercicio subjetivo elegir entre tantas gestas y logros por lo que principalmente nos hemos centrado en las disciplinas con más repercusión y en los grandes acontecimientos deportivos en un año olímpico así como en algunos éxitos individuales que merecen especial reconocimiento.

La inolvidable despedida de dos dioses olímpicos: Michael Phelps y Usain Bolt

Si en 2014 acogió el mundial de fútbol, Río de Janeiro ha vuelto a convertirse en 2016 en el epicentro del deporte mundial al albergar los primeros Juegos Olímpicos en Latinoamérica. Pese a algunos problemas de organización y al agitado clima político brasileño, las figuras del deporte rápidamente hicieron que concentráramos nuestra atención en la competición. En la cidade maravilhosa se despidieron dos grandes dioses olímpicos. Y lo hicieron a lo grande. Michael Phelps afrontó en Río sus cuartos JJOO tras haber anunciado su retirada tras Londres 2012 para volver a sorprendernos a todos al obtener cinco oros y una plata convirtiéndose además en el primer nadador con más de treinta años en ser campeón olímpico. Prácticamente invencible durante una década, el “tiburón de Baltimore” ha dejado atrás todos los logros individuales en los Juegos Olímpicos en número de medallas conseguidas con 28 preseas, 23 de ellas de oro. Con un hijo de unos meses y a punto de casarse, Phelps ha jurado que definitivamente ha colgado el bañador.

Usain Bolt también dijo adiós en Río a su inmaculada trayectoria olímpica. Y lo hizo consiguiendo algo hasta ahora no logrado jamás por un velocista; vencer en las tres pruebas de velocidad durante tres JJOO consecutivos. Es decir, en los 100, 200 y el relevo 4×100 metros. Tras haber logrado dos platas en el mundial de 2007, Bolt asombró al mundo con sus récords del mundo estratosféricos en Pekín 2008 (9,68 en 100 metros, 19, 31 en 200 y 37,10 con Jamaica en el 4×100), dos de ellas superadas al año siguiente en el mundial de Berlín 2009 (9,58 en 100) y (19,19 en 200). Desde entonces no ha podido superar sus propios récords al haber perdido su punta de velocidad terminal pero ha seguido cosechando éxitos en cada campeonato y así, en Londres 2012, volvió a superar a todos sus rivales y, en el relevo con Jamaica, consiguió una nueva plusmarca mundial con 36,84. Posteriormente Bolt ha tenido lesiones y problemas de espalda que le han impedido correr en reuniones regularmente reservándose para las grandes competiciones y para conseguir su objetivo final, el triplete olímpico en Río para igualar los nueve oros en atletismo de Carl Lewis y Lasse Viren. Bolt anunciaba tras Río que habían sido sus últimos Juegos Olímpicos  si bien su despedida del atletismo se producirá en el mundial de Londres del próximo verano.

Los otros triunfadores en Río 2016: Simon Biles y Katie Ledecky

Si bien Rio supuso el adiós de gigantes del olimpismo como Phelps y Bolt, también nos ha permitido comenzar a disfrutar de los deportistas que van a dominar los próximos años en sus respectivas disciplinas. Entre ellos, la gimnasta norteamericana Simone Biles fue la gran sensación de los Juegos Olímpicos asombrando a todos con cuatro oros (suelo, salto, general individual y por equipos) y un bronce con tan sólo 19 años. Su compatriota de la misma edad, Katie Ledecky, confirmó en Brasil que es la nadadora del momento al conseguir el oro en 200, 400, 800 y 4×200 metros libre y sumar una plata más. Tras ella, la húngara Katinka Hosszu subió tres veces a lo más alto del podio en las piscinas cariocas, las mismas que su compatriota Danuta Kozak con tres oros en piragüismo. Entre las mujeres, también brillaron en Río la nueva reina de la velocidad, la jamaicana Elaine Thompson, el británico Mo Farah, gran dominador del fondo atlético una vez más o su compatriota Kenny Jason con tres oros en ciclismo en pista.

Phelps (6), Ledecky (5) y Biles (5) fueron los deportistas que más medallas obtuvieron en Río 2016.
Phelps (6), Ledecky (5) y Biles (5) fueron los deportistas que más medallas obtuvieron en Río.

La Undécima Champions del Real Madrid y la primera Eurocopa de Portugal

Decir que el Real Madrid tiene un idilio con la máxima competición europea de clubes se va quedando corto. Su historia de amor con la antigua Copa de Europa fue tempranera y apasionada pero su posterior noviazgo con la Champions League, intermitente pero recurrente, es ya innegable. Tan sólo dos años después de conseguir la ansiada décima orejona, el club blanco consiguió en Milán un nuevo entorchado dejando al Atlético de Madrid de nuevo con la miel en los labios, esta vez en un final aún con más suspense con penaltis de por medio. Tras una temporada mediocre en las competiciones nacionales en donde el FC Barcelona volvió a triunfar consiguiendo liga y copa, el Real Madrid tuvo que encomendarse al sublime futbolista que con su volea prodigiosa en Glasgow le entregó la novena para, esta vez desde el banquillo, transformar una temporada que se vislumbraba mediocre en un nuevo éxito europeo. Zinedine Zidane se convirtió en Milan en el séptimo hombre en conquistar el título como entrenador tras haberlo hecho como jugador, un éxito que promete una carrera triunfal en la casa blanca.

2016 también ha sido año de Eurocopa y pese a que el campeón del mundo, Alemania y la selección local, Francia, partían como grandes favoritos, el torneo europeo de naciones volvió a deparar una de sus frecuentes sorpresas. Si bien selecciones sin historia como Islandia y Gales fueron los grandes animadores del torneo, finalmente fue Portugal quien, con un juego rocoso y una paciencia sin límites consiguió por fin su primer título continental haciendo olvidar su gatillazo como local en 2004 y sucediendo a la triunfal selección española como rey de Europa. El segundo gran éxito de la temporada de Cristiano Ronaldo la permitió meses después ser elegido como ganador de su cuarto balón de oro. Antes de dejar Europa, una mención especial para el modesto Leicester City que, de la mano del italiano Claudio Ranieri, convirtió el cuento de Cenicienta en realidad proclamándose heroico campeón de la Premier League. Cruzando el charco, la selección de Chile volvió a conseguir la Copa América, la segunda consecutiva, y de nuevo tras derrotar a Argentina en los penaltis, esta vez en Estados Unidos que acogió la edición del centenario. Tras la final Leo Messi anunció su renuncia a la selección para regresar unos meses después con la mirada puesta en el mundial de Rusia de 2018.

Lebron James consigue su sueño de ganar un anillo con Cleveland

Si en 2015 Golden State Warriors se había proclamado campeón de la NBA con un Stephen Curry estelar, en 2016 iban más allá superando el récord histórico de victorias en una temporada regular de los Bulls de Jordan alcanzando los 73 triunfos. Pero esto no significa que el título esté garantizado y así Cleveland Cavaliers fue capaz de superar la desventaja de campo en la final para imponerse en una de las mejores luchas por el título que se recuerdan. Tras sus dos anillos con Miami en 2012 y 2013, Lebron James conseguía por fin su ansiado campeonato con el equipo de su vida magníficamente secundado por Kyrie Irving y Kevin Love. EEUU también conseguiría revalidar su título olímpico en Río al derrotar a Serbia en una final descafeinada con la generación ÑBA logrando un bronce para España mientras en categoría femenina España conseguía su mayor éxito histórico, solo cediendo ante EEUU para conseguir la plata olímpica. Por último, en Europa, el CSKA de Moscú conseguía su séptimo título continental, algo que se le resistía desde 2008 mientras el Real Madrid de Pablo Laso se alzaba con la liga ACB y la Copa en una nueva gran temporada.

Andy Murray y Angelique Kerber, números uno del tenis

Tras estar los últimos diez años a la sombra de tres de los mejores tenistas de la historia: Roger Federer, Rafa Nadal y Novak Djokovic, el escocés Andy Murray ha conseguido por fin en 2016, a base de constancia y capacidad de superación, convertirse en el número uno del mundo. Si bien Djokovic conseguía vencer a Murray en las finales de Australia y Roland Garros alcanzando los 12 Grand Slams, en la hierba de Wimbledon se produjo un cambio de tendencia. Murray volvía a triunfar en su superficie favorita para poco después revalidar su título olímpico en Río de Janeiro y cerrar con la conquista del Masters un magnífico año que le ha permitido alcanzar por primera vez el número uno de la ATP. 2016 también será recordado como el año en el que Argentina conseguía por fin alzarse con su primera ensaladera de la Copa Davis tras derrotar a Croacia a domicilio bajo el liderazgo de un Martín del Potro que, recuperado por fin de sus lesiones, también consiguió la plata olímpica de Río. Mientras, en categoría femenina, la gran triunfadora del año ha sido la alemana Angelique Kerber, vencedora en Wimbledon y el Open de Estados Unidos mientras la española Garbiñe Muguruza lograba su primer grande al levantar la Copa de los Mosqueteros en París y la sorprendente puertorriqueña Mónica Puig se proclamaba campeona olímpica en Brasil. Por su parte Serena Williams perdía en las finales de Melbourne y París pero conquistaba en Wimbledon su vigésimo segundo Grand Slam igualando a Steffi Graf y ya sólo superada por Margaret Court (24) a quien, a sus 35 años, aún puede alcanzar para convertirse en la tenista con mejor palmarés de la historia.

Andy Murray y Angelique Kerber son los nuevos números uno del tenis mundial.
Andy Murray y Angelique Kerber son los nuevos números uno del tenis mundial.

El primer mundial de Nico Rosberg y el tercer título en Moto GP para Marc Márquez

La Fórmula 1 ha visto un año más como Mercedes era absolutamente superior al resto de escuderías pero esta vez Nico Rosberg decidió desafiar a Lewis Hamilton con cuatro triunfos consecutivos al comienzo del campeonato, una ventaja con la que el británico fue a remolque si bien llegó al último gran premio de la temporada en Abu Dhabi con opciones de conquistar su cuarto título. Pero, al igual que en los tres grandes premios anteriores, Rosberg mantuvo la cabeza fría y tuvo la calculadora presente para seguirle en el podio, conservar su ventaja y convertirse así en campeón del mundo  por tan sólo cinco puntos. Rosberg se convirtió en el segundo piloto de la historia en convertirse en campeón tras haberlo hecho su padre para, una semana después, sorprender al mundo con el anuncio de su retirada de la Fórmula 1 para dedicar más tiempo a su familia. Mientras en la categoría reina del motociclismo tras el polémico duelo entre Jorge Lorenzo y Valentino Rossi en la temporada anterior, Marc Márquez volvió a tener una Honda competitiva y demostró su madurez para completar una temporada muy regular con un solo abandono y, a sus 23 años, igualar al mallorquín con su tercer título de la máxima cilindrada.

Chris Froome, Vincenzo Nibali, y Nairo Quintana triunfan en las grandes vueltas de ciclismo

Tras su sufrido triunfo de 2015, el británico Chris Froome conquistaba en julio su tercer Tour de Francia con una superioridad incontestable sobre el resto de sus rivales, el francés Romain Bardet, segundo en París, y un Nairo Quintana que falló en la montaña y sólo pudo ser tercero. El colombiano decidió descansar para afrontar con fuerzas renovadas la Vuelta a España en donde se tomó revancha sobre el británico para conseguir su primera ronda española. Mientras, en el Giro de Italia, el italiano Vincenzo Nibali dio todo un ejemplo de sufrimiento agonístico y ciclismo ofensivo para descabalgar en la penúltima etapa al sorprendente holandés Steven Kruijswijk y al colombiano Esteban Chaves, dos nombres que van a dar mucho que hablar en los próximos años. Los otros grandes nombres de la temporada: el belga Greg Van Avermaet, inesperado campeón olímpico en Río, el suizo Fabian Cancellara que puso fin a su exitosa carrera con el oro en contrarreloj en Brasil y  el eslovaco Peter Sagan quién, por segundo año consecutivo, se proclamó campéon del mundo de ruta e incluso campeón de Europa, en una nueva competición estrenada esta temporada.

Los éxitos olímpicos de Mireia Belmonte, Ruth Beitia y Carolina Marín y lo mejor del deporte español

Además de los deportes más mediáticos, hay otros nombres destacados en 2016 en España con proyección mundial, especialmente en el deporte femenino español que está viviendo su edad de oro. Ruth Beitia completó su palmarés con el ansiado oro olímpico, un éxito que también coronó en bádminton a Carolina Marín y a Mireia Belmonte en los 200 mariposa. La cuarta campeona olímpica española en Brasil fue Maialen Chourraut en aguas bravas. Y es que el piragüismo volvió a traer grandes alegrías al medallero español con otros dos oros para Marcus Walz en K1 1000m y para Saúl Craviotto y Cristian Toro en K2 200m. El séptimo oro llegó en el tenis donde Rafa Nadal se desquitó en Río de una temporada aciaga para subir a lo más alto del podio junto a Marc López en dobles. Otros grandes triunfadores del deporte español en 2016 han sido el madrileño Javier Fernández, de nuevo campeón del mundo de patinaje artístico y el gallego Javier Gómez-Noya, ausente en Río por lesión pero campeón por sexta vez de la Copa del Mundo de triatlón, un hecho que le convierte por derecho propio en uno de los mejores deportistas españoles de la historia. Por último, una promesa hecha realidad, el velocista Bruno Hortelano, sorprendente campeón europeo de 200 metros y semifinalista olímpico.

España consiguió 17 medallas en los JJOO de Río (7 oros, 4 plantas y 6 bronces).
España consiguió 17 medallas en los JJOO de Río (7 oros, 4 plantas y 6 bronces).

¿Con qué momento deportivo, equipo o deportista del año os quedáis? Esperemos que 2017, nos vuelva a hacer disfrutar tanto del deporte como hemos podido hacerlo durante 2016.

-Camisetas de deporte divertidas y originales

-Lo mejor del deporte en 2015

-Lo mejor del deporte en 2014

-Las siete maravillas del deporte en 2013

¿Quieres recibir nuestros temas en tu email?

* dato requerido
Si te gusta, compártelo